Monti lanza su programa para ser presidente del Gobierno de Italia

Por Publimetro Colombia

Roma, 24 dic (EFE).- El programa del dimisionario presidente del Gobierno italiano Mario Monti ya puede ser consultado y ahora se espera que una o más fuerzas políticas lo adopten en su campaña electoral, condición para que pueda volver a ser primer ministro.

La introducción de un impuesto sobre el patrimonio, un salario mínimo interprofesional y la construcción de una Unión Europea más integrada y solidaria, son algunos de los puntos de la llamada “agenda Monti”, un documento de 25 páginas bajo el título “Cambiar Italia. Reformar Europa por un empeño común”, que ya se puede consultar en Internet.

“Os invito a compartirlo comentarlo con espíritu crítico” y “espero que las ideas que contiene esta agenda puedan contribuir a orientar a las fuerzas políticas en el debate electoral de los próximos meses y contagiar energías nuevas en la sociedad civil”, escribe Monti en su documento.

Y es que el dimisionario primer ministro italiano dictó ayer su principal condición para poder ser presidente del Gobierno tras las elecciones del 24 y 25 de febrero: “Que una o varias fuerzas políticas apoyen mi agenda”.

“Si algunas fuerzas políticas manifiestan el propósito de presentarme como presidente del Ejecutivo, lo evaluaré y podría decir que sí”, aclaró.

El excomisario europeo ha elegido esta fórmula para dar su disponibilidad ante las elecciones, ya que cómo recordó no puede presentarse como candidato en las listas electorales pues ocupa ya un escaño en el Parlamento como senador vitalicio.

En el documento, Monti sostiene que “se necesita construir una Europa más integrada y solidaria contra los populismos” e invita a Italia “a combatir para conseguir una UE más unida y no a doble velocidad”

Pero para tener voz en Europa, añade Monti, “no sirve levantar la voz sino que hay que ganarse la credibilidad y para poder pedir así a Europa políticas mas orientadas al crecimiento”.

“Reducir los impuestos es posible,” es uno de los eslóganes que lanza Monti, asegurando que se puede comenzar con la reducción de los impuestos sobre el trabajo y a las empresa y para ello se tendrá que “intervenir sobre los grandes patrimonios y consumos de lujo”.

El “manifiesto” de Monti también propone continuar por el camino de las liberalizaciones y por otra parte hacer más eficaz la administración pública con “continuos reajustes del gasto”.

La agenda también prevé la creación de un salario mínimo interprofesional, la reducción del coste de la energía y facilitar el acceso a los préstamos para las empresas.

Además advierte de la necesidad de continuar con la reforma del trabajo, que ya inició su Gobierno, así como la necesidad de implementar un plan de empleo con incentivos para quien contrate a jóvenes menores de 30 años.

Uno de los capítulos que podrán encontrar la reacción negativa de la política es que Monti señala la necesidad de realizar una “drástica reducción de los fondos públicos que se destinan a los partidos y grupos parlamentarios”, así como la obligación de que estos presentes sus cuentas de manera transparente tras los últimos casos de corrupción.

Además promete mano dura para los evasores fiscales y aquellos que comenten delitos de concusión y corrupción.

Por el momento, Monti ha conseguido el total apoyo de las fuerzas centristas, que ya en el pasado animaban a Monti a presentarse.

Tanto Futuro y Libertad de Gianfranco Fini, exsocio en el Gobierno de Silvio Berlusconi, como la Unión de Demócratas Cristianos y de Centro de Pierferdinando Casini han asegurado que adoptarán el programa de Monti durante su campaña.

También el presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, principal promotor de la candidatura de Monti y fundador del movimiento Italia Futura ha asegurado que los puntos de la agenda del dimisionario primer ministro coinciden totalmente con los de su formación y que “hará todo lo que sirve”.

Pero además son ya varios los políticos que se han mostrado su disposición a abandonar sus formaciones actuales para adherirse a una futura lista que apoye a Monti como presidente del Gobierno.

Por otra parte, los dos principales partidos políticos del país, el conservador Pueblo de la Libertad (PDL) de Silvio Berlusconi y el progresista Partido Demócrata (PD) no parecen dispuestos a firmar futuras alianzas con el movimiento a favor de Monti tras las elecciones.

Según los últimos sondeos, una coalición de partidos centristas con Monti como líder podría conseguir el 15 por ciento de los consensos en las próximos comicios, por lo que tendría que aliarse con otros partidos si quiere gobernar.

Roma, 24 dic (EFE).- El dimisionario presidente del Gobierno italiano Mario Monti se ha convertido en el paladín de la importancia del papel de la mujer en el futuro de Italia, incluyendo en su programa electoral medidas para facilitar su ingreso en el mundo laboral y críticas a la visión machista que existe en el país.

En el documento programático que ha publicado en Internet para que pueda ser adoptado por los partidos políticos en la campaña electoral, Monti dedica un entero capítulo a la importancia del “papel de la mujer en la vida económica y social del país”.

Pero incluso en la rueda de prensa de ayer, en la que dio su disponibilidad a una posible candidatura como presidente del Gobierno, Monti se detuvo para destacar lo que consideró el “humillante modo” en el que el hombre y parte de la sociedad ve aún a la mujer en Italia.

En la llamada “Agenda Monti”, el “Professore” explica que si se llegase al empleo del 60 % de las mujeres, el Producto Interno Bruto de Italia crecería un 7 por ciento.

Monti lamenta que en Italia las mujeres sigan percibiendo sueldos más bajos que sus colegas hombres, así como que no exista una política que las permita conciliar familia y trabajo.

“Se necesita un salto de calidad en el modo en que vemos a la mujer en la sociedad italiana, la representación pública del papel de la mujer tiene que cambiar para favorecer su plena participación en el proceso de las decisiones del país (…) para hacer así a la sociedad y a la economía más paritaria y dinámica”, escribe Monti en su “manifiesto”.

Entre las propuestas de su programa, Monti propone “reducir los impuestos que se pagan por el trabajo en el caso de las mujeres” y promete políticas para “la conciliación de la familia y el trabajo”.

“Si se facilita la maternidad y ocuparse del cuidado y de la educación de los hijos no es un carrera de obstáculos, será más fácil para la mujer entrar o permanecer en el mercado de trabajo”, agrega.

Los medios de comunicación italianos también recogen hoy las duras palabras de ayer de Monti cuando aseguró que “hay que cambiar la mentalidad italiana” respecto a la manera de ver a las mujeres.

Así cómo afirmó que es necesario favorecer que las mujeres puedan tener hijos “pues un país sin niños no mira al futuro”.

“El modo en que ve a la mujer parte de la sociedad italiana, y en muchas representaciones públicas, así como en el modo en que el hombre se relaciona con la mujer, es humillante”, declaró en la rueda de prensa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo