La responsable humanitaria de la ONU visita Siria y se reúne con el Gobierno

Por Publimetro Colombia

Beirut, 27 ene (EFE).- La secretaria general adjunta para Asuntos Humanitarios de la ONU, Valerie Amos, visitó hoy Siria, donde se reunió con miembros del Gobierno, informó la agencia oficial de noticias Sana.

El ministro sirio de Asuntos Sociales y Trabajo, Yasim Mohamed Zakaria, afirmó tras entrevistarse con Amos que el Ejecutivo sirio hace “grandes” esfuerzos para proporcionar centros de alojamiento temporales a los desplazados y garantizar las necesidades básicas a las familias afectadas por el conflicto.

En un comunicado, Zakaria subrayó la necesidad de implantar los programas humanitarios de la ONU en Siria y unificar esfuerzos para atender a la población afectada.

En diciembre pasado, Amos declaró el compromiso de Naciones Unidas para mantener sus operaciones en Siria a pesar del creciente clima de inseguridad como consecuencia del conflicto que estalló en marzo de 2011.

La violencia se ha recrudecido en Siria en los últimos meses en medio de la parálisis de los esfuerzos mediadores, que no han logrado poner fin a un conflicto que comenzó en marzo de 2011 y ha derivado en una guerra civil en la que han muerto al menos 60.000 personas, de acuerdo con los últimos datos de la ONU.

El conflicto ha causado daños a la infraestructura, el desplazamiento interno de dos millones de personas y escasez de comida y combustible, según distintas fuentes.

Amos advirtió la semana pasada de que la situación humanitaria en Siria “ya es catastrófica y claramente está empeorando” como consecuencia del “fracaso de la comunidad internacional de unirse para resolver la crisis”.

Moscú, 27 ene (EFE).- El presidente sirio, Bachar al Asad, tiene cada vez menos opciones de retener el poder, afirmó hoy Dmitri Medvédev, primer ministro ruso, en una entrevista con el canal de televisión CNN.

“Cada día, cada semana, cada mes que pasa, las opciones de que (Al Asad) se mantenga en el poder son cada vez menores”, señaló Medvédev, según informa la página web del Gobierno ruso.

Medvédev destacó que “Al Asad se equivocó a la hora de poner en marcha las reformas políticas”.

“Lo tenía que haber hecho mucho más rápido, atrayendo a su bando a la oposición más moderada que estaba dispuesta a sentarse con él. Ese fue su mayor error, puede que fatal”, subrayó.

Con todo, el jefe del Gobierno ruso insistió en que debe ser el pueblo sirio el que decida la suerte de Al Asad: “Ni Rusia, ni Estados Unidos, ni ningún otro país” debe hacerlo.

“Ahora, lo más importante es garantizar un proceso de reconciliación nacional”, señaló.

De lo contrario, los grupos opositores formados en el exterior “exterminarán a los representantes de otras corrientes del Islam y de otras confesiones, algo que ya están haciendo”.

“Por eso, o una reconciliación nacional que debe transcurrir bajo el control de la comunidad internacional o una interminable guerra civil. No hay otra alternativa”, señaló.

Medvédev subrayó que “en la mesa de negociaciones deben sentarse todos -suníes, chiítas, alawitas, drusos y cristianos-. Si alguien es expulsado, la guerra civil proseguirá”.

“La guerra civil ya está en marcha y la culpa la tienen en la misma medida las autoridades del país y la oposición intransigente que, en gran medida, está integrada por islamistas radicales”, señaló.

Medvédev llamó a EEUU, los países europeos y las potencias regionales como Arabia Saudí y Catar a persuadir a las partes en conflicto a dialogar.

“Y no sólo exigir que Al Asad se vaya y después que lo ejecuten como a (el líder libio, Muamar el) Gadafi o lo lleven en camilla a juicio, como ocurre ahora con (el líder egipcio, Hosni) Mubarak”, apuntó.

Además, negó que Rusia se planteara en algún momento como objetivo diplomático el mantenimiento a toda costa en el poder de Al Asad, del que reconoció que encabeza un régimen “que reprimía prácticamente toda actividad política”.

El viceprimer ministro sirio, Kadri Yamil, aseguró la víspera a la emisora de radio “Eco de Moscú” que Rusia sigue suministrando armamento a Siria en virtud de contratos firmados antes del estallido del actual conflicto.

Rusia suministra a Damasco “el armamento necesario para la defensa de la soberanía del país. Siempre existe la amenaza de una agresión israelí”, dijo.

El Kremlin se opone a una injerencia exterior en Siria, aunque niega que Al Asad sea su aliado y aboga por un transición política en la que participen Gobierno y oposición, según los acuerdos de Ginebra de junio de 2012.

Ammán, 27 ene (EFE).- El viceministro de Asuntos Exteriores iraní para Asuntos Árabes y Africanos, Husein Amir Abdolahian, rechazó hoy en Jordania una intervención extranjera en Siria para acabar con el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

En una rueda de prensa celebrada en la embajada de Irán en Jordania, Abdulahian explicó que su país “apoya al pueblo sirio y las reformas propuestas por el régimen de Al Asad” y afirmó que no permitirá ninguna intervención en los asuntos de su “aliado”.

“No vamos a permitir cualquier cambio en Siria a través de una intervención extranjera y rechazamos totalmente cualquier medida para la marcha de Al Asad”, añadió Abdolahian.

Durante su visita a Ammán, el responsable iraní mantuvo dos reuniones con el ministro de Exteriores jordano, Naser Yudeh, y el portavoz de la Cámara alta del Parlamento, Taher Masri, para tratar las relaciones bilaterales.

Además, destacó la postura que mantiene Jordania hacia la situación en Siria calificándola de “racional y lógica”.

Por otra parte, Abdolahian acusó a otros países vecinos de Siria de “suministrar armas y combatientes a los grupos terroristas”, al tiempo que sostuvo que Estados Unidos está “animando a Al Qaeda” en la zona.

“Miles de terroristas sirios y árabes están luchando ahora en Siria y no se pueden denominar oposición. La oposición verdadera es quien llama a una solución política y un diálogo democrático”, apuntó el viceministro iraní.

Irán acusa a EEUU, sus aliados occidentales y algunos gobiernos musulmanes coaligados con Washington, en especial Arabia Saudí, Catar y Turquía, de armar a los grupos opositores sirios, a los que considera terroristas.

Por su parte, los grupos rebeldes sirios y EEUU han acusado repetidamente a Irán de apoyar militarmente al régimen sirio con armas, personal y asesoramiento.

Otros analistas creen que Irán está ayudando a la oposición islamista que se enfrenta al régimen laico de Assad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo