El rey Abdalá manifiesta que el nuevo talibán al que "tendremos" que hacer frente está en Siria

Por Publimetro Colombia

Davos (Suiza), 25 ene (EFE).- El rey “Abdalá de Jordania afirmó hoy que “el nuevo talibán” al que habrá que “hacer frente está en Siria” y advirtió a la comunidad internacional de que una eventual ruptura territorial de ese país será “catastrófica” para la región.

En una intervención en la cumbre de Davos, organizada por el Foro Económico Mundial (WEF, en sus siglas en inglés), el monarca aseguró que Al Qaeda “lleva establecida en Siria desde hace un año” y está recibiendo “materiales, armas y financiación de determinados sectores”.

La presión occidental de los últimos años en Afganistán, Pakistán e Irak y el estallido del conflicto en Siria, con crecientes tintes sectarios entre los diversos grupos étnicos, han trasladado a este país el centro de operaciones del yihadismo radical, según Abdalá de Jordania.

“El nuevo talibán al que vamos a tener que hacer frente está en Siria y hay que prevenir que estos radicales conquisten las áreas controladas por la oposición”, declaró el rey, quien destacó la importancia de que la ayuda internacional llegue a esas zonas.

A juicio de Abdalá II, el mal ya está hecho e, “incluso si mañana mismo tenemos el mejor de los gobiernos posibles en Damasco, pasarán dos o tres años hasta recuperar la estabilidad”.

“En ese periodo tendríamos que asegurar nuestras fronteras para evitar que se infiltren elementos radicales, hasta que podamos tener la seguridad de que el yihadismo ha sido eliminado”, explicó.

El rey hachemí rechazó la posibilidad de que el conflicto tenga una rápida solución por la vía armada -“quien dice que a (el presidente sirio, Bachar) Al Asad le quedan semanas, no conoce la realidad sobre el terreno”- y subrayó que buena parte del apoyo que tiene el Gobierno se basa en “el miedo a la otra opción”.

“Si eres druso o cristiano y ves cómo entran los yihadistas en el país, es normal que prefieras la opción de Al Asad. A eso hay que sumar que el régimen ha basado su liderazgo en la minoría alauí, que le da mucha fuerza y mantiene la unidad”, argumentó.

Sobre los grupos de oposición, Abdalá II señaló que tienen que demostrar que “creen en la participación de todos los miembros de la sociedad en una eventual transición, incluidos los alauís”.

Además, pidió que no se repita el error cometido en Irak, donde se desmanteló el ejército tras la invasión estadounidense de 2003, porque las fuerzas armadas “son la garantía de la unidad del país”.

Davos (Suiza), 25 ene (EFE).- El príncipe Turki Al Faisal Al Saud, miembro de la familia real saudí, afirmó hoy que sería un error no enviar armas a la oposición siria y manifestó que lo importante es asegurarse que se está armando a los “buenos chicos”.

En un debate en el marco del Foro de Davos, el príncipe -ex embajador saudí en Londres y Washington- dijo que no podía hablar en nombre del Gobierno saudí porque no forma parte de él, pero agregó: “asumo que estamos enviando armas (a Siria), y si no lo estamos haciendo sería un error terrible de nuestra parte”.

El príncipe explicó que los acuerdos sobre transferencia a terceros por parte de los fabricantes de armas es lo que está dificultando enviar el armamento pesado que permitiría a la oposición derribar aviones y atacar tanques a larga distancia.

Al Faisal Al Saud manifestó que era previsible desde el inicio del conflicto que entre los grupos armados de oposición surgieran grupos radicales islámicos y consideró que la solución para recuperar la credibilidad de la oposición, sobre todo entre la población, es armar a las facciones moderadas.

En el debate participó el ministro turco de Exteriores, Ahmet Davutoglu, que no quiso contestar directamente a la pregunta de si su país está armando a la oposición, pero afirmó: “el pueblo turco ha ayudado al pueblo sirio a defenderse con los mejores medios. El pueblo sirio sabe qué estamos haciendo y cómo estamos ayudando”.

Davutoglu reiteró su llamamiento al Consejo de Seguridad de la ONU a que apruebe una resolución en favor del acceso humanitario a Siria y a que se ponga de acuerdo sobre qué constituye crímenes de guerra para prevenir que se sigan cometiendo en el futuro.

Davos (Suiza), 25 ene (EFE).- El primer ministro del Líbano, Najib Mikati, afirmó hoy que su país está “desvinculado políticamente” de la crisis en Siria, porque no hacerlo causaría gran convulsión social interna.

“Estamos desvinculados políticamente de la crisis siria. Tenemos relaciones históricas y geográficas con Siria, y si tomamos partido por cualquiera de las partes, tendremos problemas internos, por eso no nos metemos”, afirmó Mikati en un debate que compartió con sus homólogos de Egipto, Libia, Marruecos y Palestina.

El debate fue organizado por el Foro Económico de Davos, que esta semana tiene lugar en la estación alpina suiza del mismo nombre.

Mikati explicó que su país no se desvincula del lado humanitario del conflicto, y recordó que acoge a cientos de miles de refugiados sirios en su territorio.

Asimismo, señaló que el hecho de que no hablen y no se inmiscuyan no quiere decir que no tengan en mente “los distintos escenarios en función de cuándo acabe, cómo acabe y qué pase” tras la caída del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

La de Mikati fue una opinión radicalmente opuesta a la expresada por el primer ministro egipcio, Hisham Mohamed Qandil, quien dijo que su país “no puede desvincularse de ninguna manera”.

“Nosotros esperamos que el conflicto acabe pacíficamente y que lo que pase después mejor que sea negociado de antemano”.

Qandil justificó las conversaciones que mantiene con “los actores clave en la región”, Irán, Rusia y Arabia Saudí.

“Si no diseñamos la estructura de lo que pasará después, será realmente un caos”, agregó el jefe del Gobierno egipcio.

“Estamos trabajando con los aliados del régimen para convencer a Asad de que no puede seguir así, obviamente hasta ahora no hemos tenido éxito”, recalcó Qandil.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo