Piñera acusa a Morales de crear "un problema artificial" con el caso de los soldados

Por Publimetro Colombia

Santiago de Chile, 26 feb (EFE).- El presidente chileno, Sebastián Piñera, afirmó hoy que su homólogo boliviano, Evo Morales, creó “un problema artificial” con el caso de tres soldados bolivianos acusados de haber ingresado ilegalmente y con un arma de guerra a Chile hace un mes.

Evo Morales “ha creado un problema artificial. Este problema se pudo solucionar mucho antes, pero quien se opuso a eso fue la defensa boliviana”, sostuvo Piñera en una entrevista con la radio Bío Bío.

“Nos hemos topado con una muy mala colaboración de la defensa de los soldados y del Gobierno boliviano”, subrayó el mandatario chileno, para quien la defensa boliviana “quiere utilizar este problema como un instrumento de su política interna”.

Este lunes, los tres soldados fueron liberados bajo medidas cautelares, tras rechazar una salida alternativa al caso y optar por comparecer en un juicio oral.

La Fiscalía ofreció a los reclutas Alex Choque y Augusto Cárdenas la suspensión provisional del procedimiento, a cambio de abandonar Chile de inmediato, sin poder regresar durante un año.

Al soldado José Luis Fernández, que portaba un fusil durante la detención, se le propuso un juicio abreviado, con una pena de tres años y un día de prisión que, inmediatamente después de ser dictada, se conmutaba también por la expulsión del país.

Los tres optaron por afrontar un juicio oral que retrasará el caso varios meses, en el marco de una creciente tensión entre los dos Gobiernos.

En La Paz, Evo Morales, cuyo Gobierno defiende que los reclutas fueron detenidos cuando perseguían a contrabandistas, culpó a Piñera por no haber sido los soldados liberados sin cargos y calificó de “mal vecino” al mandatario chileno.

También consideró la detención de los reclutas como una “venganza” de Chile por la demanda boliviana para obtener una salida soberana al Pacífico que su país perdió en una guerra del siglo XIX.

Piñera manifestó hoy que defenderá “la soberanía del país respetando el Estado de Derecho interno y los tratados internacionales”.

“Ojalá el presidente Morales haga lo mismo”, añadió y comentó que “a lo mejor en Bolivia tienen prácticas distintas, pero en Chile respetamos el Estado de Derecho”.

“Ningún presidente, de ningún país del mundo, tiene el derecho de pedirle al presidente de Chile que no cumpla con el Estado de Derecho y con nuestra legislación”, remarcó.

Señaló, además, que la solución del caso no está en manos del Poder Ejecutivo, sino en el Judicial.

Interrogado sobre por qué no se emitió un decreto de expulsión de los soldados inmediatamente tras ocurrir el incidente, Piñera dijo: “Yo, como presidente de Chile, juré respetar y hacer respetar las leyes y, por tanto, tengo que actuar dentro del Estado de Derecho”.

Agregó que en este caso “se cometieron dos delitos: uno contra la ley de inmigración y otro contra la ley de control de armas” y, aunque matizó que si bien eso debe determinarlo la Justicia, él está “convencido que aquí se cometió un delito”.

“Probablemente vamos a conocer muchas provocaciones más en el futuro y este presidente va a actuar siempre con un criterio: defender la soberanía, defender nuestro territorio, defender nuestra tierra, nuestro mar, nuestros cielos, dentro del respeto al Estado de Derecho y a los tratados internacionales. Ojalá el presidente Evo Mortales haga lo mismo”, concluyó.

La Paz, 26 feb (EFE).- El Gobierno de Bolivia negó hoy que sus uniformados hayan protagonizado un nuevo incidente al cruzar la frontera de Chile y afirmó que desde hace un mes los militares tienen la orden de no moverse de sus puestos fijos en esa zona.

El ministro boliviano de Exteriores, David Choquehuanca, dijo en una rueda de prensa que el Comando del Ejército le ha informado que los militares tienen la instrucción de seguir luchando contra el contrabando, pero sin abandonar sus puestos fijos de control.

El Ejército emitió esa orden el 26 de enero, un día después de la detención de los tres reclutas bolivianos en el norte de Chile, “con la finalidad de evitar incidentes internacionales”, sostuvo.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, informó horas antes que el pasado viernes sujetos con ropa de camuflaje robaron un vehículo y huyeron hacia Bolivia, “provocando” a la policía chilena.

“Encañonaron a una persona, le robaron su camioneta y, posteriormente, se fueron hacia la frontera boliviana, provocando a los carabineros chilenos que los estaban siguiendo”, dijo Piñera.

Según el gobierno de Chile o, se trata de un nuevo incidente que se suma al caso de los tres soldados bolivianos José Luis Fernández, de 18 años, Augusto Cárdenas (19), Alex Choque (20), acusados de ingresar ilegalmente a territorio chileno el pasado 25 de enero.

Choquehuanca también opinó que Piñera posiblemente “no tiene toda la información” sobre el caso de los tres reclutas porque, de otra forma, no se entiende su acusación de que el presidente Evo Morales ha creado “un problema artificial” al respecto.

Reiteró sus quejas por la detención de los soldados que perseguían a “contrabandistas confesos” y que, al contrario, éstos no hayan sido capturados por la policía chilena.

Asimismo, volvió a protestar porque a los soldados se les “obligara” a firmar un acta para renunciar a la atención consular.

También insistió en que el vehículo que fue confiscado por los uniformados bolivianos fue devuelto por un fiscal chileno a los contrabandistas, pese a que habían confesado su delito.

“Por estos antecedentes, ni nosotros, ni los solados, ni Bolivia podemos aceptar que los reclutas hayan cometido un delito”, dijo Choquehuanca, al señalar que por esa razón se pide para ellos una “libertad incondicional”.

Choquehuanca señaló que los soldados bolivianos aseguran además que no cruzaron la frontera con Chile el 25 de enero por lo aceptaron un procedimiento para someterse a un juicio en ese país, en el que se investigue lo sucedido.

El caso ha elevado la tensión entre los Gobiernos de dos países, que no tiene relaciones diplomáticas, debido a la demanda boliviana de recuperar una salida soberana al Pacífico por territorios que pasaron a ser chilenos en una guerra librada en el siglo XIX.

La Cancillería boliviana presentó al Consulado de Chile en esta ciudad, en una nota fechada el 14 de febrero, “sus disculpas formales sobre el incidente diplomático por transgresión involuntaria y accidental de los limites fronterizos”.

No obstante, también se quejó de que se haya llevado el caso a la justicia ordinaria chilena en lugar de usar la vía diplomática para solucionar el incidente.

Santiago de Chile, 26 feb (EFE).- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, informó hoy que sujetos con ropa de camuflaje robaron un vehículo y huyeron hacia Bolivia, “provocando” a la policía chilena, un incidente en la frontera que se suma al caso de los tres soldados bolivianos acusados de ingresar ilegalmente a territorio chileno.

“Encañonaron a una persona, le robaron su camioneta y, posteriormente, se fueron hacia la frontera boliviana, provocando a los carabineros chilenos que los estaban siguiendo”, dijo Piñera sobre el nuevo incidente en una entrevista con radio Bío Bío, en la que aseguró que el grupo portaba uniformes camuflados de naturaleza militar e ingresó a territorio chileno desde Bolivia.

“Por supuesto que los carabineros no cruzaron la frontera”, añadió el mandatario al agregar: “Probablemente vamos a conocer muchas provocaciones más en el futuro”.

Los afectados por el robo también confirmaron el hecho, aunque matizaron que, pese a las vestimentas de los delincuentes, no puede asegurarse que se trate de militares.

El incidente, según las fuentes, ocurrió el pasado viernes en el sector del hito 59 de la frontera entre Chile y Bolivia, en la región de Tarapacá, a unos 1.900 kilómetros al norte de Santiago.

En la ciudad de Iquique, en Tarapacá, fuentes policiales detallaron que los afectados por el robo fueron unos trabajadores de la empresa de sondajes Tecno Riego, contratista de la Minera Collahuasi.

Los trabajadores dijeron al portal SoyChile que los autores del robo estaban vestidos con ropa de camuflaje, los amenazaron con arma de fuego y tras robarles el vehículo escaparon en dirección a Bolivia.

El hecho tiene lugar en medio de la situación causada por la detención, hace un mes, de tres reclutas bolivianos que fueron acusados de ingresar ilegalmente y con un arma de guerra a territorio chileno.

Los tres reclutas, que de acuerdo con el Gobierno boliviano fueron detenidos cuando perseguían a unos contrabandistas, afrontarán un juicio oral en Chile, tras rechazar este lunes una salida alternativa que les ofreció la Fiscalía y que, según dijo ese organismo, les habría permitido regresar de inmediato a su país.

El caso de los soldados ha generado gran tensión entre los Gobiernos de Chile y Bolivia, que no tienen relaciones diplomáticas plenas debido a que el segundo país mantiene su reivindicación de una salida soberana al océano Pacífico por territorios que hoy son chilenos, pero fueron bolivianos antes de una guerra librada a fines del siglo XIX.

De hecho, el presidente boliviano, Evo Morales, afirmó ayer que la justicia chilena “está sometida” a Piñera, a quien tildó de “mal vecino” y acusó de “desprestigiar” al pueblo chileno, mientras se declaró “orgulloso” del comportamiento de los soldados de optar por el juicio y consideró “un triunfo” que no sigan presos.

En respuesta, Piñera, afirmó hoy que Morales creó “un problema artificial” con el caso de los tres soldados y agregó que “este problema se pudo solucionar mucho antes, pero quien se opuso a eso fue la defensa boliviana”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo