La oposición egipcia amenaza con boicotear las elecciones legislativas

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 26 ene (EFE).- El Frente de Salvación Nacional (FSN), principal coalición opositora de Egipto, amenazó hoy con no participar en las próximas elecciones legislativas, previstas para primavera, si no se anula la actual Constitución y se forma un ejecutivo de unidad nacional.

En un comunicado, el FSN reclamó la anulación de la actual “Constitución deformada” -que fue aprobada en referéndum el pasado diciembre- y pidió que se recupere la antigua carta magna de 1971, con las modificaciones necesarias.

La coalición reclama una “solución nacional global”, que incluya la formación de una comisión jurídica neutral para remodelar inmediatamente la Constitución “deformada” y llegar a un acuerdo sobre los artículos que considera que hay que cambiar.

También insta a la creación de un gobierno de salvación nacional competente y con credibilidad para cumplir las demandas de la revolución, entre ellas, la de justicia social.

De igual forma, exigió a los Hermanos Musulmanes que clarifiquen su situación legal, después de que, en su opinión, se hayan convertido en una parte auténtica de la administración de los asuntos del Estado sin apoyo de la ley, ni la legitimidad.

Si no se responde a esas reivindicaciones en los próximos días, el Frente convocará al pueblo egipcio para manifestarse el próximo viernes contra la Constitución “inválida” y trabajar provisionalmente con la Carta Magna de 1971, con modificaciones, además de pedir que comiencen de inmediato los preparativos para unos comicios presidenciales anticipados.

Atribuyó a Mursi la responsabilidad de las muertes recientes y solicitó la creación de una comisión de investigación neutral sobre los sucesos de estos días.

Ayer, nueve personas murieron y 584 resultaron heridas, según el último balance proporcionado por el Ministerio de Sanidad, en los disturbios registrados en todo el país con motivo del segundo aniversario de la revolución que derrocó a Hosni Mubarak.

A esos sucesos se han sumado los choques esta mañana en torno a la prisión de Port Said (este) entre manifestantes y policías, donde han fallecido al menos veintidós personas y doscientas han resultado heridas, nada más conocerse la decisión de un tribunal de recomendar la pena de muerte para 21 implicados en la masacre en el estadio de esa ciudad entre aficionados de clubes rivales hace ahora casi un año.

El Cairo, 26 ene (EFE).- Los Hermanos Musulmanes atribuyeron hoy la responsabilidad por los disturbios en Egipto, que han causado 35 muertos desde el viernes, a un plan premeditado, atizado por los medios de comunicación y que contó con el “apoyo implícito del silencio de la oposición”.

La Hermandad aseguró en un comunicado que “la prensa desinformadora no solo cargó en la gente el odio contra el régimen y la instó a salirse de la legitimidad, sino que también difundió los planes del sabotaje antes de ponerlos en marcha”.

A su juicio, eso demuestra que “hay alguien que ha planificado, financiado y que repitió esos planes en varias provincias”.

El comunicado consideró que el silencio de los partidos políticos de la oposición a la hora de condenar los crímenes les proporciona “la cobertura política y el apoyo implícito”.

La nota agregó que mientras el pueblo egipcio se preparaba para recoger los frutos de su revolución de 2011, fue sorprendido por quienes “intentan convertir la esperanza en pesadilla y la alegría en duelo, y propagar el pánico y el terrorismo en varias regiones”.

Hoy mismo, el Frente de Salvación Nacional (FSN), principal coalición opositora de Egipto, amenazó con no participar en las próximas elecciones legislativas, previstas para primavera, si no se anula la actual Constitución y no se forma un ejecutivo de unidad nacional.

Este nuevo brote de violencia que ha estallado en varias provincias egipcias acompañó ayer a la celebración del segundo aniversario de la revolución y se ha endurecido hoy tras la pena de muerte anunciada para 21 acusados en la masacre de Port Said.

Al menos 26 personas han muerto ya en los violentos enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad en torno a la prisión de Port Said, mientras que más de 250 han resultado heridas.

El Cairo, 26 ene (EFE).- El Black Bloc, una organización violenta y opaca de jóvenes encapuchados que se ha sumado los últimos días a los incidentes en Egipto, ha generado controversia sobre sus objetivos y la identidad de sus integrantes.

Sus pasamontañas y antifaces, su ropa oscura y su rechazo a hablar con la prensa han empujado a algunos medios de comunicación egipcios y árabes a considerarlos como parte de una conspiración extranjera que supone una amenaza para el orden público.

Sin embargo, los miembros de ese grupo explicaron a Efe en una de sus esporádicas declaraciones que actúan para combatir “la tiranía fascista” de los Hermanos Musulmanes, que dominan actualmente la escena política egipcia.

Dos días antes del segundo aniversario de la revolución del 25 de enero de 2011 y de que se desatara la nueva ola de violencia, uno de sus dirigentes dijo a Efe que su objetivo es derrocar al presidente, Mohamed Mursi, y el Gobierno de los Hermanos Musulmanes para impedir que este grupo monopolice el poder.

Pocas horas después de esa entrevista, el grupo difundió un vídeo en Youtube para inaugurar la presencia pública de la organización con un único objetivo: “Combatir la tiranía fascista de los Hermanos Musulmanes y su brazo armado”.

Pese a que algunos medios de comunicación y grupos opositores han informado los últimos meses de la supuesta existencia de milicias leales a la cofradía, la Hermandad ha negado en reiteradas ocasiones que disponga de un brazo armado.

Los propios Hermanos Musulmanes se refirieron hoy en un comunicado al Black Bloc, al que llamaron “las milicias de las bandas negras”, y al que acusaron de atacar a la policía y a las instituciones públicas en el aniversario de la revolución.

En su vídeo difundido en internet aparecen varios jóvenes encapuchados y vestidos de negro desfilando por uno de los puentes sobre el río Nilo en El Cairo con banderas de Egipto y emblemas anarquistas.

En la grabación, varios jóvenes explican que pretenden “liberar al ser humano, destruir la corrupción y derrocar al tirano”.

La televisión estatal egipcia difundió hoy un breve reportaje en el que señaló que el Black Bloc es “un grupo ajeno a la sociedad egipcia y que, según los observadores, está controlado por un oficial del Mossad (servicios secretos israelíes)”, y pidió a los ciudadanos que no cooperen con ellos.

Según la televisión catarí “Al Yazira”, los activistas del Bloque Negro mantuvieron escaramuzas el viernes con el resto de manifestantes cerca del Palacio Presidencial de Al Itihadiya, en El Cairo, tras intentar quitar las alambradas levantadas alrededor de ese edificio.

Durante las protestas de ese día en la plaza Tahrir, uno de estos activistas encapuchados rechazó hacer declaraciones a Efe con el argumento de que en su grupo no se permite hablar con los medios extranjeros.

El coordinador general de la Coalición de Fuerzas Revolucionarias, Haitam al Shauaf, dijo a Efe que el nuevo movimiento se ha inspirado en uno de los grupos antiglobalización que aparecieron en varios países occidentales en los años ochenta del siglo pasado.

Sin embargo, el activista señaló que la versión egipcia carece de organización y de madurez en su actuación, al tratarse de una experiencia nueva para el activismo en Egipto, aunque, a su juicio, ha podido reclutar a un gran número de jóvenes en distintas provincias.

Al Shauaf añadió que es muy difícil tener información sobre sus miembros y sus tendencias ideológicas porque se cubren con pasamontañas y son reacios a hablar con otros activistas.

Asimismo, explicó que su coalición, una de las más influyentes del movimiento revolucionario, todavía no ha decidido cómo actuará con esa nueva organización, y añadió que por el momento están evaluando su actuación y que a la luz de ello decidirán.

“Los activistas del Black Bloc ya no creen en la lucha pacífica, sino que ven que la violencia es la única vía para imponer el cambio. Al margen de si tienen razón o no, esa postura es consecuencia de la violencia utilizada por la autoridad contra las protestas pacíficas”, subrayó.

Por Mohamed Siali

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo