Putin promete que no habrá piedad con los funcionarios corruptos en Rusia

Por Publimetro Colombia

Moscú, 20 dic (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, prometió hoy que no habrá piedad con los funcionarios corruptos, incluido el recientemente destituido ministro de Defensa, Anatoli Serdiukov, si se demuestra su implicación en tales delitos.

“Si los órganos de investigación encuentran algún hecho o material, seguro que contra (Serdiukov) se incoará un proceso. No habrá piedad con nadie. Todo se llevará hasta el final”, afirmó Putin, citado por las agencias rusas, durante una rueda de prensa.

Al mismo tiempo, el jefe del Kremlin calificó de “incorrecto” incoar un proceso contra algún funcionario sólo para agradar a alguien.

“Sólo los tribunales pueden decidir si una persona es culpable o inocente, o si robó, y qué hacer con esto”, apuntó.

A su vez, negó que las autoridades deseen encubrir a los corruptos en la administración pública y que el país carezca de una Justicia independiente.

“Les puedo asegurar que la investigación y las diligencias judiciales serán sumamente objetivas. No hay ningún deseo de encubrir a nadie”, apuntó.

A principios de noviembre Putin destituyó a Serdiukov supuestamente para garantizar la imparcialidad de la investigación sobre un caso de corrupción inmobiliaria que implica al departamento de bienes del Ministerio de Defensa y a la empresa estatal Oboronservice.

En las últimas semanas este país se ha visto salpicado por diversos escándalos que han conducido a la detención de varios altos funcionarios, que la oposición vincula con una campaña de relaciones públicas para mejorar la imagen del Kremlin.

El jefe de la Cámara de Cuentas de Rusia, Serguéi Stepashin, denunció que más de un billón de rublos (más de 30.000 millones de dólares) desaparece anualmente de las arcas del Estado ruso.

Pese a la campaña anticorrupción, Putin ha perdido un 6 por ciento de apoyo popular desde que asumiera la jefatura del Estado en mayo pasado, según un sondeo divulgado por el Centro Levada.

Moscú, 20 dic (EFE).- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, aseguró hoy que los rumores y las informaciones sobre su estado de salud responden a un intento de “poner en duda la legitimidad y la capacidad de trabajo de las autoridades”.

“A las preguntas sobre mi salud puedo responder como siempre: esperen sentados. (Estas informaciones) interesan a la oposición política, que se esfuerzan en poner en duda la legitimidad y la capacidad de trabajo de las autoridades”, respondió el presidente en la primera rueda de prensa que ofrece desde su vuelta al Kremlin.

A principios de noviembre, el diario económico Védomosti escribió que la cumbre de los miembros de la Comunidad de Estados Independientes, integrada por las antiguas repúblicas soviéticas y prevista para noviembre, era aplazada hasta el 5 de diciembre por “la imposibilidad de coordinar la agenda presidencial”.

Además, otros eventos que debían contar con la participación de Putin en octubre y noviembre, incluidos sus viajes a Turquía, la India y Bulgaria, fueron pospuestos con distintos pretextos por la parte rusa, recordó Védomosti.

Sobre los problemas de la espalda del presidente ruso también habló su homólogo bielorruso, Alexandr Lukashenko, que explicó así el aplazamiento de una reunión entre ambos: “Le gusta pelear. Levantó a un chico y al lanzarlo se dañó la columna. Ocurrió en el tartán durante el judo”.

Sin embargo, el portavoz de Putin, Dmitri Peskov, señaló la víspera que la propia rueda de prensa de hoy como la preparación para la misma demuestran el buen estado de salud del jefe de Estado ruso.

El líder del Kremlin, por otra parte, declinó la propuesta de un periodista, que apuntó que una de las islas de los Kuriles del Sur, que no tienen nombre, podría ser denominada como la Isla Putin.

“No hace falta ponerle mi nombre. Podríamos llamarla Tolstói o Pushkin (escritores clásicos rusos) o en honor de algún descubridor”, subrayó.

El presidente ruso también respondió a una pregunta sobre sus dos hijas, de las que prácticamente no sabe nada la opinión pública al ser un tabú en Rusia.

“Mis hijas están bien, están en Moscú. Estudian y también trabajan a tiempo parcial. Les va bien tanto en la vida personal como en la profesional. Estoy muy orgulloso de ellas”, respondió a un periodista que preguntó si Putin ha sido ya abuelo o no.

El líder ruso tiene dos hijas: María, que nació en 1985, y Yekaterina, un año menor que su hermana.

Moscú, 20 dic (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, negó hoy haber construido un régimen autoritario y personalista en Rusia, aunque aseguró que como demócrata exige el cumplimiento de la ley y el orden.

“Creo que hemos garantizado la estabilidad como condición indispensable para el desarrollo. Creo que esto es algo fundamental. Pero no puedo calificar este sistema de autoritario”, dijo Putin durante la primera rueda de prensa que ofrece tras asumir la Presidencia de Rusia a comienzos de este año.

El jefe del Kremlin aseguró que su forma de hacer política sí pone énfasis en el estricto cumplimiento del orden y la ley: “Si alguien cree que la democracia y el cumplimiento de la ley son cosas distintas, se equivoca”.

“Parece que existe una extendida opinión de que democracia es anarquía o trotskismo. No es así. (…). No necesitamos anarquía”, apuntó Putin antes de recordar que la década de los noventa, calificada por muchos como anárquica, “llevó al descrédito de la democracia y la economía de mercado” en Rusia.

El presidente ruso agregó que no haber reformado la Constitución hace cuatro años para ampliar el máximo de dos legislaturas presidenciales consecutivas es un claro ejemplo de que el sistema político ruso bajo su Presidencia no es autoritario.

“Si creyera que el sistema totalitario o autoritario es el más oportuno (para Rusia), habría reformado la Constitución. Era fácil hacerlo, no se requería siquiera la votación popular, era suficiente llevar esa decisión al Parlamento, donde teníamos más de 300 escaños”, que es mayoría constitucional, aseveró.

Según la Constitución, Putin tiene derecho a presentarse en 2018 a la reelección al término del actual mandato presidencial de seis años.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo