Argentina e Irán acuerdan crear una comisión para esclarecer el atentado a la AMIA

Por Publimetro Colombia

Buenos Aires, 27 ene (EFE).- Argentina selló hoy un entendimiento con Irán para esclarecer el atentado en 1994 contra la sede de la mutualista judía AMIA, de Buenos Aires, en el que murieron 85 personas y por el que están acusados ocho iraníes y un libanés.

El acuerdo, que entrará en vigencia una vez que sea ratificado por los Parlamentos de ambos países, fue firmado por los cancilleres de Argentina, Héctor Timerman, y de Irán, Ali Akbar Salehi, en el marco de la cumbre de la Unión Africana, que se celebra en Adis Abeba.

Argentina e Irán habían acordado en septiembre pasado en Nueva York, en el marco de la Asamblea de Naciones Unidas, emprender negociaciones con el fin de encontrar una vía para esclarecer el atentado contra AMIA.

Según el documento, cuyo contenido fue difundido por el Gobierno argentino, ambos países crearán una comisión de juristas que revisará las actuaciones judiciales en torno al atentado y recomendará un plan de acción para su esclarecimiento.

El acuerdo prevé la realización de interrogatorios a los acusados, pero en Teherán.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, quien se encuentra en Chile, participando de la cumbre entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, calificó a este acuerdo como “histórico”.

A través de la red social Twitter, Fernández destacó que “después de casi 19 años del atentado, se logra por primera vez un instrumento legal de derecho internacional entre Argentina e Irán para avanzar en el conocimiento y la verdad sobre el ataque terrorista”.

Según lo acordado, se creará una “Comisión de la Verdad” compuesta por juristas internacionales, cinco comisionados y dos miembros designados por cada país, seleccionados conforme a su “reconocido prestigio legal internacional” y “no podrán ser nacionales de ninguno de los dos países”.

Ambas naciones elegirán además conjuntamente a un jurista internacional con “alto estándar moral y prestigio legal” para que presida la comisión.

El cuerpo analizará toda la documentación presentada por las autoridades judiciales de Argentina e Irán y hará una “revisión detallada” de la evidencia relativa a cada uno de los acusados por el atentado, perpetrado el 18 de julio de 1994.

La Justicia argentina emitió en 2006 una orden de captura internacional contra el entonces ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi; el exministro iraní de Información Alí Fallahijan, el exasesor gubernamental Mohsen Rezai, el exagregado de la embajada de Irán en Buenos Aires Moshen Rabbani, el exfuncionario diplomático Ahmad Reza Ashgari y el libanés Imad Fayez Mughniyah.

También son requeridos por la Justicia argentina el viceministro de Relaciones Exteriores para Asuntos Africanos de Irán, Hadi Soleimanpour; el expresidente iraní Alí Akbar Rafsanjani y el exministro iraní de Relaciones Exteriores Alí Akbar Velayati.

Una vez hecha la revisión de la evidencia, la Comisión de la Verdad “emitirá un informe con recomendaciones sobre cómo proceder con el caso en el marco de la ley y regulaciones de ambas partes”, las cuales “tendrán en cuenta estas recomendaciones en sus acciones futuras”.

Según el memorando suscrito, “la comisión y las autoridades judiciales argentinas e iraníes se encontrarán en Teherán para proceder a interrogar a aquellas personas respecto de las cuales Interpol (Policía internacional) ha emitido una notificación roja” de captura.

Fernández subrayó que, gracias a este acuerdo, por primera vez “autoridades judiciales argentinas” podrán interrogar a los sospechosos.

Asimismo, destacó que “Irán no estaba obligado por ninguna resolución o instrumento del derecho internacional ni ningún organismo multilateral internacional -por ejemplo, la ONU- a dialogar con Argentina y mucho menos a firmar un acuerdo”.

Fernández aseguró que este acuerdo “garantiza el derecho de debido proceso legal” y que “memoria, verdad, justicia y paz son los valores fundantes” de la política internacional de su Gobierno.

El de la AMIA fue el segundo de los ataques terroristas contra intereses judíos en Argentina, donde en 1992 explotó una bomba frente a la embajada de Israel en Buenos Aires y causó la muerte de 29 personas.

La comunidad judía atribuye a Irán y a Hizbulá la planificación y ejecución de ambos atentados.

Buenos Aires, 27 ene (EFE).- Los familiares de las 85 víctimas del ataque terrorista perpetrado en 1994 contra la sede de la mutualista judía AMIA, de Buenos Aires, recibieron con cautela el anuncio del memorando suscrito hoy por Argentina e Irán para intentar esclarecer el atentado.

El presidente de la Asociación de Familiares y Amigos de las Víctimas del Atentado a la AMIA, Sergio Burstein, consideró que el acuerdo para crear una comisión de juristas que revisará la evidencia judicial en torno al caso constituye en principio un “avance”.

No obstante, en declaraciones a la agencia oficial Télam, Burstein dijo que para pronunciarse sobre el alcance del acuerdo la entidad que preside debe reunirse con sus abogados y “evaluar” el documento firmado hoy en Adis Abeba por los cancilleres de Argentina, Héctor Timerman, y de Irán, Ali Akbar Salehi.

“Nunca pensamos que Irán iba a aceptar”, dijo Brunstein, quien dijo haberse sentido conmocionado por la noticia anunciada por el Gobierno argentino, quien difundió en su sitio web el contenido del documento suscrito con Irán.

El acuerdo deberá ser tratado en el Congreso argentino ya que el memorando establece que sólo entrará en vigencia una vez que reciba la ratificación parlamentaria de ambos países.

“Nos faltan elementos para poder evaluar con mayor precisión el acuerdo”, sostuvo.

También en declaraciones a Télam, el canciller argentino anticipó que el próximo martes se reunirá con los familiares de las víctimas del atentado para informarles sobre los alcances del entendimiento con Irán.

Según el documento suscrito, ambos países crearán una comisión de juristas que revisará las actuaciones judiciales en torno al atentado y recomendará un plan de acción para su esclarecimiento.

El acuerdo prevé la realización de interrogatorios a los requeridos por la Justicia argentina, ocho iraníes y un libanés, pero en Teherán.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, quien se encuentra en Chile, participando de la cumbre entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, calificó a este acuerdo como “histórico”.

La Justicia argentina emitió en 2006 una orden de captura internacional contra el entonces ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi; el exministro iraní de Información Alí Fallahijan, el exasesor gubernamental Mohsen Rezai, el exagregado de la embajada de Irán en Buenos Aires Moshen Rabbani, el exfuncionario diplomático Ahmad Reza Ashgari y el libanés Imad Fayez Mughniyah.

También son requeridos por la Justicia argentina el viceministro de Relaciones Exteriores para Asuntos Africanos de Irán, Hadi Soleimanpour; el expresidente iraní Alí Akbar Rafsanjani y el exministro iraní de Relaciones Exteriores Alí Akbar Velayati.

El de la AMIA fue el segundo de los ataques terroristas contra intereses judíos en Argentina, donde en 1992 explotó una bomba frente a la embajada de Israel en Buenos Aires y causó la muerte de 29 personas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo