La ONU pide que se juzgue a Mursi de forma justa y "transparente"

Por Publimetro Colombia

Ginebra, 26 jul (EFE).- La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, pidió hoy que el proceso al depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi sea “transparente”.

Desde que Mursi fue detenido, Pillay había solicitado a las actuales autoridades egipcias que lo liberaran o lo acusaran formalmente de algún cargo para poder ser juzgado conforme a las normas internacionales.

Hoy se supo que la justicia egipcia ordenó prisión preventiva durante quince días para Mursi por supuestamente contactar con el grupo palestino Hamás para perpetrar “acciones enemigas contra el país” y el asalto a una cárcel.

Tras conocer la noticia, el portavoz de Pillay, Rupert Colville, reiteró que la Alta Comisionada pedía su liberación o un juicio justo y “transparente”.

“Recordamos que las autoridades tienen la obligación de respetar el derecho de todo ciudadano a manifestarse pacíficamente, sea cual sea su afiliación política”, afirmó Colville.

El portavoz solicitó a las fuerzas de seguridad que no apliquen un uso excesivo de la fuerza, y que respeten en todo momento los derechos fundamentales de los manifestantes.

El Cairo, 26 jul (EFE).- La organización Amnistía Internacional (AI) instó a las fuerzas del orden egipcias a permanecer imparciales y a proteger a todos los ciudadanos, con motivo de las protestas convocadas para hoy por partidarios y detractores del depuesto presidente Mohamed Mursi.

En un comunicado, AI, con sede en Londres, subrayó que los efectivos gubernamentales “han de esforzarse más por proteger a los manifestantes frente a los ataques, y abstenerse de hacer uso excesivo de la fuerza contra concentraciones pacíficas”.

Según los datos de los que dispone la organización, más de 180 personas han muerto en enfrentamientos violentos u otros actos de violencia desde el 30 de junio, cuando se organizaron manifestaciones multitudinarias para pedir el derrocamiento de Mursi.

La directora adjunta de AI para Oriente Medio y Norte de África, Hassiba Hadj Sahraoui, destacó en la nota que “en reiteradas ocasiones, las fuerzas de seguridad no han protegido a manifestantes, viandantes y vecinos de ataques de agresores armados, ni han intervenido de manera efectiva para poner fin a enfrentamientos violentos entre grupos rivales”.

“Si continúa la falta de la debida actuación policial frente a las protestas callejeras de grupos rivales, habrá más derramamiento de sangre aún y se intensificarán todavía más los abusos contra los derechos humanos”, subrayó Sahraoui.

Anteayer, el jefe del Ejército instó a los ciudadanos a manifestarse este viernes para respaldar a las fuerzas armadas y la policía en una “probable lucha contra la violencia y el terrorismo”, en una convocatoria respaldada por el grupo “Tamarrud” (rebelión), que organizó las protestas anti Mursi el pasado día 30.

Por su parte, los simpatizantes de Mursi tienen intención de celebrar hoy varias protestas para expresar su apoyo al depuesto mandatario.

Para AI, el llamamiento de Al Sisi hace temer que las fuerzas del orden se estén preparando para hacer uso de la fuerza contra las manifestaciones de los partidarios de Morsi.

El grupo recordó que el pasado 8 de julio un total 51 manifestantes favorables a Morsi fallecieron en las inmediaciones del Club de la Guardia Republicana en El Cairo, como consecuencia del uso excesivo y desproporcionado de la fuerza por parte de los efectivos del orden.

AI insistió en que en los últimos días ha documentado el uso repetido de armas de fuego, tanto por parte de detractores de Mursi como por partidarios, sobre todo en la capital y en Mansura, en el delta del Nilo.

Ginebra, 26 jul (EFE).- El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se mostró hoy preocupado por la detención en las últimas semanas de 85 refugiados sirios en Egipto en medio de un creciente sentimiento antisirio.

“Estamos preocupados porque el personal de seguridad y los militares egipcios han estado deteniendo y arrestando de forma arbitraria a un cada vez mayor número de sirios, incluidos menores y personas registradas por ACNUR como refugiados en el país”, expresó en rueda de prensa la portavoz de la agencia humanitaria, Melissa Fleming.

“ACNUR ha pedido a las autoridades, sin obtener respuesta, acceso a los 85 detenidos y garantías de que no han sido deportados a Siria, y ha insistido en que los presos deben ser sometidos a un proceso judicial justo en Egipto”, manifestó Fleming.

La portavoz aclaró que saben que algunos han sido detenidos en relación a su participación en las protestas violentas de julio, pero no conocen con exactitud los cargos presentados contra el resto o si pudiese haber más detenidos.

El sentimiento antisirio comenzó tras las alegaciones aparecidas en medios de comunicación sobre la participación de sirios en las manifestaciones violentas a favor del destituido presidente Mohamed Morsi.

“Ha habido numerosos informes con connotaciones xenofóbicas y ataques verbales contra sirios, incluyendo declaraciones inquietantes a través de determinados medios de comunicación”, añadió Fleming.

Fleming remarcó que desde el comienzo del conflicto sirio, Egipto fue muy hospitalario con los refugiados y ofrecía visados sin restricciones, permisos de residencia y acceso pleno a los servicios públicos, por lo que muchos de ellos ni siquiera sintieron la urgencia de renovar estos documentos.

“Ahora, cada vez más sirios están expresando su miedo a ser detenidos si circulan públicamente”, señaló Fleming, quien añadió que Egipto acoge actualmente a unos 300.000 refugiados, de lo que 80.000 están registrados por el ACNUR y 28.800 han pedido cita para hacerlo en las próximas semanas.

Además de este ambiente de xenofobia, la portavoz recalcó que también encuentran inquietante los cambios introducidos recientemente en los requerimientos para permitir el acceso a los sirios.

El pasado 8 de julio, el nuevo gobierno egipcio cambió la ley respecto a la entrada al país de ciudadanos sirios, y estableció que a partir de ese momento todos los nacionales sirios necesitaban un visado y un documento que certificara que no suponen un peligro para la seguridad nacional.

Al tiempo, dos aviones repletos de ciudadanos sirios fueron devueltos a sus lugares de origen, uno a Latakia y otro a Damasco.

“Unos 476 sirios han sido deportados o se les ha negado el acceso desde que entraron en vigor estas medidas. Urgimos a Egipto a permitir a las mujeres, los niños y las personas mayores a acceder al país sin restricciones de visado”, afirmó Fleming.

En este sentido, pidió al Gobierno egipcio que asegurara que cualquier medida de precaución tomada a la vista de la actual situación de seguridad en el país “no infrinja los derechos fundamentales y las responsabilidades de los países de proporcionar asilo y protección a los refugiados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo