Eslovenia negocia un nuevo gobierno liderado por la centroizquierda

Por Publimetro Colombia

Zagreb, 28 feb (EFE).- Tras la caída del Ejecutivo del conservador Janez Jansa, en Eslovenia han comenzado hoy las negociaciones para formar un gobierno liderado por la política de centroizquierda Alenka Bratusek.

En un plazo máximo de dos semanas, Bratusek, de 42 años, debe lograr un acuerdo de gobierno con los potenciales socios de coalición: su Eslovenia Positiva (PS) y los socialdemócratas (SD), por un lado, y la centrista Lista Cívica (DL), por el otro, así como con el Partido de los Jubilados (DeSUS).

Los cuatro partidos estaban este jueves reunidos a puerta cerrada, “lejos de los ojos públicos” y no van a dar a conocer los detalles de las conversaciones hasta lograr un acuerdo, informó hoy el PS, según la agencia de noticias STA.

El Parlamento esloveno aprobó ayer una moción de censura contra el ya ex primer ministro Janez Jansa, acusado de prácticas corruptas, y encargó la formación de un nuevo Gabinete a Bratusek, quien, si logra dicho acuerdo, se convertirá en la primera mujer que asume la jefatura del Gobierno en Eslovenia.

Un eventual fracaso no sólo sería un revés para esta experta en finanzas: también, según los analistas, puede agravar la vulnerable situación financiera del país pues deberá convocar elecciones anticipadas por segunda vez en poco más de un año, algo que no favorecerá la confianza de los inversores internacionales.

Los esfuerzos por evitar un vacío de poder tiene lugar en un tenso clima social, con una población cada vez más crispada con la ineficacia de la clase política para erradicar la corrupción.

Así las cosas, decenas de miles de ciudadanos descontentos han protagonizado en las calles la mayor ola de protestas que se ha visto en el pequeño país balcánico desde su independencia en 1991.

Al negarse a renunciar tras haber sido acusado de serias irregularidades por una comisión de anticorrupción estatal, Jansa provocó el abandono del Gobierno de tres de sus socios de coalición y debe ahora, con un Gabinete de tan solo siete ministros, continuar en funciones hasta el nombramiento del nuevo gobierno.

Los conservadores están muy amargados, según ha confirmado el propio primer ministro saliente al verse probablemente sustituido por una coalición que podría dar marcha atrás con las reformas iniciadas por su Gobierno europeísta.

Pero uno de los probables socios que se retiró de la coalición en el poder y ahora negocia con Bratusek, la DL de Gregor Virant, ha alertado de que no es segura su participación en el futuro Gobierno.

Virant ha advertido de que el apoyo ayer de su partido a la “censura de moción constructiva” contra Jansa y a favor de Bratusek “no es garantía alguna” de que acepte gobernar con el PS.

La DL formó parte del Ejecutivo de Jansa hasta enero pasado y su ministro de Finanzas, Janez Sustercic, ha sido uno de los diseñadores de las reformas adoptadas y a las que se oponía el centroizquierda.

Bratusek fue elegida como dirigente interina del PS en enero pasado, cuando el hasta entonces jefe del partido y alcalde de Liubliana, Zoran Jankovic, dejó suspendida su función porque la comisión anticorrupción estatal lo acusó de irregularidades aún mayores que las atribuidas a Jansa.

Por presión de los socios de la probable futura coalición, Jankovic prometió la semana pasada dimitir definitivamente si Bratusek consigue liderar un nuevo gobierno.

La clave para que logre esa meta es un acuerdo sobre la política económica y financiera, sobre la que hay serias diferencias entre los posibles socios.

Según datos oficiales publicados hoy, la contracción económica alcanzó en 2012 un 2,3 % y la Comisión Europea vaticina que se situará en un 2 % en 2013, mientras que el déficit público aumentará hasta el 5,1 %.

A pesar de estas perspectivas, Bratusek ha asegurado que el nuevo Ejecutivo demostrará que es injustificado el miedo al “escenario griego”, alimentado por Jansa durante meses.

Por Vesna Bernardic

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo