Hollande asegura que "se está ganando la batalla" en Mali

Por Publimetro Colombia

París, 28 ene (EFE).- El presidente de Francia, François Hollande, aseguró hoy que la intervención del Ejército de Mali y de las fuerzas africanas, apoyadas por las francesas, ha permitido que se esté “ganando la batalla” contra los grupos salafistas que desde mediados del año pasado controlan el norte de ese país.

“Estamos ganando esta batalla”, dijo Hollande en una conferencia de prensa tras haberse reunido en el Elíseo con el primer ministro de Polonia, Donald Tusk.

El presidente francés precisó que al usar la primera persona del plural se refería a las tropas malienses, a las africanas y a las francesas, y aunque confirmó que se han “reconquistado” las principales ciudades, entre ellas Gao y Tombuctú, dejó claro que la zona norte sigue tomada por los salafistas.

“El norte de Mali está todavía bajo control terrorista. Serán los africanos quienes hagan todo para permitir que Mali recupere su integridad territorial”, indicó el presidente, subrayando que Francia no tiene intención de quedarse de manera indefinida en el país.

Hollande insistió en que el norte sigue siendo “la parte más difícil, porque hay terroristas escondidos, que pueden llevar a cabo actividades extremadamente peligrosas para los países vecinos”, y aunque no puso un plazo temporal a la presencia francesa sobre el terreno, recalcó que las tropas africanas deben tomar el relevo.

Las tropas galas, a su juicio, tienen el deber de hacer posible que las fuerzas africanas “puedan darle a Mali una estabilidad duradera”, y que ese país pueda emprender un proceso de democratización.

Hollande aprovechó la intervención para reconocer “la valentía y eficacia” de los soldados franceses, de los que dijo que “en pocos días han sido capaces de parar la ofensiva y de causar serias pérdidas, principalmente por vía aérea”.

Y tras destacar que los africanos necesitan apoyo financiero, que se abordará mañana en la conferencia de donantes en Adis Abeba, agradeció el apoyo recibido hasta ahora por Francia por parte de sus socios internacionales.

París, 28 ene (EFE).- El ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, afirmó hoy que la ciudad maliense de Tombuctú no está totalmente bajo el control del Ejército de Mali y precisó que siguen los combates para lograr su recuperación.

“En estos momentos las fuerzas francesas y malienses liberan la ciudad. Todavía no se ha conseguido completamente”, indicó en una entrevista concedida al telediario de máxima audiencia de la cadena “TF1”.

Con esas declaraciones matizó las informaciones difundidas anteriormente desde Mali por fuentes de la seguridad maliense, según las cuales la ciudad ya estaba en manos del Ejército de ese país.

Le Drian sí confirmó que Gao ha sido liberada, y sostuvo que la recuperación de Tombuctú “va por el buen camino”, por lo que se mostró confiado en la liberación completa de esa ciudad, definida como un “lugar emblemático, capital espiritual e intelectual del islam”.

El ministro alabó la manera en la que las fuerzas armadas francesas han llevado a cabo el despliegue en ambas ciudades “con profesionalismo, sangre fría, preparación y reactividad”, e insistió en que el objetivo de las tropas galas no es quedarse de manera indefinida en el país.

Le Drian recordó que la misión buscaba parar la progresión de los grupos salafistas hacia el sur, “algo que se consiguió en los primeros días”, y acabar dejando en manos de las tropas africanas el objetivo de que Mali recupere su integridad territorial.

“Francia pasará el relevo cuando llegue el momento”, señaló el titular de Defensa, sin entrar en especulaciones temporales, pero dejando claro que las autoridades galas no tenían ningún interés económico en la operación inicial.

Le Drian recalcó que “los grupos terroristas buscaban construir en Mali un santuario terrorista a partir del cual atacar Francia y otros países”, por lo que cuando se respondió positivamente a la llamada del presidente maliense, Dioncunda Traoré, se hizo con la vista puesta en la amenaza que eso representaba para la seguridad.

“La reconquista debe seguir”, concluyó el ministro, según el cual algunos de los integrantes de esos grupos salafistas se encuentran escondidos, y otros “intentan huir, pero las fronteras están bien cerradas”.

Adis Abeba, 28 ene (EFE).- Los líderes africanos se reúnen mañana en Adis Abeba en una conferencia internacional de donantes que busca lograr unos 450 millones de dólares en fondos y respaldo logístico para la misión militar internacional de apoyo a Mali (AFISMA).

Con los fondos, se quiere financiar el resto de la campaña militar en Mali, actualmente encabezada por el Ejército de Francia y que apoyan tropas africanas, para recuperar el norte del país, en manos de grupos salafistas y yihadistas desde junio de 2012.

Asimismo, la recaudación se utilizará para el entrenamiento de efectivos de la Misión Internacional de Apoyo a Mali liderada por África (AFISMA, por sus siglas en inglés), y en la posterior misión de paz para lograr la estabilización total de Mali.

El presidente de Burkina Faso, Blaise Compaoré, principal mediador en el conflicto maliense, aseguró hoy a los periodistas que la Unión Africana (UA), cuya sede en la capital etíope acogerá la conferencia, contribuirá con 50 millones de dólares.

Según dijo hoy a la prensa el comisario de Paz y Seguridad de la UA, Ramtane Lamamra, esta contribución del organismo panafricano no tiene precedentes.

Se espera, según Lamamra, que a la reunión de mañana asistan 20 representantes de países africanos y 17 de socios internacionales.

“Me consta que va a participar mucha gente y que van a producirse contribuciones significativas”, comentó Lamamra a los periodistas en la jornada de clausura de la XX Cumbre de la Unión Africana.

“Estamos esforzándonos -agregó el comisario- para asegurar la mayor cantidad de fondos posibles. Cuanto más consigamos, mejor se mantendrá la misión (de Mali) y durante más tiempo”.

La conferencia estará presidida por el nuevo jefe de turno de la UA, el primer ministro etíope, Hailemariam Desalegn, y por el presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, actual líder de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO).

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró hoy, en una rueda de prensa en Adis Abeba, que Naciones Unidas no tiene un presupuesto para participar en la misión de Mali en estos momentos, pero aclaró que la AFISMA tiene su total apoyo.

Ban aseguró también que hará llegar una propuesta para dedicar fondos a la crisis maliense al Consejo de Seguridad, que tendrá que reunirse para tomar una decisión sobre el asunto.

Hasta el momento, Japón ya ha indicado que contribuirá a la causa de Mali con 100 millones de dólares.

El Gobierno de Francia estará representado en la conferencia de donantes por su ministro de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius.

Francia tiene asignados 3.700 militares a la operación en Mali, de los que 2.500 están en el país africano, según indicó el pasado día 26 el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian.

Francia está a la espera del despliegue en primera línea del frente de las fuerzas africanas.

El portavoz de la Comisión de la CEDEAO, Sunny Ugoh, señaló la semana pasada que más de 1.000 soldados, de los 3.500 prometidos por la CEDEAO para la AFISMA, ya han sido enviados a Mali para reconquistar el norte del país.

Otros países africanos ajenos a la CEDEAO, como Burundi y Chad, también han expresado su intención de aportar tropas a la misión.

La celebración de la conferencia internacional de donantes tendrá lugar después del final de la cumbre de la UA, en la que la crisis de Mali ha acaparado un gran protagonismo.

Mali vive una grave crisis desde el pasado 22 de marzo, cuando un golpe de Estado perpetrado por miembros del Ejército maliense derrocó al presidente elegido democráticamente, Amadu Tumani Turé.

Así, los militares protestaban por la poca atención que prestaba el Gobierno de Mali a la rebelión tuareg en el norte del país, pero el golpe no hizo más que agravar la situación en esa zona.

Aprovechando el vacío de poder tras el derrocamiento de Tuoré, el Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) proclamó el pasado abril unilateralmente la independencia de la región septentrional de Mali, que abarca 850.000 kilómetros cuadrados.

Sin embargo, diversos grupos yihadistas se hicieron fuertes en la región, cuyo control han arrebatado a los tuareg.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo