Colombia presentará una demanda de revisión o interpretación a la Corte de la Haya

Por Publimetro Colombia

Bogotá, 29 nov (EFE).- El Gobierno de Colombia interpondrá ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) una demanda de revisión o de interpretación del fallo sobre límites marítimos con Nicaragua, que otorgó al país centroamericano buena parte de las aguas que rodean el archipiélago caribeño de San Andrés.

Así lo anunció el exprocurador general e integrante del equipo de abogados del Estado, Carlos Gustavo Arrieta, quien confirmó hoy a Caracol Radio que la salida del Pacto de Bogotá no exime a Colombia de cumplir la sentencia.

El camino a seguir, tras anunciar ayer el Gobierno que se retiraba del Pacto de Bogotá, por el que se reconoce la jurisdicción de la CIJ, es presentar “una demanda de revisión o bien de interpretación”, afirmó Arrieta.

Explicó que la interpretación, como opción más viable, consiste en solicitar a la Corte que tome en cuenta aspectos que no se plantearon durante el proceso, concluido el 19 de noviembre con una sentencia salomónica tras la demanda presentada por Nicaragua en 2001.

Las decisiones del tribunal de la ONU “se limitan a lo que las partes han pedido (durante el proceso), pero no estudia lo que no se ha pedido”, dijo, al aclarar que la CIJ “se pronunció en materia limítrofe, pero no sobre derechos de los habitantes, vigilancia y seguridad y protección ambiental”.

Lo evidente, según Arrieta, es que la retirada colombiana del Pacto de Bogotá no implica el desacato del fallo y por eso está obligada a cumplirlo.

Además, esa retirada no será efectiva hasta dentro de un año y en este periodo Colombia “podría recibir demandas”.

Por eso solo se puede resolver el problema con Nicaragua “de forma amigable”, según el abogado, para quien “los tratados son muy claros”.

Aún así, advirtió que Nicaragua “también tiene un problema, independientemente de que tenga una sentencia a favor”.

La razón es que “mientras Colombia no haya formulado un acatamiento formal (Nicaragua) va a tener dificultades” porque “no va a ser capaz de asumir responsabilidades ambientales y de seguridad en la zona”, entre otras.

Además, la nación centroamericana “tiene un problema social, que es el de los habitantes del archipiélago”, teniendo en cuenta que éstos son contrarios al fallo y defienden la soberanía colombiana sobre las aguas que han quedado en manos del otro país.

“Nicaragua debe asumir que si bien le ha ido bien en la sentencia de la Corte tiene una situación compleja”, remarcó.

El 19 de noviembre el tribunal de La Haya decidió que los cayos pertenecientes a las islas mayores del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina quedaban bajo soberanía colombiana, y otorgó a Nicaragua una gran área marina, superior a 70.000 kilómetros cuadrados, alrededor de los territorios insulares.

Esas aguas albergan un importante banco de pesca, gran riqueza de especies y yacimientos de petróleo, una zona además que está declarada Reserva de la Biosfera.

Bogotá, 28 nov (EFE).- El expresidente Álvaro Uribe aceptó explicar ante la Cámara de Representantes el manejo que le dio su Gobierno (2002-2010) al litigio con Nicaragua, y que terminó con un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que redefinió los límites marítimos entre los dos países, informó hoy esa corporación.

Uribe, que es partidario de que el Gobierno colombiano no acepte el fallo, estará en el recinto de la Cámara el 5 de diciembre, según dijo a periodistas el presidente de esa célula, Augusto Posada.

Parlamentarios de diferentes vertientes políticas aprobaron una proposición en la que se invitaba a Uribe y también al expresidente Andrés Pastrana Arango (1998-2002), para que detallen las acciones que desplegaron frente a la demanda de Nicaragua.

La corporación no informó si el expresidente Pastrana aceptó o no la invitación.

La CIJ dejó en manos de Colombia siete cayos del archipiélago de San Andrés, cuyas islas mayores ya había concedido a este país en 2007, y a Nicaragua más de 70.000 kilómetros cuadrados de mar, ricos en pesca y otros recursos naturales, que convierten en enclaves dos de los cayos otorgados a Colombia.

Tras el fallo de la corte de La Haya, el Gobierno de Colombia decidió retirarse del Pacto de Bogotá y así dejar de reconocer la jurisdicción CIJ.

La decisión fue comunicada el martes pasado por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a través de una nota de denuncia sobre el Pacto de Bogotá (1948), al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

La canciller colombiana, María Ángela Holguín planteó la retirada del Pacto la semana pasada como la mejor opción de protesta y de prevención a que Nicaragua haga en el futuro reclamos territoriales más ambiciosos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo