Los sospechosos de los atentados en Boston actuaron solos y por motivos religiosos

Por Publimetro Colombia

Washington, 23 abr (EFE).- Los dos sospechosos de los atentados en Boston actuaron en solitario, por motivos religiosos y movidos por el rechazo a las guerras de EE.UU. en Irak y Afganistán, según datos de la investigación conocidos hoy y después de que el menor de los hermanos haya admitido que colocaron y detonaron las bombas.

Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años y el menor de los hermanos, permanece ingresado en el hospital Beth Israel de Boston y su estado ha mejorado de “grave” a “favorable”, según el último parte médico divulgado hoy.

El joven, intubado desde que ingresó en el hospital el pasado viernes tras ser detenido por la policía, ha comenzado a hablar, según la cadena ABC.

Se está comunicando desde el domingo con los investigadores federales por escrito y a través de gestos, ya que tiene lesiones en la cabeza, cuello, piernas y una mano producidas al parecer durante el tiroteo en el que falleció el viernes su hermano de 26 años, Tamerlan.

De acuerdo con fuentes oficiales citadas por The Boston Globe, ese mismo domingo Dzhokhar contó a los investigadores que él y su hermano colocaron y detonaron las dos bombas que explotaron durante el popular maratón de Boston el 15 de abril.

Las explosiones mataron a tres personas, entre ellas un niño de ocho años, y dejaron heridas a otras 282, según datos de la Comisión de Salud Pública de Boston publicados hoy.

Según el joven Dzhokhar, él y su hermano mataron también a un policía universitario la noche del jueves, tres días después de los atentados.

Dzhokhar confesó el domingo antes de que se le leyeran sus derechos básicos, conocidos como “Miranda rights” y que incluyen el de no hablar con la policía sin un abogado presente.

En estos dos días de entrevistas en el hospital los oficiales del Buró Federal de Investigaciones (FBI) también han concluido que los dos hermanos, de origen chechén, actuaron solos, que no tenían contactos con grupos terroristas nacionales o extranjeros y que perpetraron los atentados por motivos religiosos.

Varios conocidos de los hermanos Tsarnaev han contado a la prensa que Tamerlan había adoptado desde hace un tiempo una posición islamista extrema.

De hecho, Dzhokhar, acusado formalmente de cargos que incluyen el “uso de armas de destrucción masiva” y que podrían acarrearle la pena de muerte, ha dicho a las autoridades que fue su hermano mayor el promotor de los atentados.

Al parecer ambos se radicalizaron a sí mismos, sin intervención ajena, a través de sitios de internet y a raíz de su rechazo a la estrategia de EE.UU. en el mundo musulmán.

Funcionarios familiarizados con las entrevistas al joven indicaron a The Washington Post que Dzhokhar se ha referido específicamente a la guerra en Irak, de donde EE.UU. sacó sus últimas tropas en diciembre de 2011, y a la de Afganistán, donde los soldados estadounidenses permanecerán hasta finales de 2014.

Un análisis preliminar de los teléfonos celulares y los ordenadores de los dos sospechosos no ha aportado indicios de que tuvieran cómplices para perpetrar los atentados, según una fuente de la lucha antiterrorista citada por la cadena NBC.

Katherine Russell, la viuda de Tamerlan, cooperará con los investigadores, informaron hoy sus abogados en una rueda de prensa.

La joven, de 24 años y convertida al islam, no sabía nada de los planes de su marido y su cuñado, y se ha refugiado en casa de sus padres en Rhode Island, consternada por lo ocurrido.

La secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Janet Napolitano, afirmó hoy ante el Senado que las autoridades aprenderán las lecciones de los atentados.

“Aprenderemos lecciones de esto (…) Las aplicaremos y saldremos de esto aún más fuertes”, enfatizó Napolitano.

Washington, 23 abr (EFE).- El dueño del bote donde se escondía Dzhokhar Tsarnaev, sospechoso de ser coautor de los atentados de Boston, dijo hoy que no tuvo indicio alguno de que se fuera a encontrar con el joven de 19 años inmóvil en el suelo de la embarcación.

David Henneberry, residente de Watertown, explicó hoy en entrevista en exclusiva con la cadena local WCVB cómo tras el levantamiento del toque de queda en la localidad decidió bajar al patio de su casa para revisar su barco de recreo, que estaba cubierto con un plástico protector.

“Me dije: voy a salir a tomar el aire y poner los paneles (que se habían caído) sobre el bote”, explicó Henneberry.

“Las correas (de la cobertura del bote) estaban mucho más sueltas de lo normal, pero pensé que pudo ser el viento”, aseguró.

Henneberry aseguró que no vio indicación externa alguna de la posibilidad de que el sospechoso pudiera estar oculto en su bote, que se pasa el invierno en el patio trasero de su casa.

“No había indicación, lo que dice la gente no es verdad, no había sangre sobre el bote, fuera”, afirmó.

Henneberry puso una escalera sobre el bote, subió unos escalones, comenzó a retirar parte de la cubierta protectora y de repente vio en el interior “una importante cantidad de sangre”, entonces, cerca de la zona del motor, encontró un cuerpo.

“Estaba tendido allí al lado del bloque del motor y el suelo. No pude ver su cara, afortunadamente no pude ver su cara. No se movió”, recordó el dueño del bote.

Posteriormente, llamó a la policía, que estableció un perímetro de seguridad alrededor de su casa casi inmediatamente.

Henneberry dijo que no es más que un “héroe accidental” y que no quiere el dinero que la gente está recaudando para comprarle un nuevo bote, ya que acabó lleno de agujeros de bala, y prefiere que esas donaciones se destinen a las víctimas del atentado de la maratón.

“Yo he perdido solo un bote, pero hay gente que ha perdido piernas”, reflexionó.

Washington, 23 abr (EFE).- Testigos y datos de la investigación han aportado nuevos detalles de cómo los hermanos Tsarnaev se enfrentaron en la noche del jueves al viernes a la policía en 20 horas de persecución e intentaron escapar posiblemente a Nueva York.

Aunque persisten las lagunas, poco a poco las piezas de los acontecimientos que acabaron con la vida de Tamerlan Tsarnaev, de 26 años, y la detención de su hermano de 19 años comienzan a encajar.

A las 22.20 de la noche los hermanos Tsarnaev dispararon varias veces y a bocajarro, sin dar oportunidad de que bajara de su coche patrulla, a Sean Collier, agente de la policía del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge.

Según dijo hoy el exalto cargo del FBI John Miller en CBS, los investigadores barajan la hipótesis de que los hermanos, Tamerlan y Dzhokhar, quisieran hacerse con el arma del policía del MIT.

Alrededor de media hora después, al otro lado del río Charles, que divide Cambridge y Boston, uno de los hermanos encañonó a un ciudadano chino que estaba estacionado con su todoterreno (SUV) Mercedes, para secuestrarle con su vehículo.

Según documentos de las investigaciones consultados por la cadena local WCVB, el ciudadano chino dijo que uno de los hermanos le comunicó que era autor del atentado de la maratón de Boston y le aseguró que no le matarían porque no era estadounidense.

El chino fue obligado a conducir hasta un punto indeterminado donde, según su testimonio, el coche fue cargado con material, aparentemente la munición, armas y explosivos que fueron utilizados durante la huida.

Según la NBC, los dos hermanos comenzaron a hablar en ruso y el chino solo pudo entender que repetían la palabra “Manhattan”. Medios como el Boston Globe, creen que ambos tenían previsto viajar hacia Nueva York, donde no está claro si tenían planeado realizar nuevos ataques.

Los Tsarnaev pidieron dinero al ciudadano chino y le obligaron a entregarles su tarjeta de crédito y la contraseña para extraer unos 800 dólares en un cajero automático.

Hoy la policía reveló nuevas imágenes de cámaras de vigilancia que muestran a Dzhokhar, en un cajero automático la noche del jueves.

Según el testimonio del ciudadano chino secuestrado, el coche se estaba quedando sin gasolina, por lo que le obligaron a ir a una gasolinera entre Cambridge y Watertown, donde llenaron el tanque del Mercedes.

En ese punto, el ciudadano chino aprovechó que uno de los hermanos llenaba el depósito y el otro estaba pagando y comprando bebidas energéticas y chocolatinas para salir huyendo a otra gasolinera al otro lado de la calle.

Desde allí llamó a la policía, lo que confirmó a las autoridades de que estaban enfrentándose a los autores del mayor atentado en territorio estadounidense desde el 11 de septiembre de 2001.

La policía aprovechó que el teléfono móvil del propietario del Mercedes estaba dentro del coche para “pinchar” ese dispositivo y localizar la posición de los fugitivos, que ya en ese momento debían ser conscientes del despliegue que se preparaba contra ellos.

Poco antes de la una de la mañana la policía de Watertown tenía acorralados a los dos hermanos en un calle de la localidad; ambos se habían parapetado tras el SUV Mercedes y un utilitario Honda que conducía uno de ellos.

Hoy, Andrew Kitzenberg publicó unas fotos (Que ya fueron retiradas) y la narración del tiroteo (http://bit.ly/ZJdJbS), del que fue testigo directo desde la ventana de su casa en la calle Laurel de Watertown.

La fotos muestran a dos personas, aparentemente los Tsarnaev, respondiendo a los disparos de la policía, desde una distancia de algo menos de 100 metros.

El testigo asegura que escuchó explosiones y que ambos tenían a sus pies una olla a presión como la que utilizaron en los atentados de la maratón y la hicieron estallar en medio de la calle durante el tiroteo.

Aprovechando el caos y el humo creado por la explosión los hermanos se acercaron disparando hacia los agentes. Tamerlan fue aproximándose más hacia los policías mientras disparaba a cuerpo descubierto hasta que se quedó sin munición.

El jefe de policía de Watertown, Ed Deveau, ha reiterado en entrevistas que una vez que se quedó sin munición uno de sus agentes atrapó a Tamerlan y lo esposó aún vivo.

En ese momento, algo que muestra las fotos de Kitzenberg y ratifica su testimonio, Dzhokhar se puso al volante del Mercedes y dirigió el coche a toda velocidad contra los agentes al otro lado de la calle.

Según el jefe de policía de Watertown, en su huida Dzhokhar arrolló a su hermano y lo dejó mortalmente herido, esquivó como pudo los coches de policía y escapó del cerco policial.

Esa madrugada Dzhokhar abandonó el coche en una calle cercana y se escabullió entre las casas aprovechando la noche.

Al día siguiente, sobre las 7 de la tarde y tras varias horas de un espectacular despliegue policial y militar, un vecino de Watertown, encontró a Dzhokhar dentro de su bote de recreo en el patio de su casa.

Tras llamar a la policía el sospechoso fue rodeado y detenido con vida, aunque gravemente herido y fue trasladado a un hospital de Boston, donde se encuentra actualmente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo