Merkel sigue con reticencias ante la ambición de Turquía de acceder a la UE

Por Publimetro Colombia

Estambul, 25 feb (EFE).- Muchas dudas y una negociación sin garantías de éxito es lo que la canciller alemana, Angela Merkel, ha ofrecido hoy a Turquía, país que insiste en acceder a la Unión Europea como miembro de pleno derecho.

Merkel atendió a la prensa junto al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, al finalizar su encuentro en Ankara, donde la canciller llegó al mediodía tras una visita a las iglesias bizantinas de la región turca de Capadocia.

Señaló que estaba a favor de continuar el proceso, pero que tenía “muchas dudas” respecto al acceso de Turquía a la UE, e insistió en que las negociaciones deben tener un “final abierto”.

Roció así con algo de agua fría el comunicado más bien entusiasta de la Comisión Europea, que hoy mismo, a través de su portavoz Peter Stano, había recordado el compromiso de llevar a cabo una negociación “activa y respetuosa” y se había mostrado confiada en que el proceso se iba a “acelerar durante el año en curso”.

Erdogan, por su parte, se quejó de que los anteriores procesos de ampliación de la UE, en los que accedían de golpe diez países, y luego otros dos, se habían hecho “de manera muy diferente” a lo que ahora se le exige a Turquía.

En un intento de conciliación, Merkel expresó su esperanza de que la comunidad turca en Alemania, que cifró en varios millones de personas, pueda hacer el papel de “puente” entre los dos pueblos y facilitar el acercamiento de Turquía a la Unión Europea.

Algo que los expertos no dan por hecho, dado que la comunidad turca en Alemania exhibe valores netamente más religiosos y tradicionalistas que los habituales en la propia Turquía, empeorando así la imagen del país candidato.

Pero aparte de esta percepción, los dos políticos hicieron referencia a un obstáculo político muy concreto, que por sí sólo bloquea todo el proceso: el contencioso de Chipre.

Merkel insistió en que Turquía debe firmar el Protocolo de Ankara, que prevé la apertura de los puertos y aeropuertos turcos a los barcos y aviones de la República de Chipre, algo a lo que Turquía se niega hasta ahora, al no reconocer la legitimidad del Gobierno grecochipriota.

“Estamos listos para firmar, pero con una condición: que sea un proceso simultáneo”, respondió Erdogan, en referencia a la autorización recíproca de que buques y aeronaves comunitarios puedan utilizar los aeropuertos y muelles en la República Turca del Norte de Chipre, entidad que domina el tercio norte de la isla y que no ha sido reconocida por ningún país excepto Turquía.

Erdogan no se mostró muy optimista ante las promesas del recién elegido presidente de Chipre, Nikos Anastasiades, de trabajar a favor de la reunificación de la isla.

“No sabemos si los mensajes después de las elecciones serán iguales que los de antes”, señaló el primer ministro, al tiempo que insistió en la voluntad de Turquía, país garante de los acuerdos junto a Grecia, de avanzar en la resolución del conflicto.

También parecieron abrirse ciertas diferencias en la coordinación de la lucha antiterrorista entre ambos países.

Merkel aseguró que estaba tomando medidas contra varias organizaciones tapadera de la guerrilla kurda en Alemania, pero Erdogan pidió más apoyo para detener a 200 personas en búsqueda y captura y señaló, como ejemplo, que el responsable del atentado suicida en la embajada estadounidense, el mes pasado, había llegado desde Alemania.

Ambos políticos mostraron más armonía al subrayar la preocupación compartida por el conflicto de Siria.

Merkel había señalado ya ayer, durante una visita a los soldados alemanes desplegados con el sistema antimisiles Patriot en Kahramanmaras, en el sur del país, que se sentía satisfecha de poder contribuir a la protección de Turquía en el marco de la OTAN.

La política, quien ha llegado a Turquía con una delegación de 15 empresarios de alto rango y participa esta misma tarde en un foro económico, también subrayó la buena cooperación universitaria y económica bilateral.

Alemania es el socio comercial más importante de Turquía, al acaparar, con 30.000 millones de euros anuales, una cuarta parte del total de intercambios comerciales con la Unión Europea.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo