Cartes firma un acuerdo con los opositores en vísperas de la nueva Legislatura

Por Publimetro Colombia

Asunción, 29 jun (EFE).- El Partido Colorado, del presidente electo paraguayo, Horacio Cartes, suscribió hoy un amplio acuerdo con cuatro fuerzas opositoras que busca garantizar la gobernabilidad del país en vísperas del inicio de una nueva legislatura.

Cartes presidió la firma del acuerdo entre la Asociación Nacional Republicana (ANR o Partido Colorado), el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), la Unión Nacional de Ciudadanos Eticos (Unace), la agrupación de izquierdas Avanza País y el Partido Encuentro Nacional (PEN).

No se sumó al pacto el izquierdista Frente Guasú que lidera el expresidente Fernando Lugo, aunque también había entablado conversaciones con Cartes, quien hoy dijo que seguirá “hablando” con esa formación para incorporarla.

“Seguimos y seguiremos hablando, yo quisiera que todos participemos (…) Si no se da, no se da, pero no va a ser por falta de esfuerzos”, aseveró a la prensa, según un comunicado de su partido.

El futuro presidente, quien tomará posesión el 15 de agosto, dijo en su discurso durante la firma en el Parlamento que los “acuerdos programáticos” alcanzados, son “una clara muestra de madurez que ofrece hoy la clase política del Paraguay”.

“La patria debe estar siempre en primer lugar, y en ese marco, la guerra a la pobreza será la prioridad. Debemos superar los desencuentros que sólo han generado inestabilidad y atraso e iniciar una etapa de concordia y entendimiento”, propuso.

Recién llegado de un viaje a Madrid y Bruselas, Cartes dijo haber comprobado que “el mundo ve hoy al Paraguay como un país de oportunidades” y que está en manos de sus dirigentes instaurar “la seriedad y las garantías” del Estado de Derecho.

“Un Paraguay bien gobernado, con las enormes potencialidades con que cuenta, asegura destinos de prosperidad y grandeza” para “todos los paraguayos”, declaró, para reiterar su compromiso con “una administración transparente, honrada y eficiente”.

La ANR consiguió en las elecciones del pasado 21 de abril la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y la simple en el Senado.

Los legisladores electos juran mañana sus cargos y el lunes próximo celebran su primera sesión, con un informe de gestión del presidente saliente, Federico Franco.

Cartes ya había anunciado que el acuerdo que forjaba con las otras fuerzas políticas no pretendía ser un “pacto de impunidad”, y en particular para tapar supuestas irregularidades cometidas por el Gobierno de Franco, del PLRA.

En nombre del PLRA, segundo gran partido tradicional de Paraguay, su presidente, Aníbal Franco, calificó el acuerdo de “histórico” y garantizó a Cartes que su grupo “le va a prestar las herramientas necesarias” para que su gestión.

El Partido Liberal apoyará “políticas de beneficios para todos los ciudadanos, y en especial para los más necesitados”, afirmó Franco, pero también advirtió de que estará “vigilante” y “será el contrapeso a cualquier tipo de exageración o exabrupto” por parte del Gobierno.

El senador Adolfo Ferreiro, de Avanza País -una escisión del FG de Lugo, minoritaria- porfió que el pacto permitirá completar la transición de Paraguay a una auténtica democracia, y reclamó que se aclare el destino de los desaparecidos durante la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-89) o la matanza de Curuguaty, que en junio de 2012 desencadenó la destitución de Lugo como presidente.

También demandó “mayor equidad” en la distribución de la riqueza que genera Paraguay, alertando que el país duplicará su población y tendrá 12 millones de habitantes dentro de 20 ó 25 años y, de seguir por el mismo camino, dejará a la mitad “en la miseria y el abandono”.

El representante del Unace, el senador electo Jorge Oviedo Matto, abogó por que el acuerdo suscrito dure los cinco años de legislatura y “no sea una firma fría en un papel” que, tras el correspondiente reparto de cargos, derive en las tradicionales disputas.

Matto pidió a Cartes que sea el “buen administrador” que Paraguay precisa y valoró que la ANR haya impulsado “un acuerdo amplio, incluyente” cuando contaba con mayoría en las dos cámaras.

“Este momento me parece histórico, me hace recordar a la situación ocurrida en otros países como el Pacto de la Moncloa, por ejemplo, en España, donde se unieron varias fuerzas después de momentos muy difíciles”, comparó el único diputado electo del PEN, Hugo Rubín.

Rubín apreció “la grandeza de los dos partidos tradicionales del país” que refleja el pacto conseguido.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo