Sólo un tercio de los niños que necesitan tratamiento contra el VIH lo reciben

Por Publimetro Colombia

Ginebra, 28 nov (EFE).- Menos de un tercio de los niños y las mujeres embarazadas portadores del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) reciben tratamiento antirretroviral, lo que impide alcanzar el objetivo de lograr una generación sin Sida, según denunció hoy Unicef.

En vísperas del Día Mundial contra el Sida, que se celebra el próximo 1 de diciembre, Unicef hizo un llamamiento a la comunidad internacional a seguir invirtiendo y evitar así que la enfermedad latente en muchos niños se desarrolle y que las madres transmitan la dolencia a sus hijos.

Según los datos de UNAIDS, sólo el 28 por ciento de los niños con VIH en los países de ingresos bajos y medios obtiene tratamiento antirretroviral, frente al 68 por ciento de las mujeres adultas y el 47 por ciento de los hombres adultos.

De media, menos de un tercio de los menores y las mujeres embarazadas portadores de VIH reciben tratamiento, frente al 54 por ciento de los adultos en su conjunto (cifra que incluye a las mujeres encintas).

“Sencillamente, está mal que los adultos tengan el doble de posibilidades de recibir tratamiento que los niños. Por definición, una generación libre de sida depende de la protección a los más jóvenes y más vulnerables a la infección de VIH”, señaló el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake.

“Debemos hacer mucho más para ayudar a las madres y a los niños que conviven con el VIH a poder vivir sin el sida. Tenemos que centrarnos en multiplicar el número de mujeres embarazadas y de niños a quienes se les hace un test y se les ofrece tratamiento básico”, agregó.

El sida es la principal causa de muerte entre las mujeres en edad reproductiva y entre los niños que viven en países con alta prevalencia del virus.

Según UNAIDS, 230.000 niños murieron en 2011 por causas relacionadas con el virus.

Brindar un tratamiento antirretroviral a las mujeres embarazadas no sólo las mantiene vivas y saludables, sino que previene que sus bebés adquieran el VIH durante el embarazo, el parto y el periodo de lactancia.

El tratamiento también previene la transmisión sexual del virus de una mujer seropositiva a un compañero sano.

Dicho esto, Unicef destacó hoy el “excepcional” logro conseguido en los últimos años, en los que se ha registrado un descenso del 24 por ciento en las nuevas infecciones en niños: de las 430.000 confirmadas en 2009 a las 330.000 en 2011.

Asimismo, en diciembre del año pasado 100.000 niños más recibían tratamiento antirretroviral respecto a 2010.

Bruselas, 28 nov (EFE).- La campaña global de lucha contra el sida ONE pidió hoy a la Unión Europea (UE) que mantenga sus compromisos financieros para luchar contra esa enfermedad, ya que hay riesgo de fracaso por financiación inadecuada y escasa coordinación.

ONE, que también lanzó hoy un vídeo para sensibilizar a los gobernantes y al público sobre la necesidad de acelerar las inversiones en la lucha contra el sida, publicó un informe que subraya que son “insuficientes” los progresos para combatir una enfermedad que afecta a 33 millones de personas en el mundo y ya ha costado la vida a otros 25 millones.

Ese documento se ha titulado “El principio del fin. Seguimiento a los compromisos mundiales en la lucha contra el sida” y se publica con ocasión del Día Mundial de la Lucha contra el Sida que será el viernes.

La organización se refirió a que las actuales negociaciones para el presupuesto comunitario de 2014-2020 son “cruciales” para dotar de asistencia a largo plazo a los programas de la UE para la lucha contra la enfermedad.

En ese sentido ONE pidió a la UE que mantenga su compromiso de dotar anualmente con 100 millones de euros al Fondo Global para la lucha contra el sida, el paludismo y la tuberculosis.

La directora de la campaña en Bruselas, Eloise Todd, señaló que “la UE ha prometido repetidamente que hará su parte en la lucha para librar al mundo del sida. El Día Mundial del Sida es el momento para que el comisario (europeo de Desarrollo, Andris) Piebalgs se comprometa a la financiación del Fondo en 2013”.

El informe subraya que “los científicos disponen en la actualidad de los instrumentos necesarios para revertir el curso de la epidemia, pero se arriesgan a fracasar ante la falta de financiación adecuada, de una mejor coordinación y de renovada voluntad política para apoyar los programas eficaces”.

Igualmente se recuerdan los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de Naciones Unidas que fijaron 2015 como la fecha para acabar con la trasmisión del virus de madre a hijo, en que 15 millones de personas tendrían acceso a tratamientos contra el sida y para la reducción drástica de las nuevas infecciones.

El documento también indica “que a día de hoy los progresos logrados son insuficientes para alcanzar esos objetivos”.

“Si la comunidad internacional desea realmente acabar con el sida, 2013 será un año crucial para probarlo” en la reunión del Fondo Global de la lucha contra el sida, el paludismo y la tuberculosis, agrega la campaña global.

Según datos de la ONU, hay 33 millones de personas en el mundo afectadas por el virus que causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida y cada año se detectan dos millones de nuevos casos.

La campaña global destacó, no obstante, avances en los compromisos de los actores no gubernamentales y privados, entre los que se encuentra el programa RED de donantes privados que anunció una aportación de 260 millones de euros en favor de la lucha contra la enfermedad en seis países africanos.

Según datos de la ONU, los programas de lucha contra el sida necesitarían de 6.000 millones de dólares adicionales por año hasta 2015.

Ginebra, 28 nov (EFE).- Una cuarentena de consejeros delegados de algunas de las mayores compañías del mundo abogaron hoy por que se deroguen todas las restricciones de viaje a las personas portadoras del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), causante del sida.

En más de 45 países aún existen leyes que permiten la deportación, la detención o la prohibición de ingreso al país de personas seropositivas, algo a lo que estos ejecutivos se oponen.

Las empresas a las que representan estos directivos -entre otras Coca-Cola, Pfizer, Heineken, Merck, o Thomson Reuters- cuentan con casi dos millones de empleados en el mundo.

“Las restricciones de viaje son discriminatorias y malas para los negocios”, afirma, citado en un comunicado, Chip Bergh, presidente de Levi Strauss & Co.

Esta conocida empresa de ropa vaquera, junto a UNAIDS y GBCHealth -una coalición de empresas unidas para ayudar a superar algunos de los mayores desafíos de la salud mundial- han lanzado una campaña contra estas limitaciones.

“Las restricciones en la entrada, la estancia y la residencia de portadores del sida son discriminatorias y violan los derechos humanos. Cada individuo tiene el derecho a la misma igualdad de movimientos. Urjo a todos los países a levantar todas las restricciones basadas en el estatus del VIH”, señaló hoy Michel Sidibé, director ejecutivo de UNAIDS.

Los altos ejecutivos de las empresas consideran dichas restricciones de viaje discriminatorias porque suceden en una economía globalizada, donde las compañías tienen que ser capaces de enviar a sus empleados adónde sea sin tener en cuenta su estatus de VIH, explica el comunicado.

Recientemente, Estados Unidos, China, Armenia, Namibia y Ucrania, entre otros, erradicaron este tipo de normativas, aunque aún 45 naciones las mantienen.

La mayoría de las restricciones de viaje fueron impuestas por los gobiernos en la década de 1980, cuando se sabía muy poco de la transmisión de la enfermedad y no existía tratamiento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo