El Gobierno libio, extrañado por la petición a los británicos para abandonar Bengasi

Por Publimetro Colombia

Trípoli, 25 ene (EFE).- El viceministro de Interior libio, Abdala Masud, mostró hoy su extrañeza por la decisión del Ministerio de Exteriores del Reino Unido de urgir a los ciudadanos británicos a abandonar la ciudad libia de Bengasi por una amenaza “específica e inminente” contra occidentales.

En unas declaraciones a la agencia oficial libia WAL, Masud mostró su estupor y criticó la manera de actuar de Londres.

“Si el Ministerio de Exteriores británico teme por sus ciudadanos por cualquier amenaza podría retirarlos con toda tranquilidad sin causar tanto revuelo ni excitación”, dijo.

Agregó que el comunicado difundido ayer por las autoridades británicas “ha provocado un mayor temor en las distintas misiones diplomáticas y empresas extranjeras en Bengasi, e incluso les ha llevado a plantearse seriamente abandonar la ciudad”.

La Administración libia, por su parte, no ha recibido ningún informe o notificación del Gobierno británico sobre los supuestos peligros que amenazan a los miembros de su comunidad, según un comunicado del Ministerio de Interior libio, recogido por WAL.

En este sentido, el portavoz oficial de Interior, Maydi al Arfi, indicó que habían llamado a la Embajada británica en Trípoli para pedir explicaciones, pero aún están esperando una respuesta.

“Tenemos noticias de una amenaza específica e inminente sobre los occidentales en Bengasi, por lo que urgimos a todos los nacionales británicos que continúan allí, en contra de nuestros consejos, a que abandonen la ciudad inmediatamente”, señalaba el Foreign Office ayer en un comunicado.

El Gobierno de Australia se unió hoy al llamamiento británico y también ha pedido a sus ciudadanos que abandonen de inmediato Bengasi, la segunda ciudad del país.

“Somos conscientes de que hay una amenaza específica e inminente contra occidentales en Bengasi. Todos los ciudadanos australianos en Bengasi deben abandonarla inmediatamente”, señala hoy una alerta publicada en el portal del Ministerio de Exteriores.

El diputado del consejo local de Bengasi Mohamed al Taib declaró a Efe que hay “una mano oculta que desgraciadamente quiere manipular la seguridad de Bengasi”, aunque no ofreció más detalles.

Para Al Taib, responsable de coordinación de los asuntos de seguridad de la ciudad, el Reino Unido está en su derecho de proteger a sus ciudadanos.

Desde el pasado verano, la ciudad de Bengasi ha sido escenario de numerosos atentados, varios contra misiones diplomáticas como la estadounidense, la británica o la italiana, así como asesinatos de responsables libios de seguridad.

El más grave tuvo lugar el pasado 11 de septiembre, cuando el embajador estadounidense en Libia, Chris Stevens, murió en un ataque al consulado de Bengasi, junto con otros tres ciudadanos estadounidenses.

Sídney (Australia), 25 ene (EFE).- El Gobierno de Australia pidió hoy a sus ciudadanos que abandonen de inmediato la ciudad libia de Bengasi, ante la amenaza “específica e inminente” de un ataque terrorista contra occidentales.

“Somos conscientes de que hay una amenaza específica e inminente contra occidentales en Bengasi. Todos los ciudadanos australianos en Bengasi deben abandonarla inmediatamente”, señala la alerta publicada en el portal del Ministerio de Exteriores.

Las autoridades australianas indicaron que existe el riesgo de que grupos de militantes radicales que operan en Libia realicen ataques terroristas contra ciudadanos occidentales en respuesta a la reciente intervención francesa en Mali.

El Ejecutivo de Camberra también alertó de la continua violencia entre grupos armados en Libia y dijo que el consulado general australiano en Trípoli permanecerá cerrado hasta nuevo aviso, por lo que insistió en que su capacidad de brindar asistencia consular es limitada.

Asimismo, pidió a sus ciudadanos que eviten los desplazamientos a áreas fronterizas con Argelia, Níger, Chad y Sudán debido a la presencia de grupos tribales y el peligro de posibles secuestros por parte de terroristas.

La petición de Australia se añade a las realizadas por el Reino Unido, Alemania y los Países Bajos después de que Londres anunciara haber recibido informes creíbles y serios sobre posibles ataques contra occidentales en Bengasi.

Cuatro ciudadanos de EE.UU., incluido su Embajador en el país, murieron el año pasado en un ataque terrorista contra la misión estadounidense en Bengasi, cuna de la revolución que derrocó el ex líder libio, Muamar el Gadafi.

París, 25 ene (EFE).- Los cuarenta ciudadanos franceses que había en la ciudad libia de Bengasi han abandonado la ciudad después de que Francia pidiera hoy a sus nacionales que salieran de allí, ante la amenaza para la seguridad de los ciudadanos occidentales, se informó hoy en París.

El portavoz del Ministerio francés de Exteriores, Philippe Lalliot, explicó que no tiene constancia de que quede allí ninguno de sus nacionales.

En conferencia de prensa, dijo que no se trató de una evacuación, sino que se había pedido a los franceses en Bengasi que salieran por sus propios medios, ante la alerta que les transmitió el Reino Unido.

Lalliot no dio precisiones sobre la naturaleza de esas “amenazas a los ciudadanos occidentales”, que les habían comunicado los británicos.

En cualquier caso, añadió que en la página internet del departamento francés de Exteriores para los viajeros se ha publicado la advertencia “en razón de la persistencia” de “las amenazas contra los ciudadanos occidentales” en Bengasi.

Recordó que desde septiembre del pasado año, se desaconsejaba a los franceses que viajaran a la región, y también que tienen catalogado prácticamente todo el territorio libio, salvo dos bandas costeras, como “zona roja”, lo que significa que desaconsejan ir allí, salvo por motivos profesionales, y en este caso con precauciones.

Según los datos oficiales, en toda Libia hay unos 250-300 franceses.

Preguntado, por otro lado, por un aumento de las medidas de seguridad en las explotaciones de uranio en Níger de la compañía francesa Areva, Lalliot dijo que su país siempre está “muy vigilante” sobre las cuestiones de seguridad de sus ciudadanos en el extranjero, “en particular en el Sahel”.

Confirmó que “se han transmitido consignas de seguridad” a los franceses en ciertos países de la región, que no citó, e insistió en que eso se hace “en asociación con las autoridades locales”.

El portavoz no quiso contestar directamente a la cuestión de si se han enviado fuerzas francesas para reforzar los dispositivos de seguridad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo