La ayuda para Siria prometida en Kuwait no llega y sería insuficiente, según la ONU

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 27 feb (EFE).- La ONU dijo hoy que la mayoría de la ayuda comprometida por la comunidad internacional en Kuwait para responder a la crisis humanitaria en Siria sigue sin llegar y advirtió que aunque se materializara sería “insuficiente” porque se ha entrado en una nueva fase de “creciente brutalidad”.

“De los 1.500 millones de dólares comprometidos en Kuwait, solo hemos recibido 200 millones y estamos esperando a saber qué pasa con los otros 1.300 millones”, dijo hoy ante la prensa la subsecretaria general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, tras intervenir en una reunión del Consejo de Seguridad sobre Siria.

Amos aseguró que la ONU trabaja con los Gobiernos para lograr que las promesas que se hicieron en Kuwait se transformen ahora en dinero y detalló que los representantes de los países del máximo órgano de decisión de Naciones Unidas que anunciaron ayudas en enero pasado se comprometieron hoy a consultar con sus capitales.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, anunció el pasado 30 de enero que durante la Conferencia de Donantes de Siria, que se celebró ese día en Kuwait, la comunidad internacional prometió una ayuda de más de 1.500 millones de dólares para asistir al pueblo sirio en concepto de asistencia humanitaria urgente.

Amos advirtió hoy que esos 1.500 millones de dólares previstos para los próximos seis meses son “insuficientes” y las cifras han quedado “desactualizadas” porque el conflicto en Siria ha entrado en una “nueva fase” de “creciente brutalidad” en la que se está poniendo a prueba la capacidad de respuesta de la ONU.

“Sin duda estamos en una nueva fase por la manera en que están aumentando (las cifras de muertos y desplazados) a diario”, advirtió la responsable de la ONU, quien dijo que se está haciendo “todo lo posible” desde el punto de vista humanitario, pero a un ritmo “mucho más lento” de lo que la crisis está evolucionando.

La responsable de Asuntos Humanitarios de la ONU aprovechó la reunión con los miembros del Consejo de Seguridad para insistir en su preocupación por el “deterioro continuado” de una crisis de naturaleza “brutal” y su impacto en la población civil, en especial entre mujeres y niños.

Por su parte, el embajador sirio ante la ONU, Bashar Jaafari, dijo ante la prensa que los números planteados por Amos demuestran que lo que ocurrió en Kuwait fue, a su juicio, “una especie de bazar humanitario” utilizado por “algunos países” para decir que están “muy preocupados” por la situación dramática en Siria.

Jaafari detalló que de esos 1.500 millones que se comprometieron a finales de enero pasado en Kuwait “hay que descontar unos 900 millones” ya que, según dijo, después de que concluyera la conferencia de donantes, tanto Kuwait como Arabia Saudí y Emiratos Árabes los “retiraron”.

El embajador criticó que “algunos de los países que fueron a Kuwait” son responsables del sufrimiento del pueblo sirio porque, según denunció, “apoyan, patrocinan y entrenan” a los grupos armados dándoles cobertura en los medios de comunicación para que “parezcan luchadores de la libertad” en vez de grupos “terroristas”.

“Siria necesita asistencia objetiva e imparcial y que en las conferencias internacionales se convenza a los grupos armados que tienen que sentarse a negociar sin condiciones previas”, añadió el embajador, preguntado por la reunión de los “Amigos del Pueblo Sirio” que se celebrará este jueves en Roma.

Desde que comenzó el conflicto en Siria hace cerca de dos años, la cifra de muertos en el país árabe asciende a cerca de 70.000, mientras que el número total de afectados supera los cuatro millones y los desplazados superan los dos millones, según los últimos datos de la ONU.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo