Peña Nieto ambiciona plan escolar uruguayo y Mujica ampliar ventas a México

Por Publimetro Colombia

Montevideo, 28 ene (EFE).- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, expresó hoy su interés en replicar el plan uruguayo de una computadora por niño, durante una fugaz visita a Montevideo para reforzar la asociación estratégica entre ambos países, que Uruguay ve como una esperanza para diversificar sus exportaciones.

Las buenas intenciones quedaron patentes con el gesto de Peña Nieto de invitar al mandatario uruguayo, José Mujica, a regresar hoy a Montevideo desde Santiago de Chile en el avión presidencial mexicano, tras participar ambos en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

La primera actividad en Montevideo fue en el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU), organismo del Estado, donde Peña Nieto, que asumió la Presidencia de México en diciembre pasado, pudo conocer en persona el denominado Plan Ceibal, que ha dotado de una computadora con conexión a internet a medio millón de escolares en Uruguay.

Peña Nieto calificó la iniciativa de “referente mundial” y se mostró “gratamente impresionado” y “sorprendido” con ella, por lo que insinuó su interés en replicarla en su país.

Posteriormente, en la comparecencia de prensa que siguió a su encuentro bilateral con Mujica, en la residencia presidencial de Suárez, Peña Nieto confirmó que pretende repartir máquinas similares entre niños mexicanos “de quinto y sexto de primaria”.

En ese sentido, Uruguay ofreció “toda la asesoría técnica” para crearle “un diseño propio” del innovador programa, que en el país suramericano, de apenas 3,3 millones de habitantes, abarca a 500.000 estudiantes de primaria y secundaria, pero que en la nación norteamericana deberá incluir a millones de escolares.

Como parte del buen clima de la relación, Peña Nieto recalcó que Uruguay será el país invitado en la edición de este año del famoso Festival Cervantino y que México llevará a tierras uruguayas una exposición de arte popular.

Por otra parte, expresó su apoyo al plan de Uruguay de ocupar un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU como miembro no permanente de 2015 a 2016 y Mujica se comprometió a su vez a respaldar a México para que ocupe un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Lo importante es que la región esté integrada, unida y que muestre un frente monolítico en los distintos espacios”, argumentó el mandatario mexicano, en un discurso muy en la línea de su intervención en Chile.

Mujica reconoció la disposición de su homólogo “de mirar hacia el sur, al Caribe”, de “mirar hacia América Latina en el sentido de buscar multiplicar la relación cultural, política y económica” con la región.

“México está lejos, aunque está cerca de nuestro corazón”, afirmó el mandatario de 77 años, que recordó también la solidaridad mexicana al acoger en el pasado a exiliados políticos de todas las partes del mundo, especialmente de Latinoamérica.

El jefe de Estado uruguayo, que pasó catorce años en la cárcel por su lucha guerrillera, la mayoría de ellos durante la dictadura (1973-1985), ofreció también sus buenos oficios para que México esté “cerca” del Mercosur.

Uruguay ocupa actualmente la presidencia pro témpore de este bloque económico que conforman también Argentina, Brasil, Venezuela y Paraguay (suspendido en 2012).

Al respecto, Peña Nieto recordó que Uruguay es “el único país del Mercosur” con el que México tiene un Tratado de Libre Comercio (TLC), que data de 2004.

Desde la firma del TLC, al que luego se sumó un Acuerdo de Asociación Estratégica que entró en vigor en 2011, el intercambio comercial entre los dos países aumentó un 15 % de promedio anual, según datos oficiales.

En ese tiempo el comercio Uruguay-México pasó de 136 millones de dólares a 548 millones de dólares.

Las ventas mexicanas a Uruguay crecieron de 34 millones de dólares a 271 millones y las exportaciones uruguayas a México de 101 millones de dólares a 277 millones.

En coincidencia con la visita de Peña Nieto se supo que a partir del 1 de marzo México permitirá el ingreso libre de aranceles de 5.000 toneladas de leche en polvo de Uruguay, país eminentemente agropecuario, por un valor que se estima en 20 millones de dólares.

En 2012 el país suramericano exportó arroz a ese destino por valor de 26 millones de dólares y en el futuro espera ampliar también los envíos de carne.

De momento, además de mostrarle el Plan Ceibal, en la cena de honor antes de su partida Mujica tentó a Peña Nieto con un plato elaborado con un exclusivo corte de cordero con hueso que Uruguay aspira pronto a incluir entre las partidas de exportación a tierras mexicanas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo