Irán no aceptará menos derechos y más deberes nucleares en reunión con G5 más 1

Por Publimetro Colombia

Teherán, 23 feb (EFE).- Irán no aceptará menos derechos y más deberes sobre la cuestión atómica en la próxima reunión con las potencias del Grupo 5+1, prevista para el martes próximo en Kazajistán, afirmó hoy el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Said Jalili.

En unas declaraciones difundidas por la agencia oficial, IRNA, Jalili, principal negociador iraní en materia nuclear, dijo: “Si este Grupo (G5+1) ha regresado a las negociaciones (con Irán), es necesario que adopte un enfoque sin los errores anteriores” y vaya por “un nuevo camino que merezca la confianza del pueblo iraní”.

“Si el G5+1 quiere empezar un diálogo constructivo con Teherán, debe hacer una propuesta fiable”, añadió Jalili, en referencia a que debe atenerse a los términos del Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear, que Teherán considera que recoge su pleno derecho al uso pacífico de la energía atómica.

“En el marco del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y del TNP, nosotros cumplimos todos nuestros deberes de inspección y, por tanto, debemos gozar de todos los derechos, por lo que no aceptaremos más deberes y menos derechos”, señaló.

Jalili, que hizo sus declaraciones en un acto para directivos de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), agregó que “los enemigos”, una fórmula utilizada para referirse a Estados Unidos y sus aliados occidentales, “intentan eliminar el programa nuclear (iraní) para, de algún modo, atacar todos los derechos de Irán”.

El pasado martes, Teherán instó a Washington a utilizar la próxima reunión entre Irán y el G5+1, formado por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (China, EEUU, Francia, Reino Unido y Rusia) más Alemania, en Alma Ata, para generar confianza en la negociación sobre el programa nuclear iraní.

La reunión de Kazajistán “puede ofrecer una oportunidad a EEUU y otros países occidentales de probar su buena voluntad y generar confianza”, según dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Ramin Mehmaparast.

Mehmanparast comentó las reiteradas manifestaciones del líder supremo de Irán, ayatolá Ali Jamenei, en las que ha señalado que con las posturas actuales y las sanciones y presiones occidentales a Teherán, unas conversaciones directas con Washington son inútiles, y agregó que, de momento, “no hay signos de cambio” en EEUU.

Tras las recientes propuestas del vicepresidente de EEUU, Joe Biden, y la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, de conversaciones directas entre Teherán y Washington, Mehmanparast instó a las autoridades estadounidenses a “dar pasos prácticos y probar su respeto a los derechos de la nación iraní”.

Las conversaciones entre Irán y el G5+1 se iniciaron en diciembre de 2010 y la última reunión fue en Moscú en junio pasado, sin que se consiguieran avances relevantes.

Irán está sometido a sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, y también de la UE, EEUU y otros países, por su programa nuclear, que algunos gobiernos, con el de Washington a la cabeza, sospechan que podría tener una vertiente armamentista, lo que Teherán niega y afirma que es exclusivamente civil y pacífico.

Teherán, 23 feb (EFE).- Teherán pidió hoy más tolerancia y colaboración con su programa nuclear a los organismos internacionales y los países occidentales, en declaraciones del director de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Fereydum Abasi.

Según dijo Abasi a la agencia oficial IRNA, “mi mensaje a algunos organismos y países es que aumenten su tolerancia”, en relación con los nuevos anuncios de que Irán moderniza sus centrifugadoras de enriquecimiento de uranio y los supuestos avances en la construcción de un reactor experimental en Arak, en el oeste.

“Si un país sigue el camino del desarrollo tecnológico y científico, (los demás países y organismos) deberían dialogar con él y buscar el modo de colaborar”, expresó en referencia a la exigencia occidental a Irán para que cese su programa nuclear, que sospecha que podría tener una vertiente armamentista, lo que Teherán niega.

El pasado jueves, un informe del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) difundido en Viena señaló que Irán había iniciado la instalación de nuevas y más rápidas centrifugadoras en su principal planta de enriquecimiento de uranio en Natanz, lo que algunos países, en especial EEUU, calificaron de un desafío.

Hasta ahora, Irán ha enriquecido unas 9 toneladas de uranio e insistido en que sus fines son puramente civiles y pacíficos y que están bajo el control del OIEA.

Abasi recordó que la vasija de la central experimental de Arak “se fabricó hace tiempo y esperábamos que se acabase de preparar el lugar donde se ha de situar” para, tras esas operaciones, aún no finalizadas, colocar el reactor y empezar pruebas con “combustible virtual”.

“Se han preparado 150 cargas de combustible (nuclear) para ser enviadas a Arak y será mejor que nadie se moleste por ello, ya que el reactor de Arak es de investigación y destinado a fabricar radioisótopos (de uso médico e industrial)”, agregó Abasi, quien apuntó que tendrá un uso similar al actual reactor de Teherán.

Sobre las nuevas centrifugadoras para enriquecimiento de uranio, entre tres y seis veces más rápidas, que han empezado a instalar en su planta de Natanz, en el centro del país, dijo que Irán ya había informado al OIEA y pronto dirá la cifra final que piensan colocar.

Las declaraciones de Abasi se producen a tres días de la próxima reunión de representantes de Irán con los de las potencias del Grupo 5+1 para tratar la cuestión nuclear iraní.

Hoy, el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Said Jalili, principal negociador iraní en materia nuclear, advirtió de que Irán no aceptará menos derechos y más deberes sobre la cuestión atómica en la reunión prevista para el martes 26 de febrero en Kazajistán.

“Si el G5+1 quiere empezar un diálogo constructivo con Teherán, debe hacer una propuesta fiable”, manifestó Jalili, en referencia a que debe atenerse a los términos del Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear, que Teherán considera que recoge su pleno derecho al uso pacífico de la energía atómica.

“En el marco del OIEA y del TNP nosotros cumplimos todos nuestros deberes de inspección y, por tanto, debemos gozar de todos los derechos, por lo que no aceptaremos más deberes y menos derechos”, apostilló Jalili.

Teherán, 23 feb (EFE).- El Cuerpo de Guardianes de la Revolución iraní ha probado diversas tácticas de guerra “asimétrica” contra una fuerza superior y aviones no tripulados “suicidas” (empleados como proyectiles) en la primera de las tres jornadas de las maniobras que hoy han iniciado en el sureste de Irán.

“Por primera vez, nuestra avanzada fuerza especial de guerra ha llevado a cabo operaciones especializadas”, dijo el portavoz de las maniobras, general Hamid Sarjeili, a la agencia local Fars, próxima a los Guardianes de la Revolución, un cuerpo militar integral especial destinado a la defensa del régimen islámico.

Sarjeili también explicó que las Fuerzas de Tierra de los Guardianes, que llevan a cabo estos ejercicios en la provincia suroriental de Kerman, “se han usado aviones no tripulados de reconocimiento y también ‘suicidas’, capaces de atacar al enemigo y su capacidad operativa está siendo evaluada”.

Las aeronaves no tripuladas de los Guardianes “siguen los movimientos de un enemigo hipotético en la zona de las maniobras, mientras unidades de guerra electrónica intervienen las comunicaciones del enemigo”, agregó el mando militar.

Estas maniobras de las Fuerzas de Tierra de los Guardianes, denominadas “Gran Profeta 8”, están destinadas a probar nuevas armas y equipos y mantener a las unidades participantes listas para el combate, según dijo previamente Sarjeili.

Cada año, las Fuerzas Armadas regulares de Irán, los Guardianes de la Revolución y también las milicias de Voluntarios Islámicos (Basij) llevan a cabo numerosas maniobras en el país para probar su preparación, armamento y equipos, la gran mayoría de producción nacional, dado el embargo de armas impuesto al país por la ONU.

Con frecuencia, las autoridades castrenses iraníes anuncian que la industria militar local ha desarrollado nuevas armas, equipos de alta tecnología, aeronaves, barcos o vehículos terrestres.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo