La violencia en Siria se ceba con civiles y el jefe de la Policía Militar confirma su deserción

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 26 dic (EFE).- La violencia volvió a cebarse hoy con los civiles en Siria, donde una veintena de personas, entre ellas mujeres y menores, murió en una localidad del norte por un bombardeo del régimen, que ha sufrido un duro golpe después de confirmarse la deserción del jefe de la Policía Militar.

El número exacto de víctimas por el ataque en la población de Al Qahtaniya, situada en el oeste de la provincia de Al Reqa, fronteriza con Turquía, es todavía confuso.

Mientras que los opositores Comités de Coordinación Local señalaron que 29 personas perecieron -entre ellas, 17 menores y 3 mujeres-, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos apuntó que fueron veinte los fallecidos, de los que ocho eran niños y tres féminas.

La Comisión General de la Revolución ofreció solo la cifra de menores muertos, que indicó que fueron 17.

El Observatorio, que citó a activistas sobre el terreno, explicó que los efectivos del régimen lanzaron hoy más de quince proyectiles contra granjas de Al Qahtaniya, en represalia por un ataque anoche de los combatientes rebeldes contra un almacén de bombonas de gas, ubicado a tres kilómetros de la localidad.

El Observatorio destacó que los insurgentes que llevaron a cabo el asalto procedían de las inmediaciones de Alepo, la segunda ciudad del país, ya que en Al Qahtaniya no hay presencia rebelde, aunque sí hay una brigada de las fuerzas del régimen.

Los Comités de Coordinación Local precisaron que fue la artillería del Ejército gubernamental la que disparó contra esa población.

Los opositores han difundido un vídeo en Youtube, de 38 segundos de duración, con imágenes de las supuestas víctimas de la tragedia en el que aparecen varios cadáveres de menores tendidos en el suelo de una habitación.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por las autoridades sirias a los periodistas para trabajar.

Los sucesos se producen después de que el jefe de la Policía Militar siria, general Abdelaziz al Shalal, confirmara en un vídeo publicado en las últimas horas su deserción, que fue dada a conocer ayer por el Consejo Nacional Sirio (CNS), el principal grupo en el exilio.

Al Shalal es uno de los militares de más alto rango que se han unido a las filas de los revolucionarios.

“El Ejército se ha apartado de su misión principal que era proteger el país y se ha convertido en bandas que asesinan, destruyen ciudades y pueblos, y cometen masacres entre nuestro pueblo inocente, que ha salido para pedir libertad”, afirmó Al Shalal en la grabación para justificar su decisión.

Ayer, el CNS revelaba la llegada del oficial disidente a Turquía a través del paso fronterizo de Bab al Haua, aunque el “número dos” del Ejército Libre Sirio (ELS), Malek al Kurdi, negó a Efe su presencia en territorio turco, aunque confirmó su deserción.

“Se encuentra en un lugar seguro”, dijo Al Kurdi, sin dar más detalles.

A principios de agosto, el entonces primer ministro, Riad Hiyab, abandonó su puesto y anunció su unión a la revolución. Su deserción ha sido la más importante del régimen desde que comenzó la rebelión en marzo de 2011.

Entretanto, continúan los esfuerzos políticos para encontrar una solución pacífica al conflicto.

Una fuente de la Liga Árabe indicó a Efe que mañana se espera que el mediador para Siria, Lajdar Brahimi, llegue a El Cairo para entrevistarse con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, para analizar los resultados de su reciente viaje a Siria.

Brahimi se reunió ayer en Damasco con los líderes de la oposición interna y el lunes con el presidente Bachar al Asad en su tercer viaje a este país.

El enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe presentó en Siria una propuesta acordada con Washington y Moscú durante un encuentro en Ginebra la semana pasada, según revelaron a Efe fuentes diplomáticas.

Esa iniciativa contempla la formación de un Gobierno transitorio compuesto por ministros que no pertenezcan ni a la confesión alauí, que profesa el presidente, ni a los suníes radicales.

Además, estipula que Al Asad continúe en el poder hasta la segunda mitad del 2013 pero sin que tenga derecho a presentarse a las próximas elecciones presidenciales, previstas para el 2014.

Por el momento, se desconoce la aceptación que ha obtenido la propuesta llevada por Brahimi en Siria.

Fuentes de la oposición siria habían adelantado que el mediador se quedaría en territorio sirio hasta el domingo, pero la fuente de la Liga Árabe aseguró que mañana estará en Egipto y que el sábado acompañará a una delegación de ministros árabes, que visitará Ramala.

Asimismo, se espera que en los próximos días se dirija a Jordania, donde tiene intención de visitar el campo de refugiados sirios de Zaatari, que acoge a 250.000 personas, además de mantener un encuentro con el rey Abdalá II para estudiar la situación de los desplazados y buscar una solución a la guerra en el país vecino.

Beirut, 26 dic (EFE).- El ministro sirio del Interior, Mohamed al Shaar, abandonó hoy el hospital de Beirut en el que estaba ingresado y salió del país en un avión privado, según informaron a Efe fuentes oficiales.

Al Shaar fue trasladado hace siete días a la capital libanesa para recibir tratamiento médico por las heridas sufridas en un atentado perpetrado el pasado 12 de diciembre contra la sede del Ministerio del Interior en Damasco.

Tras salir del hospital, el responsable sirio se dirigió al aeropuerto Internacional Rafic Hariri de Beirut, donde tomó un avión privado con destino a Damasco, de acuerdo con la agencia de noticias libanesa, ANN.

Sin embargo, la televisión libanesa Futuro apuntó que se desconoce si Al Shaar regresa a la capital siria o vuela a otro lugar.

El titular sirio del Interior presentaba heridas y quemaduras cuando fue ingresado en el Hospital de la Universidad Americana de Beirut, donde estuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos aunque su estado de salud en ningún momento fue considerado crítico.

Al Shaar fue hospitalizado en el Líbano después de que le subiera la fiebre y los médicos comenzaran a temer que pudiera sufrir una septicemia, según informaron en su momento a Efe fuentes médicas libanesas.

La hospitalización del ministro tuvo lugar después de que el día del atentado la agencia oficial de noticias siria, Sana, informara de que Al Shaar y otros altos cargos salieron ilesos de las explosiones.

El grupo extremista Frente al Nusra, acusado de tener vínculos con Al Qaeda, reivindicó al día siguiente el atentado contra la sede ministerial en Damasco, que causó la muerte a al menos cinco personas y heridas a otras 23, según Sana.

En los últimos meses se han sucedido las explosiones de artefactos o coches bomba en Siria, sobre todo en Damasco y su periferia, unos atentados de los que el régimen siempre acusa a los “grupos terroristas”.

El atentado más grave fue el perpetrado por una brigada rebelde contra la sede de la Seguridad Nacional en Damasco el pasado 18 de julio, en el que murió el entonces ministro de Defensa, Daud Abdelá Rayiha, entre otros altos cargos, y resultó también herido Al Shaar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo