El ministro libanés de Exteriores quiere el fin al éxodo de sirios al Líbano

Por Publimetro Colombia

Beirut, 20 dic (EFE).- El ministro libanés de Asunto Exteriores, Adnan Mansur, consideró hoy que debe ponerse fin al éxodo de refugiados sirios al Líbano, porque, en su opinión, el país no tiene capacidad para acoger a más.

“Hay que terminar con el desplazamiento de sirios y palestinos, debemos controlar mejor nuestras fronteras”, dijo el ministro en una entrevista a la emisora “La Voz del Líbano”, en la que destacó que, según los datos que tiene en su poder, unos 160.000 sirios se han refugiado en territorio libanés.

Mansur subrayó que esa cifra supone una gran preocupación para el Líbano porque “produce tensión en los ámbitos económico, social y demográfico”.

Además, aseguró que entre los desplazados “hay combatientes enviados por sus familias para mantenerlos alejados del campo de batalla. Esto no está permitido ya que constituye una carga adicional y el número se duplicará cada mes”.

Una solución para el ministro sería que algunas familias regresaran a Siria a zonas alejadas de los combates.

A los sirios se suman los miles de palestinos procedentes del campo de refugiados de Yarmuk, en el sur de Damasco, que han huido al Líbano de los bombardeos de la aviación del régimen.

Mansur afirmó que las autoridades libanesas no discriminan entre los sirios y los palestinos, e insistió en que “hay que acabar con este desplazamiento” desde el país vecino.

La prensa libanesa reveló hoy grandes divergencias en la reunión que mantuvo ayer el Gobierno de Beirut para analizar este asunto.

Según el diario An Nahar, el ministro de Energía y Agua, Gebran Basil, y el de Estado, Ali Kansom propusieron cerrar las fronteras para poner fin al flujo de refugiados, al considerar que entre ellos hay “elementos indisciplinados, que afectan la estabilidad del Líbano”.

Sin embargo, esa idea fue rechazada categóricamente por el titular de Obras Públicas, Ghazi Aridi, que indicó que el Ejecutivo libanés no tiene capacidad para vigilar y controlar toda la frontera, y muchos de los que llegan lo hacen a través de pasos ilegales.

Beirut, 20 dic (EFE).- El ministro sirio del Interior, Mohamed al Shaar, se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos en un hospital de Beirut, pero su estado no es grave ocho días después de sufrir un atentado, informaron hoy a Efe fuentes médicas.

Las fuentes apuntaron que su estado de salud es “estacionario” y que los médicos le están haciendo un seguimiento total para lograr su estabilización y mejora en el Hospital de la Universidad Americana de Beirut.

Al Shaar presenta también una fractura del cráneo fija, por lo que no se puede producir un desplazamiento, señalaron las fuentes, que subrayaron que “su estado no inspira inquietud”.

El ministro sirio ingresó ayer en el Hospital de la Universidad Americana de la capital libanesa para recibir tratamiento por las fracturas, quemaduras y fiebre alta que sufre.

Al Shaar fue trasladado al Líbano después de que le subiera la fiebre y los médicos comenzaran a temer que pudiera sufrir una septicemia.

La hospitalización del ministro tiene lugar después de que el pasado 12 de diciembre, la agencia oficial de noticias siria Sana informara de que Al Shaar y otros altos cargos salieron ilesos del atentado contra el Ministerio del Interior.

El grupo extremista Frente al Nusra, acusado de tener vínculos con la red terrorista Al Qaeda, reivindicó al día siguiente las explosiones contra la sede ministerial en Damasco, que causaron la muerte a al menos cinco personas y heridas a otras 23, según Sana.

En un comunicado colgado en Facebook, el grupo explicó que dos terroristas suicidas aparcaron dos vehículos cargados con explosivos frente al ministerio e irrumpieron en el complejo, donde mataron a varios efectivos de seguridad e hicieron después detonar los coches por control remoto.

En los últimos meses se han sucedido las explosiones de artefactos o coches bomba en Siria, sobre todo en Damasco y su periferia, unos atentados de los que el régimen siempre acusa a los “grupos terroristas”.

El atentado más grave fue el perpetrado por una brigada rebelde contra la sede de la Seguridad Nacional en Damasco el pasado 18 de julio, en el que quedó descabezada la cúpula de la Defensa siria.

En ese ataque, que se saldó con la muerte del entonces ministro de Defensa, Daud Abdelá Rayiha, entre otros altos cargos, resultó también herido Al Shaar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo