Serbia califica de histórica la decisión de la UE de negociar su adhesión

Por Publimetro Colombia

Belgrado, 28 jun (EFE).- El primer ministro serbio, Ivica Dacic, declaró hoy que la decisión de los líderes de la Unión Europea (UE) de abrir negociaciones de adhesión con Serbia, como muy tarde en enero, es histórica para su país, aunque lamentó que la fecha no se haya podido adelantar.

“Es un día histórico para Serbia porque hoy han comenzado oficialmente las negociaciones”, declaró Dacic hoy en Krusevac ante una sesión del Gobierno que se celebrará hoy en esta ciudad serbia.

“No estamos demasiado satisfechos con el plazo (de enero) porque consideramos que también podía ser antes, pero por exigencia de Alemania fue definido así”, indicó el primer ministro.

Serbia aspiraba a abrir las negociaciones de ingreso ya en octubre, o como más tarde antes del fin de año, y para ello tenía el apoyo de una mayoría de Estados miembros de la UE, pero no de Alemania, que insistió en retrasar esa fecha.

Dacic recalcó que no habrá condiciones adicionales para Serbia, y que la decisión de la UE “es definitiva”.

El ministro de Exteriores serbio, Ivan Mrkic, declaró que la decisión de la UE “es una plena confirmación de que Serbia lleva una política responsable” y que las autoridades llevan a su pueblo “hacia unos tiempos más seguros y de prosperidad”.

Serbia, cuando ingrese en la UE, “se convertirá en uno de los países más atractivos de esta parte de Europa”, valoró Mrkic.

Los líderes de la UE confirmaron hoy que abrirán negociaciones de adhesión con Serbia, como muy tarde en enero de 2014, un paso que reconoce las reformas de Belgrado y sobre todo el acuerdo para normalizar sus relaciones con Kosovo.

El acuerdo con su antigua provincia fue logrado el pasado abril tras medio año de difíciles negociaciones bajo el auspicio y las presiones de la UE, y se centra ante todo en la autonomía para los serbios que viven en Kosovo.

Serbia no reconoce la independencia proclamada por la mayoría albanokosovar en 2008, y que fue apoyada por la mayoría de los socios comunitarios.

Bruselas, 28 jun (EFE).- Los líderes de la Unión Europea (UE) confirmaron hoy que abrirán negociaciones de adhesión con Serbia como muy tarde en enero de 2014, un paso que reconoce las reformas de Belgrado y, sobre todo, el acuerdo para normalizar sus relaciones con Kosovo.

“Hoy el Consejo Europeo ha decidido abrir las negociaciones de adhesión con Serbia”, indicó su presidente, Herman Van Rompuy.

Según el documento aprobado por los jefes de Estado y de Gobierno, la primera ronda del diálogo deberá celebrarse “a más tardar en enero de 2014”, aunque el Consejo Europeo deberá confirmar antes el mandato de negociación con el que contará la Comisión Europea (CE).

Finalmente, los líderes eliminaron la fecha de diciembre que figuraba en el borrador de conclusiones para esa aprobación del mandato, lo que abre la puerta a una ligera aceleración del proceso.

Según dijo hoy a Efe un portavoz del Ejecutivo comunitario, la primera reunión con Belgrado podría celebrarse inmediatamente después de la luz verde definitiva de los Veintisiete, antes del final del año.

La CE y una mayoría de Estados miembros abogaban por iniciar las conversaciones ya este mismo otoño, pero varios países -principalmente Alemania- insistieron en retrasar esa fecha.

El paso, que coincide con la bienvenida de Croacia al club comunitario, busca reconocer los esfuerzos del Gobierno serbio durante los últimos meses.

Serbia obtuvo en febrero de 2012 el estatus de país candidato a la adhesión, pero para abrir las negociaciones la UE le exigía entre otras cosas normalizar sus relaciones con Kosovo.

Ese paso llegó con el acuerdo cerrado con su exprovincia el pasado abril, en el que se resolvieron los puntos más tensos de su frágil relación, entre ellos la autonomía para los serbios del norte de Kosovo a cambio del desmantelamiento de las estructuras de poder paralelas que la comunidad ha mantenido desde la independencia kosovar en 2008.

De visita en Bruselas, el primer ministro serbio, Ivica Dacic, confió el miércoles en que las negociaciones puedan iniciarse cuanto antes y dijo esperar que la adhesión pueda completarse “en cuatro o cinco años”.

“Nuestro objetivo es no perder más tiempo”, dijo Dacic, que subrayó que Serbia ha pasado demasiados años “aislada y lejos de la familia europea”.

Serbia se sumará así a Turquía, Islandia y Montenegro como países que tienen abierta la negociación para el ingreso en la UE, un proceso que ya ha completado Croacia, a quien hoy el resto de socios dieron la bienvenida y que será miembro de pleno derecho a partir de la medianoche del domingo.

En paralelo al progreso de Serbia hacia la UE, Kosovo podrá abrir negociaciones con los Veintisiete para sellar un acuerdo de asociación y estabilización, considerado tradicionalmente un paso previo al proceso de ingreso en el bloque.

La decisión, pactada el martes por los Veintisiete, se ratificará hoy a través de un procedimiento escrito.

El acuerdo que negociarán Kosovo y la UE será una versión reducida de otros convenios de este tipo y sólo incluirá “competencias comunitarias”, con lo que no tendrá que ser ratificado por los Estados miembros.

La fórmula responde a las peticiones de los cinco socios que no reconocen la independencia kosovar -España, Grecia, Chipre, Eslovaquia y Rumanía-, que evitarán así tener que llevar el eventual pacto a sus parlamentos nacionales.

España dio su luz verde a la negociación tras asegurarse con el resto de socios de que el proceso no supone un reconocimiento implícito de Kosovo y que éste sólo tratará competencias europeas, explicó el martes el secretario de Estado de España para la UE, Íñigo Méndez de Vigo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo