Funes inicia el quinto año de su mandato con alta popularidad y cuestionamientos

Por Publimetro Colombia

San Salvador, 31 may (EFE).- El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, iniciará mañana el quinto y último año de su mandato con una alta popularidad, pero con críticas porque su Gobierno no ha podido atajar la violencia ni mejorar la situación económica.

Funes, primer gobernante de izquierda del país, presentará mañana ante la Asamblea Legislativa el informe de su cuarto año de gestión, mientras los salvadoreños están inmersos en una abierta campaña electoral a pesar de que los comicios presidenciales de 2014 ni siquiera han sido convocados, sino hasta el 23 de septiembre.

Tras 20 años de gobiernos de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Funes asumió el poder el 1 de junio de 2009, arropado por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la antigua guerrilla que se enfrentó al Ejército salvadoreño durante la guerra civil (1980-1992).

El gobernante llega a su último año de mandato con una aprobación de 6,87 puntos, en una escala de 0 a 10, según una encuesta divulgada el martes por el Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP) de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA), que coincide con otros sondeos publicados en los últimos meses.

Pero la misma encuesta del IUDOP señaló que, también en consonancia con otros estudios recientes, la mayoría de salvadoreños considera que Funes sigue sin solucionar los principales problemas de la población, que son la violencia y la crisis económica.

Según la consulta, el 45,8% de los salvadoreños dijo que la situación económica “ha empeorado” durante la gestión de Funes, un 25,6 % que “ha mejorado” y 28,5 % que “sigue igual”.

El 41,3% señaló que la delincuencia “ha aumentado”, un 34,9% que “ha disminuido” y un 23,8% que “sigue igual”, agregó el sondeo.

También indicó que el 72,6% de los salvadoreños consideró que la “tregua” que mantienen desde marzo de 2012 las pandillas Mara Salvatrucha y Mara 18, y en la que el Gobierno dice actuar como “facilitador”, poco o nada ha disminuido la violencia.

Funes proclama que la “tregua” ha bajado los homicidios en alrededor del 52 % desde 2012 y que ha permitido al Gobierno impulsar un “proceso de pacificación” en el país.

Sin embargo, ARENA, ahora el principal partido opositor, ha cuestionado el papel del Gobierno en el pacto entre pandillas, así como su gestión en economía y otras áreas.

El jefe de la fracción legislativa de ARENA, Donato Vaquerano, sostuvo ante periodistas que “este Gobierno del FMLN no ha cumplido (…) las metas que se propuso”, y que en vez de “negociar con pandilleros debe buscarlos y meterlos presos”.

“El mayor fracaso del Gobierno del FMLN” es que “no ha habido una política de seguridad seria”, aseveró otro diputado opositor, Orlando Cabrera.

Funes afirmó recientemente en su programa radial sabatino que en estos cuatro años de su Gobierno “el gran cambio revolucionario que se ha dado en este país” es “la forma de concebir y ejercer el poder público”, que ya no es “en forma autoritaria y excluyente”.

“El modelo económico que privilegia a algunos cuantos, y que pone el Estado al servicio de unos cuantos, es un modelo que ya se agotó”, y el Gobierno está ahora al servicio “de los menos favorecidos”, aseguró.

El vicepresidente del país y candidato del FMLN para las elecciones de 2014, Salvador Sánchez Cerén, destacó por su parte que “estos cuatro años han significado un cambio trascendental” para el país y que “la inversión social ha sido el tema determinante”.

Sánchez Cerén puntualizó a periodistas que “la lucha de este Gobierno ha sido romper los esquemas de enorme desigualdad” que han prevalecido en El Salvador.

Funes y Sánchez Cerén han destacado que la más reciente Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples, elaborada por el Ministerio de Economía, indicó que el total de hogares pobres salvadoreños disminuyó un 6,05 % el año pasado con relación a 2011.

La encuesta estatal también señaló que el número de personas en pobreza en El Salvador se redujo en cerca de 300.000 entre 2008 y 2012, es decir que de 2.838.965 bajó a 2.542.314.

El rector de la UCA, Andreu Oliva, declaró hoy a Efe que el de Funes “ha sido un Gobierno del cambio superficial, no un Gobierno que haya cambiado las estructuras del país”.

Oliva afirmó que el “mayor acierto” del Gobierno es atender “a toda esa población que hasta ahora había sido muy marginada” y que “quizás el mayor error (…) es no hacer una reforma fiscal completa”, que permita una verdadera transformación económica.

El presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales, Javier Simán, criticó en una entrevista con La Prensa Gráfica que la “economía está estancada por razones políticas” y que “hay demasiada ideología de por medio”, lo que “vuelve más difícil hacer negocio en El Salvador”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo