Los dos dirigentes opositores tunecinos fueron asesinados con el mismo arma

Por Publimetro Colombia

Argel, 26 jul (EFE).- El ministro tunecino de Interior, Lutfi ben Yedu, aseguró hoy que el diputado opositor Mohamed al Brahmi fue asesinado ayer con el mismo arma con la que fue abatido el dirigente político Chukri Bel Aid el pasado 6 de febrero.

Así lo aseguró el ministro en la primera rueda de prensa que ofrece tras la muerte del diputado Al Brahimi, que ha desatado una oleada de reacciones por parte de los partidos de la oposición y la sociedad civil contra la violencia y el Ejecutivo.

Según el ministerio, el arma del delito es una semiautomática de nueve milímetros.

Ben Yedu mostró en una comparecencia televisada las imágenes de ocho sospechosos, entre ellos uno identificado como Bubaker al Hakim, al que calificó como “salafí extremista takfirí (que considera infieles a quienes no siguen sus enseñanzas)” y al que señaló como el principal sospechoso

Sobre al Hakim agregó que tiene antecedentes por la introducción ilegal de armas en territorio tunecino.

Ben Yedu también indicó que algunos de los sospechosos tienen vínculos con el grupo extremista salafí Ansar al Sharia y podrían estar relacionados con la muerte de Bel Aid.

El responsable recordó que hasta la fecha hay 14 personas sospechosas de estar relacionadas con la muerte de Chukri Bel Aid, cuatro de las cuales se encuentran detenidas.

Tanto Bel Aid como Al Brahmi fueron asesinados frente a sus respectivas viviendas por desconocidos montados en motocicletas.

La Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT), el principal sindicato del país, convocó ayer una huelga general para hoy en todo el territorio nacional para condenar “el terrorismo y la violencia” en respuesta a la muerte de Al Brahmi, cuyo entierro se espera para mañana.

Bruselas, 26 jul (EFE).- La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, lamenta el asesinato del diputado opositor tunecino Mohamed Al Brahmi, que considera un “ataque” a la democracia de Túnez, según un comunicado recogido hoy en la página web del Consejo de la Unión.

“Condeno con la mayor firmeza el asesinato en Túnez del diputado de la oposición Mohamed Al Brahmi”, indicó la alta representante comunitaria en un comunicado, en el que además presentó sus condolencias a la familia y amigos de la víctima, así como a los militantes y miembros de su partido.

Ashton pidió a la autoridades tunecinas esclarecer este crimen y llevar lo antes posible a los culpables ante la Justicia, y recordó que los responsables del asesinato del líder de izquierda Chukri Belaid en febrero pasado todavía no han sido detenidos y juzgados.

Brahmi recibió ayer once balazos frente a su casa, situada en un barrio de Túnez, en la provincia de Ariana, informaron fuentes políticas.

“Estos asesinatos políticos representan ataques de enemigos de la democracia contra la república, el pueblo tunecino y los valores de la revolución del 14 de enero de 2011”, enfatizó Ashton.

La alta representante europea se mostró convencida de que la rápida conclusión de la redacción de la nueva Constitución del país y la organización de las próximas elecciones generales son “la mejor respuesta a estos cobardes atentados”.

Además, subrayó que corresponde ahora a los partidos de la mayoría y de la oposición, así como a los representantes de la sociedad tunecina vinculados a los valores democráticos, “lograr los compromisos necesarios en un espíritu de consenso, tolerancia y respeto mutuo”.

“La UE hace un llamamiento a todos los actores políticos, económicos y sociales, así como a los militantes de la sociedad civil relacionados con el proceso democrático, para que apoyen una respuesta ciudadana y pacífica” a este asesinato, concluyó Ashton.

El asesinato de Al Brahmi ha despertado la indignación de toda la clase política y el temor al deterioro de la delicada situación en el país, inmerso en una transición desde la caída del dictador Zin el Abidin Ben Ali el 14 de enero de 2011.

El presidente del Parlamento, Mustafa Ben Yafar, calificó la muerte de Al Brahmi, que coincide con el 56 aniversario del Día de la República, como un suceso “trágico que ha herido a Túnez en una etapa difícil” y tras el que se esconden “criminales que odian a Túnez”.

Tanto el primer ministro, Ali Laridi, del movimiento Al Nahda, como el presidente, Monsef Marzuki, prometieron una rápida actuación de la Justicia para detener a los asesinos de Al Brahmi y llamaron a los tunecinos a la contención y a la unidad.

Berlín, 26 jul (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, condenó hoy el “cobarde atentado” que ha acabado con la vida del diputado opositor tunecino Mohamed Al Brahmi y pidió a las autoridades que no permitan que este hecho ponga en peligro el proceso de democratización del país.

En un comunicado emitido por la Cancillería, Merkel reclamó una rápida actuación de la justicia y apeló a la prudencia de todas las partes.

A su juicio, Túnez ha recorrido importante etapas en su camino hacia la democracia y ello ha sido posible por la “madurez política y el compromiso de todas las partes”.

“No se puede permitir que actos políticos de violencia cobarde pongan en peligro el camino del pueblo tunecino hacia la democracia”, insistió.

Poco antes su ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, había emitido otro comunicado para exigir que se esclarezca el asesinato de Al Brahmi “lo más rápido posible” y llamar al entendimiento entre todas las fuerzas políticas en el país africano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo