Los holandeses festejan en la calle a sus nuevos reyes

Por Publimetro Colombia

Amsterdam, 30 abr (EFE).- Miles de holandeses festejan hoy a sus nuevos reyes, Guillermo-Alejandro y Máxima, en las calles de la capital de los Países Bajos con canciones y vivas al nuevo jefe del estado y su esposa.

“Me toca ser rey en un período en que muchas personas están en una situación vulnerable, en su trabajo y sus ingresos”, dijo Guillermo-Alejandro durante su discurso de investidura, seguido por muchos de sus compatriotas a través de las grandes pantallas que el Ayuntamiento instaló en Amsterdam.

Mientras Guillermo-Alejandro, de 46 años, se dirigía a las instituciones nacionales y a sus invitados internacionales, los holandeses escucharon en silencio sus palabras, para acabar con gritos de “viva el rey” y “viva Holanda”, cuando concluyó.

“Es un momento especial, la nueva generación traerá modernidad a la monarquía y Máxima influirá desde la retaguardia la labor de su esposo”, dijeron a Efe Silvia y Richard, una pareja que se desplazó desde el este del país para la ocasión.

Respecto a la reina consorte, la argentina Máxima Zorreguieta, con quien contrajo matrimonio en la misma Nieuwe Kerk (Iglesia nueva) el 2 de febrero de 2002, el rey holandés señaló: “Máxima es consciente de los límites de su función, nos ha dado calidez y se ha convertido en holandesa entre los holandeses”.

La bonaerense, a punto de cumplir 42 años este mismo mes de mayo, ha sido plenamente aceptada por los holandeses, entre otras cualidades por la espontaneidad y simpatía que muestra, así como por haber aprendido a hablar el idioma neerlandés en menos de tres meses.

Olivia, una holandesa de 45 años completamente vestida de color naranja se declaró una “fan de la monarquía”, especialmente de Máxima, porque según ella “representa la interculturalidad” del país.

Para los más jóvenes, que como gran parte de los ciudadanos de a pie piensa que con Guillermo-Alejandro no cambiará sustancialmente la monarquía, lo importante es la fiesta que envuelve a los actos.

En esta jornada se celebró por última vez el día de la Reina, en homenaje a la ya princesa Beatriz, y a partir de 2014 se celebrará los 27 de abril, en la fecha del cumpleaños del nuevo monarca.

En las calles de Amsterdam sonaron también los ritmos caribeños de la mano de bandas de música procedentes de los territorio de ultramar holandeses: Aruba, Curaçao y Sint Maarten.

A los casi 17 millones de holandeses, Guillermo-Alejandro les recordó que su fuerza “reside en la unión, como familia, como ciudadanos”.

El rey más joven de Europa dijo a sus conciudadanos que “la monarquía tiene “capacidad de cambio y a la vez mantiene las tradiciones… Como rey quiero motivar a la gente a usar sus posibilidades activamente (…) quiero la unión de los holandeses, también en tiempos difíciles”.

Los festejos aún se prolongarán hasta la noche y concluirán con un paseo en barco de los reyes por el río Ij, organizado por el Ayuntamiento de Amsterdam, así como con el llamado “baile del rey”, un evento al que se espera que acudan entre 50.000 y 70.000 personas y que pondrá el cierre a dos días dedicados a los Orange.

La jornada matinal transcurrió con tranquilidad salvo por la detención de dos republicanos que se manifestaban con pancartas en la plaza Dam.

Hans Maessen, uno de los dos detenidos, calificó de “escandalosa” su detención, mientras que la portavoz de la policía de Amsterdam Ellie Lust, explicó que esos dos arrestos “resultaron ser una equivocación, por lo que ya hemos pedido disculpas”.

Las protestas individuales estaban permitidas en la plaza Dam, mientras que las masivas debían celebrarse en otros seis espacios de la ciudad, aunque solamente en uno de ellos ha habido concentraciones.

Por Elena Moreno y Maite Rodal

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo