Kuwait vive una elecciones tranquilas con afluencia de votantes y boicot opositor

Por Publimetro Colombia

Abu Dabi, 27 jul (EFE).- Kuwait eligió hoy un nuevo Consejo de la Nación (parlamento) en una tranquila jornada de votación, boicoteada por los opositores, que, según las autoridades, estuvo marcada por la afluencia de electores a los colegios pese al calor.

El ministro de Información, jeque Salmán al Sabah, destacó la “fuerte” concurrencia de votantes por la mañana a los colegios, tras una visita a un centro.

Al cierre de las urnas, varios miembros del equipo árabe internacional de observación, desplazado a Kuwait, elogiaron la “gran participación” en los comicios, sin ofrecer porcentajes, y subrayaron que ha superado todas las expectativas.

Uno de los miembros del equipo, Yehia Abdelhakim, dijo a la agencia de noticias oficial Kuna que “la participación intensa por parte de los ciudadanos, con altas temperaturas y en ayuno (por estar en mes sagrado musulmán de ramadán), demuestra que el votante tiene una gran conciencia y sentimiento de responsabilidad hacia su país”.

Unos 440.000 ciudadanos estaban llamados a sufragar en estas elecciones, a las que se han presentado 418 candidatos, ocho de ellos mujeres, para renovar el Consejo de la Nación, que cuenta con 50 escaños.

Una de las aspirantes, Riam al Yaloui, señaló en la red social Twitter que el objetivo de los comicios es “el desarrollo, la estabilidad y la participación de los jóvenes”, en la vida política.

Tras una ronda por varios colegios, el viceprimer ministro y titular del Interior, jeque Ahmad Hamud al Yaber al Sabah, hizo hincapié en la buena organización de las elecciones.

La oposición boicoteó la votación, en protesta contra la ley electoral, enmendada por el emir, jeque Sabah al Ahmad al Sabah, el año pasado, al creer que perjudica a sus candidatos.

El opositor Faisal al Muslim, exdiputado islamista, aseguró hoy en varios mensajes en Twitter que “la mayoría del pueblo ha boicoteado las elecciones de julio de 2013, renovando así su rechazo a la autocracia y su falta de reconocimiento a un Parlamento no efectivo”.

Al Muslim destacó que “ya es momento de que haya una reconciliación con el pueblo”.

Esta es la segunda vez que Kuwait ha celebrado comicios legislativos en menos de un año.

La oposición no ha tomado parte, al igual que hizo en los de diciembre de 2012, porque está en contra de la ley electoral, modificada por el emir el año pasado y que estipula que cada ciudadano vote por un solo candidato y no por cuatro, como se hacía antiguamente.

Los opositores consideran que esto les perjudica porque al tener que elegir un solo aspirante los electores votan en función de criterios familiares y de pertenencia a tribus.

En las elecciones del pasado 1 de diciembre, los candidatos chiíes (rama del islam que profesa un 30 por ciento de la población kuwaití se hicieron con un tercio de los escaños.

La formación Tribuna Democrática Kuwaití, principal agrupación opositora, expresó recientemente “su rechazo total” a concurrir a los comicios en protesta por la ley electoral, que calificó de “defectuosa” al reducir el número de aspirantes elegidos por cada votante.

Además, la coalición denunció la “propagación descarada” del fenómeno de compra de votos.

Las elecciones de hoy se han desarrollado después de que el Tribunal Constitucional ordenara el pasado 16 de junio la disolución del Consejo de la Nación, al considerar contraria a la Carta Magna la formación de la Comisión Electoral que supervisó la votación de diciembre.

Según la corte, esta comisión no había sido aprobada por el Parlamento, al contrario de lo que establece la Constitución.

Sin embargo, el alto tribunal dio su visto bueno a la ley electoral -enmendada por el emir en octubre pasado-, que motivó el boicot opositor de las pasadas elecciones.

El pasado día 24, el tribunal rechazó un último intento de anular los comicios de mañana, tras un recurso del abogado Adel Abdul Hadi, que alegó que el Gobierno no tiene derecho constitucional para convocar elecciones, porque entre sus miembros no hay ningún diputado, como estipula la Carta Magna, tras la disolución del Parlamento.

Las desavenencias en el Consejo de la Nación y las crisis gubernamentales son una constante en este rico emirato petrolero del Golfo, que, además, ha sido escenario en el último año de protestas antigubernamentales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo