El presidente de Portugal sanciona los polémicos presupuestos para 2013

Por Publimetro Colombia

Lisboa, 31 dic (EFE).- El jefe de Estado portugués, Aníbal Cavaco Silva, ha promulgado finalmente los presupuestos para 2013 pese a la gran polémica que rodeó su aprobación en el Parlamento por incluir un notable incremento de la presión fiscal.

El texto presupuestario fue sancionado el viernes, según informó hoy el Parlamento luso a través de su página web, lo que pone fin a los rumores sobre la posibilidad de que Cavaco Silva enviara preventivamente el documento al Tribunal Constitucional para que fuese analizado, trámite que habría retrasado su entrada en vigor.

Sin embargo, medios lusos especulan con la opción de que el presidente portugués todavía requiera la opinión de los jueces sobre la constitucionalidad de estos presupuestos, para lo que no tiene un plazo límite.

Varios juristas lusos -de diferente orientación política- han coincidido a lo largo de las últimas semanas en advertir de que el texto podría vulnerar principios que figuran en la Carta Magna.

La forma de distribuir los sacrificios exigidos a los ciudadanos, los cortes en las pagas a los funcionarios, la fuerte subida de la carga fiscal o los ajustes en algunos servicios sociales son algunos de los temas que según los expertos podrían ser inconstitucionales.

Los presupuestos para 2013 contaron con el respaldo en el Parlamento de los dos partidos conservadores en el Gobierno: el socialdemócrata (PSD) y el democristiano (CDS-PP).

El documento recoge una “enorme” subida de impuestos, en palabras del propio ministro de Finanzas, Vítor Gaspar, lo que provocó que surgieran públicamente y por primera vez divergencias entre los dos partidos que conforman el Ejecutivo.

El texto suscitó el voto en contra de toda la izquierda lusa, que acusó al Gobierno de profundizar en su estrategia de medidas de austeridad cuando el país continúa en recesión (el PIB cayó más de un 3 % en 2012) y el paro alcanza cotas nunca vistas en Portugal (roza ya el 16 %).

El aumento de la carga fiscal se producirá a través del incremento de los impuestos sobre la renta -de forma que dependerá del sueldo de cada uno-, en contraste con la idea original del Ejecutivo, que planteó una subida de la contribución a la Seguridad Social que afectaba a todos los trabajadores por igual, independientemente de su salario.

La decisión del gabinete dirigido por el primer ministro Pedro Passos Coelho también provocó un recrudecimiento de las protestas callejeras, cuya máxima expresión se vivió en la multitudinaria manifestación del pasado 15 de septiembre y en la huelga general del 14 de noviembre.

Portugal, que se encuentra bajo la asistencia financiera internacional desde mayo de 2011, prevé para el próximo año que su economía se contraiga más de un 1 %.

Lisboa, 31 dic (EFE).- Portugal anunció hoy que inyectará 1.100 millones de euros en el Banco Internacional de Funchal (Banif) para recapitalizar la entidad, una ayuda pública que procederá de los fondos de su rescate financiero.

Así lo informó el Ministerio de Finanzas luso en un comunicado enviado a la Comisión del Mercado de Valores (CMVM), una operación que implicará que el Estado entre en el accionariado de la entidad con el objetivo de garantizar el cumplimiento de los rátios de capital exigidos por el Banco de Portugal.

Por este motivo, el caso del Banif es diferente a la inyección de capital aprobada por el Estado luso para el Banco Comercial Portugués (BCP) y el Banco Portugués de Inversiones (BPI) el pasado mes de junio, ya que no implicó su entrada en el accionariado.

Entre las tres entidades financieras han recibido 5.600 millones de los 12.000 millones de euros reservados en el rescate financiero concedido a Portugal (por un valor total de 78.000 millones de euros) para apoyar a sus bancos.

El objetivo de este apoyo público, de acuerdo con el Ministerio de Finanzas, es el de “asegurar el acceso continuado de las empresas y los ciudadanos al crédito y respaldar la economía” del país.

Portugal también inyectó ya otros 1.650 millones de euros en la estatal Caixa Geral de Depósitos, aunque estos fondos no procedieron de la ayuda concedida por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional debido precisamente a su carácter público.

En su informe de resultados del tercer trimestre de 2012, el Banif informó de unas pérdidas acumuladas entre enero y septiembre de 254,5 millones de euros, aunque no dio datos sobre sus rátios de capital.

El Banco de Portugal exige a las entidades lusas que sitúen el Core Tier 1 -que mide su solvencia- en el 10 %, cuando a cierre de 2011 el Banif se situaba en el 6,8 %.

En el comunicado divulgado hoy, el Ministerio de Finanzas luso precisó que esta operación de recapitalización se realizará a través de la suscripción de 700 millones de euros en “acciones especiales” y 400 millones de euros más en “instrumentos de capital” que cuenten a la hora de calcular este rátio Core Tier 1.

En ambos casos, las emisiones estarán concluidas a finales de enero de 2013, según el Gobierno luso.

Además, también se celebrará otra operación de aumento de capital dirigida exclusivamente a inversores privados por valor de 450 millones de euros, que se prevé esté finalizada antes del 1 de julio de 2013 y que le permitirá devolver al Estado una parte de los fondos públicos aportados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo