Los BRICS se comprometen a poner en marcha su propio banco de desarrollo

Por Publimetro Colombia

Durban (Sudáfrica), 27 mar (EFE).- El grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) decidió hoy la creación de su propio banco de desarrollo y, de esa manera, dio un impulso a su deseo de convertirse en una alternativa financiera internacional.

En el segundo y último día de la quinta cumbre anual del bloque, celebrada en Durban (Sudáfrica), los presidentes de las cinco primeras economías emergentes anunciaron su acuerdo para poner en marcha la institución, de la que aún no se conoce la ubicación de la sede ni el capital que aportará cada uno de los socios.

“Hemos decidido establecer un nuevo banco de desarrollo”, declaró el presidente sudafricano y anfitrión de la reunión, Jacob Zuma, en la sesión plenaria de la cumbre.

El banco -explicó Zuma- tendrá como objetivo “movilizar recursos”, fomentar la construcción de infraestructuras y el “desarrollo sostenible” en países emergentes y en vías desarrollo.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, señaló que el banco será clave en “uno de los aspectos más decisivos” de la contribución de los BRICS a la economía global, que es “la financiación del desarrollo”.

Una vez eche a andar, la institución servirá de complemento a instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), que los BRICS consideran excesivamente controladas por Europa y Estados Unidos.

“El historial de las políticas de austeridad del FMI y del BM es muy desigual, y no hay duda de que muchos países recibirían con agrado una alternativa estas instituciones”, dijo el experto Geoffrey Wood, de la prestigiosa escuela de negocios británica Warwick Business School.

En Durban, las cinco potencias emergentes reafirmaron su reivindicación “urgente” de una reforma del FMI que debe corregir el déficit de representación que, a su juicio sufren, en la institución los países emergentes y en vías de desarrollo.

El grupo, sin embargo, no logró un acuerdo definitivo sobre otro de sus grandes objetivos: el establecimiento de un fondo de reservas de divisas de contingencia por un valor inicial de 100.000 millones de dólares, propuesto en la última su última cumbre en 2012.

En la vertiente política, los BRICS insistieron en su rechazo a una salida de la crisis nuclear iraní que no sea la “negociada”, y mostraron “preocupación” por las “amenazas” de “intervención militar” y “las sanciones unilaterales” contra Teherán.

El bloque expresó también su alarma por el “deterioro de la seguridad y la situación humanitaria” en Siria.

En la declaración final de la cumbre, los BRICS, entre los que se cuentan reconocidos socios del Gobierno de Damasco como Rusia y China, manifestaron su oposición a “una mayor militarización del conflicto” e instaron al diálogo para resolver el problema.

Asimismo, el club de los mayores países emergentes denunció la “falta de representatividad” en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Rusia y China, miembros permanentes y socios del grupo, piden que se otorgue mayor importancia a Sudáfrica, India y Brasil.

La cita de Durban sirvió también para establecer un centro de estudios de los BRICS, así como un consejo de negocios con el que el bloque fomentará las relaciones comerciales entre sus socios.

Los cinco países firmaron, además, un acuerdo en materia de economía sostenible, y se comprometieron en el desarrollo y la industrialización de África mediante las inversiones en infraestructura en los países del continente.

Los líderes de los BRICS -los ya citados Zuma y Rousseff, más sus colegas chino, Xi Jinping; ruso, Vladimir Putin; e indio, Manmohan Singh- aprovecharon la cumbre igualmente para cerrar diversos acuerdos bilaterales.

En el más destacado de ellos, la presidenta de Brasil firmó con China -el mayor socio comercial del país latinoamericano- un acuerdo de canje de divisas por valor de 30.000 millones de dólares.

El pacto, que tiene una vigencia de tres años, permitirá a los dos países efectuar sus intercambios comerciales en sus propias monedas, en una medida que protegerá sus relaciones económicas de las fluctuaciones del dólar y las turbulencias financieras.

Brasil, precisamente, acogerá en 2014 la sexta cumbre del grupo, cuyo crecimiento y necesidad de inversiones en plena crisis financiera ha multiplicado su importancia en la escena económica global.

Los países del BRICS representan el 42 por ciento de la población mundial y alrededor del 45 por ciento de la fuerza laboral que existe en el planeta, según datos del grupo.

En 2012, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica sumaron el 21 por ciento del producto interno bruto (PIB) mundial y el comercio entre ellos llegó a un total de 282.000 millones de dólares.

Durban (Sudáfrica), 27 mar (EFE).- El grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) subrayó hoy que “no hay alternativa a una solución negociada para el asunto nuclear iraní”.

“Estamos preocupados por las amenazas de intervención militar, así como de sanciones unilaterales”, afirmaron las cinco potencias emergentes en el comunicado final de su quinta cumbre anual, que concluyó hoy en Durban (Sudáfrica).

“Reconocemos -agregaron- el derecho de Irán al uso pacífico de la energía nuclear de acuerdo con sus obligaciones internacionales, y apoyamos una resolución del contencioso mediante medios políticos y diplomáticos, y el diálogo”.

Israel y EEUU, y en menor medida algunos de sus aliados, han amenazado con recurrir a la fuerza para frenar el programa nuclear de Irán, que creen que tiene una vertiente armamentista, aunque Teherán lo niega y afirma que es exclusivamente civil y pacífico.

El líder supremo iraní, ayatolá Jamenei, defendió recientemente el derecho de su país al uso de la energía atómica y aseguró que, si Israel ataca Irán, la República Islámica arrasará las ciudades israelíes de Tel Aviv y Haifa hasta los cimientos.

La próxima ronda de diálogo entre Irán y el Grupo 5+1 -que reúne a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y a Alemania- sobre el programa nuclear del país islámico se producirá en abril en Kazajistán.

Técnicos internacionales e iraníes se reunieron los pasados 17 y 18 de marzo en Estambul (Turquía), donde se ofreció a Irán el levantamiento de ciertas sanciones internacionales si frena el enriquecimiento de uranio al 20 por ciento, que se considera un paso previo al desarrollo de material con capacidad militar.

La próxima reunión entre el Grupo 5+1 y Teherán es considerada clave por las dos partes, que llevan negociando sin lograr avances desde finales de 2010.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo