El ministro de Defensa egipcio advierte de un posible "colapso del Estado"

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 29 ene (EFE).- El ministro de Defensa egipcio, Abdel Fatah el Sisi, ha advertido de que la crisis que vive el país puede llevar al colapso del Estado, informó hoy el portavoz de su departamento, Ahmad Mohamed Ali, en su página de Facebook.

“La continuación del conflicto entre las distintas fuerzas políticas y sus discrepancias sobre la administración de los asuntos del país puede llevar al colapso del Estado y amenaza el futuro de las próximas generaciones”, dijo El Sisi, que es también comandante en jefe de las Fuerzas Armadas egipcias.

El Sisi hizo estas declaraciones durante un encuentro con estudiantes de una academia militar.

El ministro afirmó, además, que “los desafíos y los conflictos políticos, económicos, sociales y de seguridad que afronta Egipto en la actualidad suponen un amenaza verdadera para la seguridad y la unidad del país”.

“La continuación de esta escena sin que sea resuelta por todas las partes llevará a consecuencias graves que influirán en la estabilidad”, apuntó El Sisi.

Ante este panorama, aseguró que las Fuerzas Armadas permanecerán como “la columna fuerte sobre la que se basa el Estado egipcio”.

En ese sentido, el despliegue del Ejército en las provincias de Port Said y Suez (noreste) “tiene el objetivo de proteger objetivos cruciales y estratégicos del Estado, sobre todo el canal de Suez, que nunca permitiremos que sea tocado”, destacó El Sisi.

Y reconoció que las Fuerzas Armadas afrontan un problema a la hora de no interferir en el derecho de los ciudadanos a manifestarse y proteger a su vez las instalaciones “cruciales” que afectan a la seguridad nacional.

Eso requiere, en su opinión, que las protestas sean pacíficas para evitar la violencia.

Ayer, la Cámara alta del Parlamento, que ha asumido todo el poder legislativo por la disolución de la Cámara baja, aprobó un proyecto de ley presentado por el Gobierno, que autoriza al Ejército a velar por la seguridad y a detener a civiles,

Más de cincuenta personas han muerto en Egipto desde el viernes pasado cuando comenzaron los disturbios con motivo de la conmemoración del segundo aniversario del inicio de la revolución que derrocó al régimen de Hosni Mubarak.

A esos choques se sumaron el sábado los enfrentamientos desencadenados en Port Said (noreste) entre manifestantes y policías tras conocerse la decisión de un tribunal de recomendar la pena de muerte para 21 acusados por participar en la matanza de 74 personas hace casi un año en el estadio de fútbol local.

Anteayer, en un intento de frenar la violencia, el presidente egipcio, Mohamed Mursi, declaró el estado de emergencia y el toque de queda en Suez, Ismailiya y Port Said, pero anoche miles de personas desafiaron esas medidas saliendo a las calles.

El Cairo, 29 ene (EFE).- Manifestantes en las tres principales ciudades del canal de Suez -Port Said, Ismailiya y Suez- desafiaron anoche el toque de queda impuesto por orden del presidente egipcio, Mohamed Mursi, según la televisión egipcia.

Miles de ciudadanos de Port Said, junto con hinchas del club de fútbol local Al Masry, participaron en una marcha por las calles de la localidad para rechazar el toque de queda, que está en vigor desde las 21.00 hora local (19.00 hora GMT) hasta las 06.00 (04.00 GMT).

La manifestación salió de la mezquita de Maryam, en el centro, y terminó delante del edificio de la gobernación, mientras los participantes corearon lemas contra el Ministerio del Interior y pidieron la caída del régimen.

En esta ciudad, el portavoz de las Fuerzas Armadas Ahmed Mohamed Ali afirmó que el Ejército abortó el intento de un grupo armado de irrumpir en la prisión central, donde están recluidos los acusados de la masacre en un estadio de esta ciudad hace casi un año.

Mientras tanto, en Ismailiya y en Suez miles de personas también salieron a las calles, sin que el ejército intentara imponer el toque de queda.

En Suez, los cafés y las tiendas permanecieron anoche abiertos.

Los disturbios en varias provincias egipcias, que dejan ya una cincuentena de muertos, se iniciaron el viernes pasado con motivo de la conmemoración del segundo aniversario del inicio de la revolución que derrocó al régimen de Hosni Mubarak.

A esos enfrentamientos se sumaron los choques entre manifestantes y policías en Port Said, iniciados el sábado pasado al conocerse la decisión de un tribunal de recomendar la pena de muerte para 21 acusados por participar en la matanza de 74 personas hace casi un año en el estadio de fútbol local.

Anteayer, en un intento de frenar la violencia, Mursi declaró el estado de emergencia y el toque de queda en las provincias de Suez, Ismailiya y Port Said.

El Cairo, 29 ene (EFE).- Varios hombres enmascarados fueron detenidos hoy por las fuerzas de seguridad egipcias por irrumpir en el hotel Semiramis, uno de los más conocidos del centro de El Cairo, e intentar saquearlo.

Los atacantes aprovecharon los disturbios de la pasada madrugada en la Cornish y el puente de Qasr al Nil, sobre el río Nilo y junto al Semiramis, para llegar hasta el hotel, donde entraron para robar, lo que causó el pánico entre los clientes, según la agencia de noticias estatal Mena.

Muchos huéspedes estaban encerrados en sus habitaciones para protegerse de los gases lacrimógenos y de los disparos de balines, empleados durante los enfrentamientos en la calle entre los efectivos del orden y los manifestantes.

Los asaltantes intentaron primero robar en los cajeros automáticos que se encuentran fuera del hotel, pero cuando varias personas trataron de impedírselo, entraron en el edificio.

Al irrumpir dentro, los ciudadanos que habían evitado el robo de los cajeros cerraron las puertas del hotel y llamaron a las fuerzas de seguridad, que detuvieron al grupo de enmascarados.

El Ministerio del Interior lanzó hoy un llamamiento para que los ciudadanos no se acerquen a la Cornish ni al puente de Qasr al Nil, foco principal de los choques de los últimos días en la capital.

Más de cincuenta personas han muerto en Egipto desde el viernes pasado cuando se iniciaron los disturbios con motivo de la conmemoración del segundo aniversario del inicio de la revolución que derrocó al régimen de Hosni Mubarak.

A esos choques se sumaron el sábado los enfrentamientos desencadenados en Port Said (noreste) entre manifestantes y policías tras conocerse la decisión de un tribunal de recomendar la pena de muerte para 21 acusados por participar en la matanza de 74 personas hace casi un año en el estadio de fútbol local.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo