Ali Laridi, líder histórico de Al Nahda, nuevo primer ministro tunecino

Por Publimetro Colombia

Túnez, 22 feb (EFE).- El hasta ahora ministro de Interior, Ali Laridi, líder histórico del movimiento islamista Al Nahda, ha sido designado hoy por el presidente, Moncef Marzuki, nuevo primer ministro de Túnez.

“Nuestro país necesita en esta etapa el esfuerzo de todos para lograr la estabilidad, la prosperidad y la democracia”, dijo Laridi en un breve discurso, tras recibir de Marzuki el encargo de formar un nuevo gabinete, tras la dimisión el martes de Hamadi Yabali.

Laridi también indicó que comenzarán de inmediato los contactos para formar un nuevo Gobierno que, según dijo, será “de todos los tunecinos y actuará sobre esa base, por considerarlos a todos iguales en derechos y obligaciones”.

Al Nahda, principal fuerza política en la Asamblea Nacional Constituyente, con 89 de los 217 escaños, encabeza la alianza gubernamental en la que también están incluidos el Congreso Por la República (CPR) del presidente, Monsef Marzuki, y el Takatol, del presidente del Parlamento, Mustafa Ben Yafaar.

Sin embargo, el nuevo jefe del Ejecutivo, que pasó 17 años en prisión durante la era del dictador Zin el Abidín Ben Ali (1987-2011), no cuenta con la simpatía de numerosos partidos políticos que, desde hace semanas, pedían su dimisión al frente del ministerio de Interior.

El dirigente de la plataforma de izquierdas Frente Popular (FP), Ahmed Sadiki, dijo a Efe que la nominación supone un paso atrás.

“(Su designación) nos hace regresar a la situación anterior al asesinato de nuestro líder Chukri Bel Aid, como si nada hubiera ocurrido o como si no hubiera una crisis grave”, dijo Sadiki.

La muerte a tiros de Bel Aid, el pasado día 6, provocó una ola de protestas populares en todo el país que culminó con una huelga general dos días más tarde coincidiendo con el entierro del dirigente de izquierdas y secretario general del FP.

Estas protestas empujaron al anterior primer ministro Yabali a proponer la formación de un gobierno tecnócrata. Una idea que rechazó de plano su partido, Al Nahda, lo que desembocó en la dimisión de Yabali a principios de semana.

Para Ahmed Sadiki, la actitud del partido islamista Al Nahda de proponer al ministro de Interior para el cargo de presidente del Gobierno es “irresponsable”, ya que, según el dirigente del FP “su labor al frente de Interior ha sido un fracaso total”.

“Dudamos de su capacidad de poder sacar adelante un Gobierno”, sentenció.

Por su parte, Lasad Akremi, portavoz del principal partido de la oposición, Nidá Tunis, coincidió en señalar que la nominación supone “un retroceso de 15 días, al día antes del asesinato de Bel Aid”.

Akremi subrayó que “una vez más, no hay garantía de que los ministerios sean neutrales”. Para Akremi, “Laridi seguirá controlando el ministerio de Interior aunque lo ponga en manos de un independiente”.

“Todo el espíritu de consenso que reunió el exprimer ministro Hamadi Yabali se ha perdido y los tres partidos de la troika han vuelto, aunque quizás amplíen la alianza poniendo en el nuevo gobierno a gente de algún pequeño partido satélite, controlado por Al Nahda” agregó el político opositor.

El presidente del Partido Republicano, Nayib Chebbi, manifestó a una radio nacional que el cargo de jefe del Ejecutivo “debería haber ido a parar a un hombre de consenso”.

Ali Laridi, nacido el 15 de agosto de 1955 en la ciudad de Medenín, 500 kilómetros al sureste de la capital, cuenta con dos semanas para componer su equipo y presentarlo, junto a su programa de gobierno, al presidente del país.

No obstante, Marzuki le ha pedido que lo forme cuanto antes porque, según el portavoz de la Presidencia, “el país no puede esperar mucho”.

Ingeniero de formación, Laridi ha estado siempre en los diferentes comités ejecutivos de su partido, que llegó a presidir desde 1988 hasta su arresto en diciembre de 1990.

En 1992 fue condenado a 15 años de prisión por un tribunal militar, de los cuales pasó dos lustros confinado en régimen de aislamiento.

El 24 de diciembre de 2011 fue nombrado ministro de Interior en el gobierno surgido tras las primeras elecciones democráticas que se celebraron en el país.

Por Miguel Albarracín

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo