La comunidad internacional promete 455 millones de dólares para estabilizar Mali

Por Publimetro Colombia

Adis Abeba, 29 ene (EFE).- La comunidad internacional se comprometió a dedicar 455 millones de dólares a la lucha contra los rebeldes de Mali durante una conferencia de donantes celebrada hoy en la sede de la Unión Africana (UA), en Adis Abeba.

El principal donante fue Japón, que aportará 120 millones de dólares a la misión de misión militar internacional de apoyo a Mali (AFISMA), seguido de Estados Unidos, con 96 millones; la Unión Europea (UE), con 63 millones; y la Unión Africana, con 50 millones.

“Este es un paso decisivo en nuestros esfuerzos para tener disponibles los recursos que necesita la AFISMA para cumplir su misión de estabilizar Mali”, afirmó el presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, jefe de turno de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), cuyo país aportará dos millones de dólares, aparte de tropas.

Con estos 455 millones de dólares se pretende financiar el resto de la campaña militar en Mali, actualmente encabezada por el Ejército de Francia y que apoyan tropas africanas, para recuperar el norte del país, en manos de insurgentes desde junio pasado.

Asimismo, la recaudación se utilizará para el adiestramiento de efectivos de la Misión Internacional de Apoyo a Mali liderada por África (AFISMA), y en la posterior misión de paz para lograr la estabilización de ese país.

“Espero que los compromisos se materialicen rápidamente, de manera que podamos garantizar la paz en Mali”, afirmó el primer ministro etíope y nuevo presidente de turno de la UA, Hailemariam Desalegn, cuyo país prometió cinco millones de dólares.

Entre los países africanos, los más generosos fueron Nigeria, que ya ha desplegado soldados en Mali, y Sudáfrica, que desembolsarán diez millones de dólares cada uno.

La CEDEAO, que ha prometido 3.500 soldados para la AFISMA, prometió diez millones de dólares.

La conferencia, que reunió a países africanos y aliados internacionales, contó también con la asistencia del ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurant Fabius, quien señaló que su país ya ha aportado 63 millones de dólares a la guerra en Mali.

De ese montante, precisó Fabius, siete millones de dólares responden a equipamiento militar para las fuerzas malienses y de la CEDEAO.

“La Unión Africana y la CEDEAO han aportado una fuerza significativa. Quiero urgir a que se apoye este importante gesto de África”, dijo el jefe de la diplomacia gala ante la conferencia.

Además, Baréin y los Emiratos Árabes Unidos se comprometieron a dedicar 10 millones y 25 millones de dólares respectivamente para tratar de acabar con la crisis de Mali.

Por su parte, el subsecretario de la ONU para Asuntos Políticos, Geferey Feltman, aseguró que Naciones Unidas “reconoce la seriedad de la situación de Mali”, y que se está esperando a que el Consejo de Seguridad tome una decisión con respecto a qué fondos dedicará a la estabilización del país.

Según los expertos de la CEDEAO, se necesitarían unos 959 millones de dólares para financiar la misión militar de Mali durante un año, la cual se ha propuesto que esté formada por un total de 8.000 efectivos, así como para apoyar al país africano en el desarrollo de su ejército.

En la conferencia de hoy, el presidente de Mali, Dioncunda Traoré, agradeció a los donantes todo su apoyo.

“Creemos siempre que la acción militar debería ser siempre el último recurso, pero, en este caso, desafortunadamente parece ser la única opción”, subrayó Traoré.

Mali vive una grave crisis desde el pasado 22 de marzo, cuando un golpe de Estado perpetrado por miembros del Ejército maliense derrocó al presidente elegido democráticamente, Amado Toumani Touré.

Así, los militares protestaban por la poca atención que prestaba el Gobierno de Mali a la rebelión tuareg en el norte del país, pero el golpe no hizo más que agravar la situación en esa zona.

Aprovechando el vacío de poder tras el derrocamiento de Tuoré, el Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) proclamó el pasado abril unilateralmente la independencia de la región septentrional de Mali, que abarca 850.000 kilómetros cuadrados.

Sin embargo, diversos grupos yihadistas se hicieron fuertes en la región, cuyo control han arrebatado a los tuareg.

Por Omer Redi

París, 29 ene (EFE).- El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, aseguró hoy que la operación militar que su Ejército lleva a cabo en Mali ha registrado “avances sustanciales” en todos los objetivos marcados.

Tras reunirse con representantes de los partidos franceses para informarles del desarrollo de la operación en Mali, Ayrault destacó la importancia de la “unidad política” en torno a la misma.

El primer ministro indicó que las tropas francesas, asociadas a las de Mali, han logrado detener la ofensiva de los terroristas que controlaban el norte del país, lo que constituía el primer objetivo de la intervención.

Ahora, se aplican a devolver al Gobierno malí la integridad de su territorio, una tarea que está en marcha, indicó Ayrault, que destacó la reciente toma de las ciudades de Gao y Tombuctú.

Pese a esos avances, el jefe del Ejecutivo indicó que “la amenaza terrorista no ha terminado” y que las fuerzas armadas se enfrentan todavía a acciones de “acoso” de los salafistas.

En este sentido, Ayrault reiteró que sus tropas no tienen la intención de quedarse en el país africano, pero señaló que lo harán “todo el tiempo que sea necesario para permitir a la fuerza africana tomar el relevo”.

El primer ministro explicó que ya hay casi 3.000 efectivos de países africanos en Mali, un número que “pronto” alcanzará los 7.000.

Ayrault agradeció el apoyo internacional que está recibiendo Francia en esta operación.

El primer ministro se refirió a las denuncias de masacres que algunas ONG imputan al Ejército maliense cada vez que toman el control de ciudades hasta ahora en manos de los terroristas.

Aseguró que esas denuncias “no han sido confirmadas hasta ahora por la Cruz Roja”, pero indicó que sus fuerzas se mostrarán “extremadamente vigilantes” y pidió que se desplieguen “observadores internacionales que velen por el respeto de los derechos humanos”.

Bruselas, 29 ene (EFE).- Los Veintisiete presentaron hoy las primeras ofertas de contribución a la misión de formación que la Unión Europea (UE) desplegará en Mali a partir de mediados de febrero.

“Un número de Estados miembros han hecho propuestas iniciales interesantes que permiten tener una indicación de las áreas dónde sus contribuciones serán necesarias”, explicó el portavoz comunitario de Exteriores Sébastien Brabant.

Los servicios de la alta representante de la UE, Catherine Ashton, invitaron hoy por primera vez a los países a presentar sus posibles aportaciones a la misión, que contará con unos 450 hombres.

La mitad de ellos serán formadores que se encargarán de entrenar a soldados malienses, mientras que el resto serán fuerzas necesarias para garantizar su protección y personal de administración.

En los próximos días los Veintisiete celebrarán otros encuentros similares para tratar de cerrar el reparto del esfuerzo entre los países.

Alrededor de una decena de Estados miembros han confirmado ya su intención de participar (España, Francia, Alemania, Italia, Suecia, Estonia, Eslovenia, Reino Unido y Bélgica), aunque se da por hecho que el número será más alto finalmente.

España, según ha avanzado el Gobierno, ha preparado a 50 hombres para participar en la misión comunitaria, que tendrá un mandato inicial de 15 meses.

Su objetivo será entrenar a soldados malienses para permitir que recuperen el control del norte del país con el apoyo de la fuerza africana que intervendrá bajo mandato de Naciones Unidas.

Los Veintisiete han aprobado ya el concepto de operaciones presentado por el comandante de la misión, el general francés François Lecointre y deberán dar luz verde ahora al “plan de operaciones”, un documento más específico en el que se indican, entre otras cosas, las reglas de enfrentamiento de las tropas europeas.

Según indicó hoy una fuente diplomática, los planes iniciales de la UE pueden variar finalmente por la actual situación de conflicto abierto, que hace que la mayor parte de las tropas malienses estén ya desplegadas en combate.

Así, es probable que la UE comience su trabajo por la reforma de las estructuras de las fuerzas armadas del país y que se inicie una campaña para reclutar nuevos efectivos, que serían entrenados por los formadores europeos, explicó.

Una vez que el norte del país esté estabilizado, grupos de soldados podrían abandonar el frente para ser formados por la misión de la UE.

Los ministros de Exteriores repasarán el jueves en Bruselas la situación en Mali y los preparativos de la misión, a la que ya dieron luz verde política en su último encuentro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo