La ONU pide apoyo "urgente" a donantes ante la "grave" crisis humanitaria en Mali

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 26 feb (EFE).- La ONU pidió hoy apoyo “urgente” a la comunidad internacional ante la “grave” crisis humanitaria que afronta Mali, donde la situación militar empieza a ser “estable” aunque hay “mucha tensión y miedo” entre la población.

“Hasta ahora la respuesta de los donantes ha sido muy pobre, 17 millones de dólares de los 373 millones que necesitamos para 2013”, afirmó hoy ante la prensa el director general de operaciones de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU, John Ging.

Al término de una gira de cuatro días por Mali, Ging advirtió hoy en la ONU que más de medio millón de personas necesitan asistencia alimentaria “inmediata” y otro millón la requerirán a medio plazo, mientras que más de 660.000 niños están en riesgo de desnutrición.

En sus encuentros con las comunidades afectadas, Ging dijo que las principales demandas giraron en torno a temas de educación, “con más de 200.000 niños sin escuela desde enero de 2012”, y de sanidad, “con escasez evidente de suministros básicos” en los hospitales.

El responsable de la OCHA indicó que también recibieron muchas peticiones para ayudar a rehabilitar el sector agrícola, desde reparar fuentes de abastecimiento de agua hasta afrontar los efectos de la falta de suministro eléctrico.

Ging también puso énfasis en la “escalada” del número de desplazados en Mali, donde “solo desde enero” han huido del norte y el centro del país unas 37.000 personas, lo que eleva la cifra total desde que comenzó el conflicto hace un año a cerca de 431.000 desplazados.

El coordinador de Asuntos Humanitarios de la ONU detalló que, de esas 431.000 personas, unas 260.000 son desplazadas internas mientras que unas 171.000 son refugiadas en países vecinos como Burkina Faso (47.000), Mauritania (69.000) y Níger (54.000).

Sobre la situación de la seguridad, el diplomático irlandés dijo que desde el punto de vista militar parece que empieza a ser “estable”, aunque advirtió que hay “mucha tensión” entre la población y “mucho miedo” a que lo vivido pueda volver a repetirse.

“La gente está traumatizada y teme que el conflicto no haya quedado atrás. Aún llevará tiempo y por eso es tan importante en este punto construir confianza, un mensaje que transmití a las autoridades en los encuentros que mantuvimos”, dijo Ging.

El responsable de la ONU detalló que la gente teme que “regresen los extremistas” o “venganzas” del Ejército, de ahí que insistiera a las autoridades en la importancia de que haya “sensibilidad” de las fuerzas malienses y de las tropas francesas en el terreno.

Precisamente hoy, el Gobierno francés pidió el “despliegue urgente” en Mali de la misión de observadores aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU el pasado diciembre y que está previsto que esté dirigida por instancias africanas.

Las fuerzas francesas, compuestas por más de 4.000 militares, llevan siete semanas intentando liberar el norte de Mali de grupos armados yihadistas, pero el presidente francés, François Hollande, ha asegurado que los combates están en su fase final.

Tres grupos radicales islámicos se hicieron con el control de las provincias septentrionales de Mali el verano pasado, apenas tres meses después del triunfo de un levantamiento independentista tuareg lanzado por el Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA).

Esas agrupaciones armadas lanzaron en enero una ofensiva contra las zonas bajo control de Bamako, que no fue contenida hasta la intervención del Ejército francés, iniciada días después de la aprobación de una resolución del Consejo de Seguridad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo