La Cruz Roja Internacional duda de una pronta solución política a la guerra en Siria

Por Publimetro Colombia

Ginebra, 27 jun (EFE).- El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) expresó hoy serias duda de que se encuentre pronto una salida política al conflicto en Siria, donde observa una grave tendencia a la “militarización” de lugares que el derecho internacional obliga a respetar, como hospitales, escuelas y centros de culto.

“Desde el inicio del conflicto fuimos muy conservadores en nuestra evaluación de que una solución política (en Siria) pudiese encontrarse pronto, y aunque lo esperamos, no tenemos la expectativa de que ocurra en algún momento cercano”, admitió el presidente del CICR, Peter Maurer, en una rueda de prensa.

Consideró que el segundo aplazamiento de la conferencia de paz para Siria, de julio a alguna fecha futura por definir, “es una indicación de que hay aspectos políticos en torno a la crisis en Siria que son particularmente difíciles”.

El CICR -una de las pocas organizaciones que trabaja dentro de Siria y aporta auxilio directamente a las víctimas en las áreas de conflicto- observa en las últimas semanas un “punto muerto” entre las partes en conflicto, con las fuerzas gubernamentales que toman ventaja sobre los rebeldes en algún lugar de Siria, mientras lo opuesto ocurre en otro.

“En los raros momentos en que parece haber un equilibrio de fuerzas surge una esperanza de que acepten negociar, pero esta esperanza desaparece cuando una u otra parte consigue un avance militar en una u otra ciudad”, explicó Maurer.

“Por eso, en el momento actual, no vemos de dónde podría venir fácilmente una solución política y esa es la razón por la que calculamos que el conflicto se prolongará”, confesó el máximo responsable del CICR.

Incluso si el conflicto concluyera mañana, las necesidades humanitarias en Siria -con 4,25 millones de desplazados internos y 1,6 millones de refugiados en los países vecinos- serían de largo plazo, según las previsiones de la organización.

Maurer también señaló que el conflicto ya no está localizado en o alrededor de algunas ciudades de Siria, sino que “se ha extendido a todo el país y no hay lugar que no esté afectado”.

Aseguró que las hostilidades “estallan aquí y allá, y a veces eso no se refleja en los medios (de comunicación)”.

La prensa internacional tiene un acceso muy restringido a Siria, especialmente a las zonas más afectadas por el conflicto.

De otra parte, Maurer denunció la militarización cada vez mayor de lugares que deben considerarse neutrales e intocables por los combatientes: hospitales, escuelas, iglesias, mezquitas y, en general, lugares de culto.

Dijo que en algunos contextos de conflicto en el mundo -como en Siria, Yemen, Somalia y Mali- se ha constatado que locales de ese tipo son utilizados para almacenar armamento, lo que los hace blanco de ataques militares.

Maurer presentó hoy el reporte de esta organización referente a 2012, cuando sus operaciones humanitarias en Afganistán, Irak, la República Democrática del Congo y las conjuntas efectuadas en Mali y Níger fueron las más importantes en términos financieros.

Sin embargo, este año la operación de Siria ha pasado a primer lugar, con un presupuesto individual que supera los 100 millones de dólares.

En términos de personal y por razones de seguridad, la operación del CICR en Siria -donde cuenta con un centenar de empleados, una veintena de ellos expatriados- no es la más importantes.

Para el suministro de ayuda en el país árabe, la organización se apoya en la red de voluntarios de la Media Luna Roja Árabe Siria, que ha pagado con la vida de una veintena de ellos su misión humanitaria en Siria desde que se inició el conflicto hace dos años.

En general, la falta de seguridad y de acceso a las víctimas ha sido un problema central que ha encontrado el CICR en su trabajo en distintas partes del mundo, comentó su presidente.

Beirut, 27 jun (EFE).- La ayuda internacional solo cubre el 20 por ciento de las necesidades de los refugiados sirios en el Líbano, que suponen “una carga muy pesada y una amenaza” para este país, dijo hoy el ministro libanés de Asuntos Exteriores, Adnan Mansur.

“La ayuda ofrecida por los países donantes y las organizaciones internacionales son insuficientes”, afirmó Mansur en una entrevista a la emisora de radio “La voz del Líbano”.

En su último informe, el Alto Comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR) apuntó que un total 553.600 sirios se han desplazado al Líbano desde el comienzo del conflicto en Siria en marzo de 2011.

Sin embargo, el ministro libanés elevó la cifra a más de 1,2 millones, que se encuentran repartidos en todo el país.

“El Líbano ha entrado en una etapa crítica a causa del problema que representan los refugiados sirios. Ayudarlos cuesta muy caro”, aseguró Mansur.

Pese a que las autoridades libanesas mantienen las fronteras abiertas para los desplazados que vienen de Siria, se niegan a establecer campos de refugiados en su territorio.

Se calcula que más de 100.000 sirios han sido acogidos en casas de libaneses, mientras que el resto se encuentran en tiendas de campaña improvisadas en cualquier lugar o en viviendas alquiladas que comparten entre varias familias.

El Cairo, 27 jun (EFE).- El Observatorio Sirio de Derechos Humanos alertó hoy del deterioro de la salud del destacado activista y abogado Jalil Matuk, a quien mantienen retenido las autoridades de Damasco desde octubre pasado.

Según este grupo, los pulmones de Matuk, de 54 años y uno de los mayores defensores de los presos de opinión en Siria, trabajan a menos del 60 % de su capacidad, por lo que necesita un seguimiento médico continuo.

El Observatorio hizo un llamamiento a la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, para que intervenga lo antes posible para que las autoridades sirias liberen de inmediato al activista.

Matuk fue detenido el pasado 2 de octubre cuando salía de su domicilio en Damasco por los servicios secretos sirios y está arrestado en una cárcel de este cuerpo de seguridad.

Poco después de su arresto, la alta representante de Política Exterior y de Seguridad de la UE, Catherine Ashton, instó al Gobierno de Damasco a que lo pusiera en libertad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo