Los rebeldes salafíes de Mali sabotean las rutas que conducen al frente

Por Publimetro Colombia

Bamako, 25 ene (EFE).- Los rebeldes salafíes del norte de Mali, que se enfrentan desde hace varias semanas al Ejército maliense y a tropas francesas, han comenzado a sabotear las rutas que unen el frente con la parte septentrional del país, denunció a Efe una fuente militar.

Los insurgentes han colocado minas en las vías que conducen a Gao tanto desde el sur del país, como desde Níger (este), según la fuente, que también indicó que al menos un puente que une el norte maliense con el país vecino ha sido volado.

El perfil de “Tweeter” de la presidencia de Mali indicó que la infraestructura saboteada se encuentra en la región de Gao (noreste), entre las localidades de Ansongo y Menaka.

Un contingente de 507 soldados de Níger espera en la ciudad nigerina de Ouallam, cercana a la frontera maliense, la llegada de 2000 militares chadianos para unirse a la ofensiva contra los grupos insurgentes islamistas, que controlan desde junio las provincias del norte de Mali.

El puente destruido se encuentra en la ruta que une Níger con Gao, una de las tres principales ciudades en manos de los combatientes radicales y la más próxima a la zona bajo control del Gobierno transitorio de Mali.

La fuente confirmó que las aviación francesa está bombardeando Gao, ciudad hacia la que intentan avanzar las tropas malienses.

Ginebra, 25 ene (EFE).- La ONU dijo hoy que ha recogido numerosos testimonios de refugiados de Mali que revelan el nivel de terror que han impuesto los rebeldes islamistas que mantienen el control de importantes porciones del norte del país y entre los que se ha detectado la presencia de extranjeros.

“Seguimos escuchando alarmantes relatos de atrocidades supuestamente cometidas por rebeldes vinculados a Al-Qaeda”, dijo en Ginebra la portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Melissa Fleming.

Entre los testimonios figuran la amputación de manos y pies como sanción y saqueos contra instalaciones médicas, como el Hospital de Gao, de donde los rebeldes se llevaron todas las medicinas, mientras que los cadáveres están esparcidos por todos lados.

Asimismo, se ha detectado el secuestro de niños para obligarlos a luchar en algún grupo armado rebelde.

“Otras personas dijeron haber visto como un rebelde ejecutaba a una mujer sólo por haberse negado a mostrar el contenido de un bolsa cuando iba abordar un autobús”, señaló la portavoz.

Los que huyen pierden todas sus pertenencias porque aunque los rebeldes no les impidan abandonar las áreas que controlan, sí revisan todo lo que llevan y se quedan con lo que pueda tener un mínimo valor, incluyendo alimentos.

Según el ACNUR, un motivo de preocupación adicional es la estrategia de los rebeldes -especialmente cuando resultan heridos- de mezclarse con la población para hacerse pasar por víctimas civiles.

Tales relatos, que incluyen varios casos en los que se ha identificado el origen extranjero de los rebeldes, son coincidentes sea que provengan de refugiados malienses que han huido a Mauritania, Burkina Faso o Níger, indicó Fleming.

Grupos islamistas, que en el norte de África se autodenominan “salafistas”, tomaron el año pasado el control del norte de Mali, que representa las dos terceras partes del territorio total del país.

Esto dio lugar a una intervención militar de Francia desde el pasado día 11 con el fin de ayudar al Ejército de Mali a contrarrestar la ofensiva rebelde.

En los últimos días, casi 5.500 malienses han entrado a Mauritania como refugiados, 2.300 a Burkina Faso y 1.580 a Níger, sumándose así a los 54.000, 38.800 y 50.000, respectivamente, que ya se encuentran en esos países.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) se refirió hoy a informaciones alarmantes sobre desplazamientos forzados masivos en las afueras de Gao, Tombuctú y Kidal.

Bruselas, 25 ene (EFE).- La Unión Europea (UE) tiene previsto empezar la formación efectiva de soldados malienses el 1 de abril, según el plan diseñado por el comandante de la misión comnunitaria que se desplegará en el país africano, cuyo concepto de operaciones fue aprobado hoy por los Estados miembros.

El documento recibió la luz verde de los embajadores de los Veintisiete, reunidos en el Comité Político y de Seguridad de la UE, y será aprobado formalmente por procedimiento escrito, según informaron fuentes comunitarias.

La próxima semana, los Estados miembros recibirán el otro texto fundamental en la preparación de la misión, el “plan de operaciones”, en el que se incluyen las reglas de enfrentamiento y otros detalles importantes de la misión.

El objetivo es que los embajadores puedan darle el visto bueno poco después, para que la UE anuncie oficialmente el despliegue de la operación el próximo día 12 de febrero.

El general francés François Lecointre, que comanda la operación europea, avanzó hoy a los Veintisiete que quiere que los alrededor de 200 formadores que enviará la UE a Mali lleguen al país durante el mes de marzo, con el fin de que el entrenamiento comience de forma efectiva el 1 de abril.

En total, el despliegue europeo contará con unos 450 efectivos, ya que además de los formadores, se desplazarán a Mali tropas para garantizar su seguridad y personal administrativo.

La operación cuenta con un mandato de 15 meses y con un presupuesto común de 12,3 millones de euros, a los que se suman los costes en los que incurrirán los países participantes.

Alrededor de una decena de países han confirmado ya su voluntad de participar, entre ellos España, Francia, Alemania e Italia.

España ha preparado 50 soldados para que puedan formar parte del equipo europeo, según ha confirmado el Gobierno español.

La misión se encargará de entrenar a soldados malienses (hasta unos 3.000 hombres) y de trabajar en la reestructuración de las fuerzas armadas de Mali para permitir que puedan recuperar el norte del país (en manos de grupos salafistas) con el apoyo de la fuerza internacional que enviará la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO).

Su centro de mando estará situado en Bamako, mientras que el entrenamiento de las fuerzas malienses se llevará a cabo en instalaciones al noreste de la capital.

Según fuentes comunitarias, está totalmente descartada la posibilidad de que los militares europeos participen en acciones de combate.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo