Presionados por Sarkozy, Copé y Fillon abren la puerta a una nueva votación

Por Publimetro Colombia

París, 27 nov (EFE).- Los dos candidatos a presidir la UMP, Jean-François Copé y François Fillon, abrieron hoy la puerta a una repetición de las elecciones entre los militantes que el pasado día 18 se cerraron en falso, en respuesta a una propuesta en este sentido del expresidente francés Nicolas Sarkozy.

Copé y Fillon aceptaron en principio celebrar un referéndum entre los militantes para determinar si quieren que se repitan los comicios internos, tras las numerosas denuncias de irregularidades y lo ajustado del resultado del primer intento de nombrar a un nuevo presidente del principal partido de la derecha francesa.

Ese compromiso, aunque pequeño, aparece como el único punto de encuentro entre los dos rivales desde los comicios internos, que han situado a la Unión por el Movimiento Popular (UMP) al borde de la ruptura.

“Estamos en vía de salir de la crisis”, proclamó el alcalde de Burdeos, Alain Juppé, primer presidente de la UMP tras su formación en 2002 y que en los últimos días trató, en vano, de mediar para superar el pulso.

La intervención de Sarkozy aparece como clave para ese acercamiento, puesto que el expresidente, alejado de la primera línea política, ha puesto toda su influencia en favor de “parar la masacre”, según explicó Juppé.

Muy enfadado con la imagen que han dado los dos candidatos, según sus fieles, el expresidente almorzó ayer con Fillon y esta mañana telefoneó a Copé, una intervención discreta, lejos de las cámaras de televisión, que parece haber hecho más por distender el ambiente que los centenares de declaraciones públicas de ambos campos.

Sarkozy ha puesto de acuerdo a ambos candidatos en la necesidad de estudiar una repetición de los comicios.

Para Fillon ese paso es necesario debido al elevado número de irregularidades registradas en la primera votación, en la que los órganos internos del partido dieron la victoria a Copé por menos de mil votos, de los 175.000 registrados.

El proclamado ganador, por su parte, hasta ahora se oponía a una repetición de la votación, pero bajo la presión de Sarkozy accedió a dar la palabra a los militantes en un referéndum.

Si estos lo rechazan, dijo Copé, él seguirá al frente de la UMP; si lo aceptan, se repetirán las elecciones.

Tanto Fillon como Copé propusieron encontrarse en las próximas horas para acordar las modalidades del referéndum.

Ambos candidatos llegarán a esa cita con sus propias condiciones.

Asentado en el poder orgánico de la UMP, Copé exige que Fillon detenga los movimientos de ruptura con el partido, en particular, la formación de un grupo parlamentario propio en la Asamblea Nacional.

Los diputados fieles a Fillon lanzaron hoy un grupo propio en la Cámara baja, bautizado como “Rassemblement-UMP” (Unión-UMP) y que supone un mayor debilitamiento de la oposición de derechas frente a la mayoría absoluta del Partido Socialista, respaldada por otras formaciones de izquierda y ecologistas.

Además, Fillon mantiene la iniciativa de llevar ante la Justicia el anterior proceso electoral.

Copé también exige que se retiren esas denuncias para recuperar la calma en el seno de la formación.

Fillon, por su parte, exigió a su rival que el referéndum sea organizado por una dirección colegiada formada por miembros de ambos bandos.

En un correo enviado a su rival, el ex primer ministro propuso que el referéndum sea organizado “en forma electrónica por un organismo externo independiente” y “bajo la supervisión estrictamente paritaria de los dos equipos”.

París, 27 nov (EFE).- El ex primer ministro francés François Fillon, aspirante oficialmente derrotado a presidir la conservadora UMP, escenificó hoy la ruptura del partido con el anuncio de la creación de un grupo “disidente” dentro de la Asamblea Nacional.

Fillon dijo que ese grupo, para el que dio la denominación de “Rassemblement-UMP” (Unión-UMP), será una nueva formación dentro de la cámara baja pero que se disolverá si se procede a convocar nuevas elecciones internas en el partido.

El ex primer ministro bajo la presidencia del ex jefe del Estado Nicolas Sarkozy, pidió la celebración de esos nuevos comicios internos en el plazo de tres meses.

Fillon aseguró que, si su petición no es atendida, extraerá “todas las consecuencias políticas”, aunque no precisó qué acciones considera preparar para el futuro.

Su rival, Jean-François Copé, proclamado presidente de la UMP (Unión por un Movimiento Popular), volvió a rechazar hoy una nueva votación interna de los militantes para dirimir el contencioso con Fillon, una opción que había aconsejado Sarkozy.

Copé dijo esta mañana que organizar una nueva votación de los cerca de 300.000 militantes de la UMP “significaría volver a empezar como mínimo con seis meses de campaña” cuando lo que hay que hacer es “ocuparse del futuro” y “hacer oposición”, subrayó Copé en una entrevista con la emisora de radio “France Info”.

Insistió en que dos comisiones internas, la última ayer la encargada de los recursos, le han proclamado a él como ganador de las elecciones organizadas el pasado día 18, victoria que no es aceptada por Fillon, quien ha denunciado fraudes e irregularidades.

En su comparecencia posterior ante la prensa, Fillon no hizo referencia alguna a si acudirá a la Justicia para resolver el contencioso interno de su partido, como adelantó el lunes antes de conocer que la Comisión Nacional de Recursos (CNR) de la UMP confirmó la victoria oficial de Copé.

París, 27 nov (EFE).- Jean-François Copé, proclamado presidente del partido de la derecha francesa UMP, rechazó hoy una nueva votación de los militantes para dirimir el contencioso con el otro pretendiente, François Fillon.

Según la prensa francesa, la idea de una nueva votación es la opción favorita del ex presidente Sarkozy, retirado de la vida pública pero que sigue siendo la referencia de los simpatizantes de la formación.

Organizar una nueva votación de los cerca de 300.000 militantes de la Unión por una Mayoría Popular (UMP) “significaría volver a empezar como mínimo con seis meses de campaña”, cuando lo que hay que hacer es “ocuparse del futuro” y “hacer oposición”, subrayó Copé en una entrevista a la emisora de radio “France Info”.

Insistió en que dos comisiones internas le han proclamado a él como ganador de las elecciones organizadas el pasado día 18, victoria que no es aceptada por Fillon, quien ha denunciado fraude e irregularidades.

Copé aseguró que no le había “oído decir” al expresidente Nicolas Sarkozy que estuviera en favor de organizar una nueva votación.

La prensa francesa le atribuye a Sarkozy la idea de la nueva votación, aunque este no se ha manifestado directamente.

“Le Parisien” indicó que Sarkozy le pidió a Copé ayer una salida a la crisis interna y le señaló que una nueva votación, aunque se limitara a las federaciones objeto de litigios entre los dos candidatos, podría ser una solución para todos.

Según la prensa francesa, en su encuentro con Fillon, Sarkozy volvió a sacar de nuevo la idea de una nueva elección, algo que no desagrada a su antiguo primer ministro, quien no obstante no descarta llevar el conflicto a los tribunales, en contra de los consejos de Sarkozy.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo