Pyongyang corta la última línea de comunicación militar con Seúl

Por Publimetro Colombia

Seúl, 27 mar (EFE).- Corea del Norte aseguró hoy que va a cortar la única línea de comunicación militar que mantenía con Corea del Sur y que gestiona el acceso al complejo industrial común de Kaesong, en medio de una escalada de tensión entre los dos países.

“A partir de ahora, se cortarán las comunicaciones militares entre el Norte y el Sur “, aseguró la agencia estatal norcoreana KCNA, que cita a un oficial del Ejército del país.

Según el despacho de KCNA, esta alta autoridad militar explicó vía telefónica a su contraparte surcoreana que “en una situación en la que una guerra puede estallar en cualquier momento, no hay necesidad de mantener las comunicaciones militares” entre ambos países.

El oficial puntualizó que la línea permanecerá desconectada mientras Corea del Sur “continúe con sus anacrónicos actos hostiles”, en una aparente referencia a los ejercicios militares Foal Eagle que Seúl y Washington realizan estos días en territorio surcoreano.

Por su parte, el Gobierno de Seúl no ha podido confirmar si la línea está realmente cortada o no, indicó a Efe una portavoz del Ministerio de Unificación, tras explicar que por esta vía sólo se lleva a cabo un contacto diario a las 8.00 hora local (23.00 GMT del día anterior).

Cada día a esa hora Seúl notifica a Pyongyang el número de personas y vehículos surcoreanos que cruzarán la frontera para acceder al complejo industrial de Kaesong, proyecto conjunto en el que empresas del Sur fabrican productos en territorio norcoreano aprovechando el bajo costo de la mano de obra local.

Por tanto, de confirmarse mañana el corte de la línea militar, este podría afectar al funcionamiento del polígono industrial, único símbolo desde hace una década de la cooperación entre las Coreas.

Hoy, 457 surcoreanos accedieron a Kaesong para diversos cometidos, según informó el ministerio de Unificación.

El pasado 11 de marzo, Corea del Norte cortó la línea de comunicación civil entre ambos gobiernos ubicada en la fronteriza aldea de la tregua de Panmunjom después de que Corea del Sur y EEUU iniciaran otro ejercicio militar, el Key Resolve, lo que dejó la línea militar como única vía de contacto.

Los cortes de ambas líneas se enmarcan en la campaña de amenazas prácticamente diarias con un elevado tono belicista que Corea del Norte dirige al Sur y EEUU desde que el pasado día 7 la ONU anunciara nuevas sanciones al régimen de Kim Jong-un por su última prueba nuclear de febrero.

Dentro de esta dinámica, Corea del Norte anunció ayer que sus misiles y unidades de artillería se encuentran “en posición de combate” apuntando a intereses de EEUU y Corea del Sur lo que supone alcanzar el grado máximo de alerta militar.

Seúl, 27 mar (EFE).- La insistente campaña de amenazas de Corea del Norte, que hoy se prolongó con el anuncio de cortar la única línea de comunicación con el Sur, responde, según expertos, a la doble estrategia del líder norcoreano, Kim Jong-un, de reafirmar el control interno y elevar su poder de negociación en el exterior.

El anuncio de hoy se suma a una prolongada serie de amenazas casi diarias que han disparado la tensión en la península coreana desde que la ONU anunciara este mes nuevas sanciones económicas y comerciales al país comunista por su último ensayo nuclear.

A diferencia de otras ocasiones, esta vez el régimen de Kim Jong-un ha mantenido hasta tres semanas su elevada retórica belicista, un hecho que, según expertos, no implica necesariamente una mayor posibilidad de que cumpla su amenaza, sino que responde, más bien, a una elaborada estrategia política de doble vía.

“El principal objetivo de las amenazas norcoreanas es interno y consiste en fortalecer el control de la población y del Ejército”, explica a Efe el investigador Chang Yong-seok, del Instituto de Estudios para la Paz y la Unificación de la prestigiosa Universidad Nacional de Seúl.

Chang cree que, al elevar la tensión mediante continuas advertencias de guerra inminente, el régimen es capaz de generar unidad interna contra Corea del Sur y EEUU, países a los que estos días acusa de plantear una grave “amenaza” a su seguridad.

Por su parte, el veterano analista político Shim Jae-hoon recuerda que “la economía norcoreana ha empeorado” por el deterioro de sus lazos comerciales con el exterior, lo que ha llevado a Kim Jong-un a adoptar la “posición defensiva” de arengar a su pueblo para cubrir su incapacidad de alimentarlo.

En segundo lugar, Corea del Norte utiliza el poder y la repercusión de sus amenazas para “presionar a EEUU y Corea del Sur con el objetivo de que se sienten a negociar”, asegura.

En ocasiones anteriores, recuerda el especialista, se han alternado episodios de enfrentamiento y distensión, y el régimen ha logrado importantes concesiones de sus supuestos “enemigos” en forma de ayuda humanitaria y otros tipos de asistencia, como materiales de construcción o energía.

Paradójicamente, el Gobierno de Corea del Sur anunció hoy su intención de prestar ayuda humanitaria al Norte independientemente de las hostilidades del régimen con el objetivo de construir un “proceso de confianza” y reconducir las relaciones en el futuro.

Seúl también aseguró que propondrá este año a Pyongyang una nueva reunión de familias separadas por la Guerra de Corea (1950-53), evento organizado por la Cruz Roja para que parientes al Norte y Sur de la frontera puedan tomar contacto por breves días tras décadas de división.

Mientras, el Ejército surcoreano “vigila de cerca” a las tropas del Norte y se mantiene en alerta, indicó a Efe uno de sus portavoces, que a pesar de las amenazas aseguró no haber detectado signos de un posible ataque de las fuerzas del país vecino.

Seúl y Washington llevan a cabo desde el pasado día 1 el ejercicio militar Foal Eagle, de dos meses de duración, que se ha convertido en uno de los blancos de la retórica belicista del Norte al considerarlo “un ensayo de invasión” a su territorio.

EEUU mantiene unos 28.500 efectivos militares en Corea del Sur, a quien se compromete a defender ante un hipotético ataque del Norte como herencia de la Guerra de Corea.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo