La escisión de los excomunistas propicia la reelección de Elbegdorj en Mongolia

Por Publimetro Colombia

Pekín, 27 jun (EFE).- El presidente de Mongolia, Tsakhia Elbegdorj, se aseguró cuatro años más en el cargo al vencer en las elecciones presidenciales frente a una oposición excomunista dividida, según los datos anunciados hoy por la Comisión Electoral.

Elbegdorj, del Partido Demócrata de Mongolia (PDM) y jefe del Estado desde 2009, se impuso con el 50,2 por ciento de los votos a su principal contendiente, el campeón de lucha libre retirado Badmaanyambuu Bat-Erdene, del Partido del Pueblo Mongol (PPM, la formación que dirigió el país sin oposición entre 1921 y 1996).

Bat-Erdene, uno de los mejores exponentes del deporte nacional mongol en los 90, obtuvo el 41,9 por ciento de los sufragios, mientras que la tercera contendiente, Natsag Udval (Partido Revolucionario del Pueblo Mongol, PRPM), la primera mujer que aspiraba a la presidencia del país, obtuvo el 6,5 por ciento.

La participación en los comicios (votaron en torno al 65 por ciento de 1,85 millones de llamados a las urnas) fue 10 puntos más baja que en los de 2009, al parecer por el hecho de que los sondeos daban como casi seguro vencedor al actual presidente, según los observadores.

Un enfrentamiento verbal entre los dos partidos en liza enturbió los comicios celebrados ayer, ya que el PPM celebró una rueda de prensa en la que acusó al PDM de comprar votos en algunas zonas.

La Comisión Electoral, a su vez, declaró que el PPM había incurrido en ilegalidades al celebrar esa conferencia y con ello hacer propaganda electoral en plena votación.

En cualquier caso, los dos derrotados en las elecciones, sextas presidenciales que celebra el país desde el abandono del régimen comunista en 1990, felicitaron a Elbegdorj por su victoria, informó la agencia mongol Montsame.

El estrecho margen de la mayoría de Elbegdorj (aún menor que el logrado en 2009, cuando obtuvo el 51,85 de los votos) contrasta con la amplia ventaja de casi 9 puntos con su principal competidor, propiciada por la escisión de los excomunistas.

En 2009, el PDM derrotó al entonces aún no escindido PRPM por sólo 4 puntos de ventaja, pero en 2010 miembros de la formación excomunista abogaron por eliminar la palabra “revolucionario” del nombre del partido y otros pedían que se mantuviera, lo que unido a diferencias ideológicas tuvo como consecuencia la actual división.

El partido de Elbegdorj, experiodista de 50 años, también ganó las elecciones legislativas de 2012, aunque sin mayoría absoluta, por lo que gobierna en coalición.

Líder de las protestas que desde finales de 1989 contribuyeron a la caída del régimen comunista mongol, Elbegdorj es visto como firme candidato de la entrada de más capital extranjero en el país y convirtió la lucha contra la corrupción en una de sus prioridades durante los cuatro primeros años de mandato.

Su principal reto ahora será mantener el crecimiento económico del país, que en 2011 fue del 17 por ciento -la mayor subida mundial, aunque en 2012 se redujo al 12 por ciento y este año podría ser del 5,5 por cien- y combinarlo con una gestión adecuada de los recursos minerales, principal sustento de la economía del país.

Pese al espectacular crecimiento en los últimos años, alrededor de un tercio de la población vive aún por debajo del umbral internacional de la pobreza, según la ONU.

El país, que con sólo tres millones de personas es el de más baja densidad de población del mundo, busca también reducir su dependencia de los dos gigantes que le rodean, Rusia y China, tras décadas de ser un estado satélite de Moscú y unos últimos años con creciente presencia china en su sector minero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo