La estremecedora carta de suicidio de un soldado de Irak

Estrés postraumático. Daniel Somers, veterano de Irak, no pudo con el peso de sus crímenes de guerra y se quitó la vida.

Por Publimetro Colombia

Puede que seguir una carrera militar sea el sueño de muchos que quieren servir a la patria, pero cuando se debe ir a la guerra y cometer crímenes contra otros seres humanos la cosa cambia.
 
Así lo confirma la historia del ex combatiente de la guerra de Irak, Daniel Somers, quien en una escalofriante carta de despedida explica que fue obligado a cometer acciones brutales, de las cuales nunca pudo recuperarse. Se suicidó el 10 de junio pasado.
 
“La verdad es la siguiente: durante mi primer despliegue, me obligaron a participar en acciones que son difíciles de describir. Crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad…y aunque no participé voluntariamente, e hice todo lo que estaba en mis manos para poner fin a esas acciones, hay cosas de las que una persona no puede recuperarse”, relata la misiva lúgubre.
 
En el texto agrega que “sería un sicópata si quisiera seguir vivo después de haber participado en aquello. Mi cuerpo se ha convertido en una jaula, una fuente de dolor y de problemas constantes. La enfermedad que tengo me ha causado un dolor que ni siquiera los medicamentos más fuertes podrían aliviar, y no tiene cura”.
 
“Yo sé cómo matar. Fue rápido y sin sufrimiento. Ya no estoy deprimido, asustado o preocupado. No es un suicidio, sino una muerte misericordiosa.  Ahora soy libre, ya no siento más dolor”.
 
Análisis:
 
“Cualquier evento de esta naturaleza tiene un impacto emocional en la siquis de una persona que le va a provocar un desorden. Ver muertes, mutilaciones o incluso gente desplazada es un impacto. El soldado no está entrenado para matar, sino para cumplir una tarea en el contexto de una operación militar”. Comandante Christian Bolívar, profesor de la Academia de Guerra del Ejército de Chile.
 
Lea también
 
 
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo