El Ejército del Congo lanza una contraofensiva contra los rebeldes del M23

Por Publimetro Colombia

Kinshasa, 27 nov (EFE).- Las Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo (FARDC) lanzaron hoy una contraofensiva contra las diferentes posiciones del grupo rebelde del M23 en Mushaki, en el sur de la provincia de Kivu del Norte, en el este del Congo, una localidad donde hasta el momento no se habían producido enfrentamientos.

La contraofensiva del Ejército de la RDC se produce después de que los rebeldes no hayan cumplido las exigencias lanzadas el pasado sábado en una reunión de carácter urgente de la Conferencia Internacional de la Región de los Grandes Lagos (ICGLR) de retirar sus tropas de la ciudad de Goma en 48 horas.

“Respecto al término del plazo dado en la última cumbre de Kampala, nos vemos obligados a lanzar esta ofensiva en Mushaki. Creo que esta es una advertencia para los insurgentes de que deben retirarse de todas las posiciones que ocupan actualmente”, dijo a Efe el portavoz de las FARDC, Leon Richard Kasonga.

El Ejército del Congo llevó a cabo este ataque contra los rebeldes del M23 el mismo día que los insurgentes aceptaran retirarse de Goma, pero bajo determinadas condiciones, como el establecimiento de un calendario de negociaciones.

Por otra parte, el jefe de la Misión de la ONU en la RDC (MONUSCO), Roger Meece, respondió hoy a las acusaciones generalizadas contra los cascos azules que han surgido en el Congo tras la toma de Goma por parte de los rebeldes.

“La MONUSCO tiene la prioridad de proteger a los civiles. Somos una fuerza de paz establecida por el Consejo de Seguridad y no un ejército de guerra”, afirmó Meece hoy durante una rueda de prensa.

“Creo que la percepción de ciertas personas es que somos pasivos, pero ese no es el caso. Esta percepción no se refleja en las declaraciones del Gobierno y de las Fuerzas Armadas de la RDC, y ellos son los que saben lo que hemos hecho”, añadió el representante especial del secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Son numerosas las críticas que ha recibido la MONUSCO por su papel en esta última ofensiva de los rebeldes congoleños, que son acusados de pasividad y de no hacer lo suficiente para frenar el avance de los insurgentes.

En el distrito de Bunia, por ejemplo, los estudiantes de la universidad de la ciudad atacaron el cuartel general de la MONUSCO para manifestar su desacuerdo con el papel que juega en el conflicto, mientras que en Bukavu y en Kinshasa miles de mujeres congoleñas llamaron a la misión de paz a redefinir su mandato.

El M23 lo forman soldados congoleños amotinados y supuestamente fieles al rebelde Bosco Ntaganda, buscado por la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra y contra la humanidad.

Ntaganda se integró hace tres años en las fuerzas de la RDC al contribuir a la pacificación de Kivu del Norte tras ayudar a detener, en 2009, a Laurent Nkunda, antiguo señor de la guerra y general del Ejército.

Los rebeldes se sublevaron el pasado abril para protestar por la pérdida de poder impuesta por el Gobierno a su líder, y renegociar el acuerdo del 23 de marzo de 2009, que da nombre al grupo y supuso su inserción en el Ejército.

La RDC se encuentra inmersa todavía en un frágil proceso de paz tras la segunda guerra del Congo (1998-2003), que implicó a varios países africanos, y tiene desplegada en su territorio la mayor misión de la ONU.

Kinshasa, 27 nov (EFE).- El grupo rebelde congoleño del M23 aceptó hoy retirarse de la ciudad de Goma, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), que tomaron hace una semana, aunque bajo una serie de condiciones.

En una rueda de prensa ofrecida hoy en Goma, el líder de la rama política del M23, Jean Marie Runiga, aseguró que los rebeldes se retirarán de Goma, pero exigieron que el presidente de la RDC, Joseph Kabila, les garantice un alto el fuego y el establecimiento de un calendario de negociaciones.

Asimismo, Runiga pidió que los distintos grupos armados extranjeros presentes en la RDC abandonen el país, así como la liberación “sin condiciones” de los presos políticos y la disolución de la Comisión Electoral congoleña.

“Nosotros queremos retirarnos de Goma, pero Kinshasa debe mostrar igualmente su buena voluntad de negociar con toda la clase política congoleña, incluidos los rebeldes y los miembros de la diáspora”, concretó a Efe en conversación telefónica Chenduku Museveni, responsable de Seguridad Interior del M23.

Desde Kampala, el jefe de las Fuerzas Armadas de Uganda, Aronda Nyakairima, que se reunió ayer con el jefe del ala militar del M23, Sultani Makenga, confirmó hoy en una rueda de prensa que los insurgentes han aceptado salir de Goma, pero sin precisar condición alguna.

Aronda detalló asimismo que se pactó la retirada total del M23 de Goma, a excepción de 100 rebeldes, que permanecerían en el aeropuerto de Goma, como ya se decidió en la reunión urgente que celebró el pasado sábado la Conferencia Internacional para la Región de los Grandes Lagos (ICGLR).

En esa cumbre, en la que la ICGLR tenía como objetivo encontrar una solución al conflicto del este de la RDC, el bloque ya exigió a los rebeldes del M23 que se retiraran de Goma en 48 horas, aunque no concretó cuáles serían las consecuencias si los insurgentes desoían sus peticiones.

El ultimátum de la ICGLR, que recibió el apoyo de la Unión Africana, fue ignorado por el M23, pues el grupo rebelde continúa presente en la ciudad, capital de la provincia de Kivu del Norte.

El M23 lo forman soldados congoleños amotinados y supuestamente fieles al rebelde Bosco Ntaganda, buscado por la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra y contra la humanidad.

Ntaganda se integró hace tres años en las fuerzas de la RDC al contribuir a la pacificación de Kivu del Norte tras ayudar a detener, en 2009, a Laurent Nkunda, antiguo señor de la guerra y general del Ejército.

Los rebeldes se sublevaron el pasado abril para protestar por la pérdida de poder impuesta por el Gobierno a su líder, y renegociar el acuerdo del 23 de marzo de 2009, que da nombre al grupo y supuso su inserción en el Ejército.

La RDC se encuentra inmersa todavía en un frágil proceso de paz tras la segunda guerra del Congo (1998-2003), que implicó a varios países africanos, y tiene desplegada en su territorio la mayor misión de la ONU.

Ginebra, 27 nov (EFE).- Unos 140.000 desplazados por la nueva rebelión en el oeste de la República Democrática del Congo (RDC) han vuelto a recibir ayuda humanitaria diversa de la ONU desde este fin de semana, confirmó hoy en Ginebra la organización.

“Estamos en una carrera contra el tiempo para asistir a 140.000 desplazados internos en unas doce localizaciones”, señaló el portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de las Naciones Unidas, Jens Laerke.

La rebelión en el oriente de la RDC, inmensamente rico en recursos naturales, ha implicado la toma de control de Goma, una de las ciudades más importantes de esa parte del país, con un millón de habitantes, por parte del grupo rebelde M23 desde hace una semana.

Sobre la situación en esta ciudad, la portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Elisabeth Byrs, dijo en Ginebra que imperaba “una tensa calma” en esa ciudad, donde hoy se terminará la distribución de alimentos a 81.000 personas y este organismo planea reforzar la presencia de sus colaboradores.

Byrs aclaró que, contrariamente a otras organizaciones de ayuda, “ningún empleado del PMA” a abandonado la zona del conflicto, que ha causado más de un centenar de muertos.

Sin embargo, el personal de las Naciones Unidas se rige por un toque de queda que rige de las 18.00 horas hasta las 07.00 del día siguiente.

Asimismo, dijo que si por el momento no se registran nuevos enfrentamientos dentro de Goma, desde allí se escuchan tiros de artillería y sonidos de fuertes combates desde las localidades cercanas de Sake y Kibumba.

Mientras, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) efectuó una misión de evaluación en una treintena de escuelas de Goma, de las cuales veinte estaban ocupadas por desplazadas y el resto habían sido saqueadas o destruidas, lo que dificulta el retorno de los niños a las aulas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo