El centroderecha pide que no declaren un ganador de las elecciones italianas

Por Publimetro Colombia

Roma, 26 feb (EFE).- La coalición de centroderecha que lidera el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi pidió hoy al Ministerio del Interior que no declare un ganador en las elecciones generales celebradas este domingo y lunes, dado lo ajustado en porcentaje y número de votos con el centroizquierda.

En una comparecencia de prensa en Roma, el exministro de Justicia Angelino Alfano, secretario político del Pueblo de la Libertad (PDL) de Berlusconi, aseguró que los resultados del Ministerio de Interior que llegan casi al 100 % de lo escrutado en Italia son solo “oficiosos” y “sujetos inevitablemente a un margen de error”.

Los datos facilitados por el Ministerio del Interior “son solo datos oficiosos que se recogen con métodos empíricos sujetos inevitablemente a un margen de error. Aunque tal margen es muy contenido, es ciertamente superior a la diferencia de votos, de verdad, mínima, que se registra en este momento entre las dos primeras coaliciones de la Cámara de los Diputados”.

“En estas condiciones, como siempre ocurre en Estados Unidos, la autoridad que se encarga de la difusión de los datos oficiosos no puede hacer otra cosa que declarar el ‘too close to call’, es decir la imposibilidad de declarar al vencedor considerada la diferencia irrisoria de votos a nivel de porcentaje y en términos absolutos”, añadió.

En este sentido, Alfano recalcó que solo las oficinas centrales de las circunscripciones y la oficina central electoral del Tribunal Supremo “podrán calcular con certeza (…) la coalición que ha obtenido de forma efectiva el mayor número de votos para proceder a asignar el premio de mayoría nacional”.

Esta exigencia de la coalición de Berlusconi llega después de que con la práctica totalidad del voto escrutado en territorio italiano en la Cámara Baja solo existan 0,39 puntos de diferencia entre el porcentaje de voto del centroizquierda, ganador con un 29,56 % (10.009.767 votos), y el del centroderecha, segundo con un 29,17 % (9.879.752 votos).

Esta cuestión es clave, pues el sistema electoral italiano, que finalmente no se pudo modificar antes de que terminara la pasada legislatura, prevé la atribución de una serie de escaños extra, en concepto de premio por mayoría, a la coalición que obtiene el mayor número de votos.

Este premio de mayoría beneficia, sin embargo, al centroderecha en el Senado, que arroja un escenario sin mayoría clara, aunque con más votos del centroizquierda, pero donde estos escaños extras se reparten región por región, siendo clave el resultado de la populosa Lombardía (norte), habitual caladero de votos conservadores.

Ante la petición del centroderecha, Nico Stumpo, responsable de organización del Partido Demócrata (PD), principal formación de la coalición de centroizquierda, exhortó a Alfano a no “exasperar el clima negando la realidad”, que es que ellos han obtenido más votos en la Cámara de Diputados y en el Senado.

Roma, 25 feb (EFE).- El líder de la coalición de centroizquierda Pier Luigi Bersani, admitió hoy que tras las elecciones generales italianas “se abre una situación muy delicada” para el país, y manifestó que su formación gestionará “la responsabilidad” que les han conferido las urnas “en el interés de Italia”.

Éstas fueron las primeras declaraciones del líder político difundidas en la página web de su formación, el Partido Demócrata (PD), cuando el escrutinio total de los votos está a punto de cerrarse.

“El centroizquierda ha ganado en la Cámara de los Diputados y, por número de votos, está por delante en el Senado”, aseguró Bersani, cuyo partido se ha presentado en estas elecciones en coalición con el partido Izquierda Ecología y Libertad (SEL) y con otras pequeñas formaciones.

Con un 99,6 por ciento de los votos escrutados, en el Senado la coalición de centroizquierda logra un 31,6 por ciento, mientras la de centroderecha, liderada por el ex primer ministro Silvio Berlusconi, alcanza un 30,71 por ciento.

Unos resultados que dejan al Senado sin una mayoría clara, debido al enrevesado sistema electoral que rige en la elección de los parlamentarios de este hemiciclo que otorga premios de mayoría región a región, y que abocan al país hacia la ingobernabilidad.

Asimismo, en la Cámara de los Diputados, el centroizquierda se sitúa como la primera fuerza con un 29,56 por ciento de los sufragios, seguido por el centroderecha, con el 29,16 por ciento.

Se perfila que Bersani obtenga en este hemiciclo una mayoría más cómoda, gracias al sistema de reparto en términos del conjunto del Estado del premio a la coalición más votada.

Roma, 26 feb (EFE).- El hasta ahora presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini, queda fuera del Parlamento en la próxima legislatura, después de que su partido no haya conseguido superar la barrera electoral en este hemiciclo en las elecciones celebradas el domingo y el lunes en Italia.

El que fue aliado del ex primer ministro conservador Silvio Berlusconi, incluso llegando a ser considerado su delfín político, no ha logrado los consensos necesarios en los comicios, a los que acudía como parte de una coalición de centro liderada por el actual jefe del Gobierno en funciones Mario Monti.

Una coalición que estaba formada, además de por Monti y el partido de Fini, por el partido Unión de Demócratas de Centro (UDC), y que ha quedado como la cuarta fuerza parlamentaria y con una posición casi irrelevante en la Cámara de los Diputados y el Senado, muy por debajo de las expectativas.

En julio de 2010, Fini fue expulsado del partido Pueblo de la Libertad (PDL), del que era cofundador junto a Berlusconi, tras un enfrentamiento público mantenido entre ambos durante un acto de la formación.

Berlusconi consideró que la postura de Fini era incompatible con los principios del partido y le acusó de falta de lealtad hacia la formación y de hacer una oposición interna destructiva.

Tras quedar fuera del PDL, Fini creó un grupo parlamentario autónomo, Futuro y Libertad (FLI), y puso las bases para la crisis de Gobierno que se abriría después, que culminó en diciembre con una moción de censura al Gobierno Berlusconi, que “il Cavaliere’ acabó superando por un margen muy ajustado de solo tres votos, en medio de acusaciones de compra de votos por parte de la oposición.

En las elecciones de febrero de 2013, Fini formó parte de la coalición de Monti, presentando una lista conjunta en el Senado, mientras a la Cámara de los Diputados acudieron en coalición.

Sin embargo, Fini no ha logrado superar en la cámara Baja la barrera electoral del 2 por ciento que en su caso necesitaba para poder entrar en el Parlamento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo