Empleados surcoreanos cruzan al Norte a pesar del corte de la línea militar

Por Publimetro Colombia

Seúl, 28 mar (EFE).- Un grupo de 197 surcoreanos cruzó hoy la frontera con el Norte para trabajar en el complejo industrial conjunto de Kaesong, pese a que Pyongyang anunció el corte de la línea de comunicación militar que Seúl usa para notificar los accesos al país vecino.

Corea del Norte despertó las preocupaciones sobre el acceso rutinario de los surcoreanos al complejo al afirmar ayer que cortaba la línea de comunicación militar, única vía de contacto en la actualidad entre los gobiernos de ambas Coreas, en un nuevo episodio de su reciente campaña de amenazas.

No obstante, “Corea del Norte dio esta mañana el visto bueno al acceso transfronterizo del primer grupo de trabajadores del día a través de la línea telefónica del comité de gestión del complejo industrial”, indicó a Efe una portavoz del Ministerio de Unificación de Seúl.

La portavoz concretó que un total de 197 trabajadores surcoreanos cruzaron a las 8:30 (23:30 GMT del miércoles) la frontera terrestre entre las Coreas a través de la Oficina de Inmigración y Cuarentena en Paju, unos 40 kilómetros al norte de Seúl, tras recibir la aprobación.

Se espera que aproximadamente 530 trabajadores de Corea del Sur accedan a lo largo del día de hoy al complejo de Kaesong en el Norte y unos 511 crucen la frontera de vuelta, cifras que se corresponden con las de una jornada normal.

Ubicado al suroeste de Corea del Norte a escasos kilómetros de la frontera, el complejo de Kaesong alberga a 120 empresas de Corea del Sur, que fabrican allí sus productos aprovechando la mano de obra extremadamente barata de Corea del Norte, cuyos trabajadores perciben menos de 70 dólares al mes.

Además de una importante fuente de ingresos para el empobrecido régimen de Kim Jong-un, Kaesong es un símbolo del acercamiento que las dos Coreas protagonizaron a principios de la pasada década y el único proyecto de cooperación que permanece en vigor desde entonces.

En las últimas tres semanas Corea del Norte ha dirigido al Sur y a EEUU amenazas prácticamente diarias en protesta tanto por las nuevas sanciones de la ONU al régimen debido a su última prueba nuclear de febrero como por los ejercicios militares conjuntos que Seúl y Washington llevan a cabo en el Sur hasta finales de abril.

En este contexto, el pasado día 11 Corea del Norte cortó la línea de comunicación civil entre ambos gobiernos ubicada en la fronteriza aldea de la tregua de Panmunjom, con lo que hasta ayer las escasas comunicaciones entre Seúl y Pyongyang se llevaban a cabo a través de la línea militar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo