Las primarias del Likud continuarán el lunes por anomalías técnicas

Por Publimetro Colombia

Jerusalén, 25 nov (EFE).- Las primarias que se celebran hoy en el partido gobernante derechista Likud, que lidera el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, continuarán el lunes debido a las anomalías técnicas que obligaron a ampliar el voto hasta medianoche.

La Comisión Electoral de la formación, reunida hasta bien entrada la noche, resolvió ampliar el plazo de votación para permitir a los militantes del partido ejercer su derecho a voto después de que se registraran hoy numerosos fallos en el sistema informático de votación en diferentes puntos electorales.

Las urnas volverán a abrir mañana a las 11:00 hora local (9:00 GMT) y cerrarán a las 21:00 (19:00 GMT).

El Canal 10 de la televisión israelí informó de que la participación a última hora de la noche era del 50 por ciento, un repunte considerable si se tiene en cuenta que a las 16:00 de la tarde hora local (14:00 GMT) era de apenas el 16 por ciento.

En total, 123.351 miembros de la formación estaban llamados hoy a las urnas distribuidas en 132 estaciones de voto repartidas por 10 distritos en todo el país, a fin de elegir la lista de candidatos a los comicios legislativos del 22 de enero de 2013.

El Likud concurre por primera vez junto con la formación de ultraderecha Israel Beitenu del titular de Exteriores, Avigdor Lieberman, con la que Netanyahu aspira a liderar un gran bloque de derechas y continuar desempeñándose como primer ministro.

El ministro de Educación, Guideon Saar, denunció hoy que numerosos miembros del partido no pudieron votar tras esperar durante horas, debido a los problemas técnicos y tildó de “farsa” todo el proceso y exhortó al primer ministro a convocar una nueva jornada en la que se pueda garantizar una votación con normalidad.

Inicialmente las estaciones de voto tenían previsto cerrar a las 22:00 hora local (20:00 GMT) y se esperaba el anuncio de los resultados dos horas después, pero debido a los errores informáticos se prolongó la votación.

El primer ministro israelí depositó por mañana su voto en el asentamiento judío de Guivat Zeev, al norte de Jerusalén acompañado por su esposa Sara.

A la salida del centro electoral Netanyahu aludió a los problemas técnicos: “Voté sin encontrar ninguna anomalía y llamo a todos los miembros a que participen en esta fiesta democrática del Likud, el mayor partido, el gobernante. Tenéis el derecho de elegir quién queréis en el poder en los próximos años en el Estado de Israel”.

En las próximas elecciones generales, la formación de Netanyahu sumará su lista a la del partido de Lieberman, dando lugar a la denominación de “Likud Beytenu”.

Los puestos en la candidatura conjunta se dividirán en base a la fuerza de cada partido en el actual Parlamento (Kneset) -27 escaños el Likud y 15 Israel Beitenu-, lo que se traduce en que el primer puesto será para Netanyahu, el segundo para Lieberman, y sucesivamente dos miembros del Likud serán seguidos por uno del candidato de Israel Beitenu.

Los 24 o 25 que reciban más apoyos en las primarias del Likud se convertirán en diputados, de acuerdo a una estimación basada en los sondeos, a los que se sumarían 12 o 13 del Israel Beitenu, que serán elegidos sin primarias, por un comité de selección.

Por esta razón, la configuración de la lista electoral que salga de estas primarias parece estar más reñida que nunca.

El principal opositor interno de Netanyahu, Moshe Feiglin, que representa el ala más radical del partido, tiene por primera vez posibilidades de entrar en la Kneset, según analistas políticos.

La votación también supone un barómetro del apoyo del electorado likudista a la ofensiva “Pilar Defensivo” en Gaza y su conclusión sin el envío de tropas terrestres a la franja como habrían deseado algunos.

Según una encuesta difundida el viernes por el diario “Maariv”, el partido mixto Likud Beitenu mantiene una amplia ventaja en intención de voto, 37 de los 120 escaños del Parlamento, la misma que tenía antes de esa ofensiva en Gaza.

Daniela Brik

Jerusalén, 25 nov (EFE).- Las primarias que se celebran hoy en el partido gobernante derechista Likud, que lidera el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, se han visto marcadas por las anomalías técnicas que obligaran a ampliar el voto hasta la medianoche.

En total, 123.351 miembros de la formación estaban llamados hoy a las urnas distribuidas en 132 estaciones de voto repartidas por 10 distritos en todo el país, a fin de elegir la lista de candidatos a los comicios legislativos del 22 de enero de 2013.

El Likud concurre por primera vez junto con la formación de ultraderecha Israel Beitenu del titular de Exteriores, Avigdor Lieberman, con la que Netanyahu aspira a liderar un gran bloque de derechas y continuar ejerciendo de primer ministro.

Los fallos informáticos registrados en numerosas estaciones electorales y que han dejado a miembros del Likud esperando durante horas sin poder efectuar su voto han llevado por la tarde al Comité Electoral del partido a decidir extender el período de votación hasta las 24:00 hora local (22:00 GMT) y se desconoce si se ampliará a también a la jornada de mañana.

Las urnas abrieron a las 09:00 hora local (07:00 GMT) para que los afiliados pudieran elegir entre una lista de 97 representantes.

De acuerdo a los datos difundidos por el Canal 10 de televisión israelí, a las 16:00 (14:00 GMT) de la tarde la participación en los comicios era del 16 por ciento, una cifra muy inferior a ocasiones anteriores y que los expertos atribuyen a los errores informáticos así como el mal tiempo que acompañó la jornada.

El ministro de Educación, Guideon Saar, manifestó que la participación de hoy fue baja no porque los militantes no quisieran votar, sino que llevaban horas esperando para hacerlo y los problemas técnicos se lo impidieron.

Asimismo, tildó de “farsa” todo el proceso y exhortó al primer ministro a convocar una nueva jornada en la que se pueda garantizar una votación con normalidad.

Inicialmente las estaciones de voto tenían previsto cerrar a las 22:00 hora local (20:00 GMT) y se esperaba el anuncio de los resultados dos horas después, pero debido a los errores informáticos se prolongará la votación.

El primer ministro israelí depositó por mañana su voto en el asentamiento judío de Guivat Zeev, al norte de Jerusalén acompañado por su esposa Sara.

A la salida del centro electoral Netanyahu aludió a los problemas técnicos: “Voté sin encontrar ninguna anomalía y llamo a todos los miembros a que participen en esta fiesta democrática del Likud, el mayor partido, el gobernante. Tenéis el derecho de elegir quién queréis en el poder en los próximos años en el Estado de Israel”.

En las próximas elecciones generales, la formación de Netanyahu sumará su lista a la del partido de Lieberman, dando lugar a la denominación de “Likud Beytenu”.

Los puestos en la candidatura conjunta se dividirán en base a la fuerza de cada partido en el actual Parlamento (Kneset) -27 escaños el Likud y 15 Israel Beitenu-, lo que se traduce en que el primer puesto será para Netanyahu, el segundo para Lieberman, y sucesivamente dos miembros del Likud serán seguidos por uno del candidato de Israel Beitenu.

Los 24 o 25 que reciban más apoyos en las primarias del Likud se convertirán en diputados, de acuerdo a una estimación basada en los sondeos, a los que se sumarían 12 o 13 del Israel Beitenu, que serán elegidos sin primarias, por un comité de selección.

Por esta razón, la configuración de la lista electoral que salga de estas primarias parece estar más reñida que nunca.

El principal opositor interno de Netanyahu, Moshe Feiglin, que representa el ala más radical del partido, tiene por primera vez posibilidades de entrar en la Kneset, según analistas políticos.

La votación también supone un barómetro del apoyo del electorado likudista a la ofensiva “Pilar Defensivo” en Gaza y su conclusión sin el envío de tropas terrestres a la franja como habrían deseado algunos.

Según una encuesta difundida el viernes por el diario “Maariv”, el partido mixto Likud Beitenu mantiene una amplia ventaja en intención de votos, 37 de los 120 escaños del Parlamento, la misma que tenía antes de esa ofensiva en Gaza.

Daniela Brik

Jerusalén, 25 nov (EFE).- El proceso de votación en las primarias del partido conservador Likud, del primer ministro, Benjamín Netanyahu, ha sido ampliado hasta la medianoche (22:00 GMT) tras detectarse anomalías técnicas que impidieron el normal procedimiento.

Así lo informan medios locales que precisaron que el Comité Electoral de la formación política continuaba reunido esta tarde en una sede de Tel Aviv para decidir si además de esa medida se decide ampliar a otra jornada el proceso electoral.

De acuerdo a los datos difundidos por el Canal 10 de televisión israelí, a las 16:00 (14:00 GMT) de la tarde la participación en las elecciones primarias era del 16 por ciento, una cifra muy inferior a ocasiones anteriores y que los expertos atribuyen a los errores informáticos en el proceso de voto así como el mal tiempo que acompañó la jornada.

En total, 123.351 miembros del Likud están llamados hoy a las urnas distribuidas en 132 estaciones de voto repartidas por 10 distritos en todo el país, para elegir la lista de candidatos a los comicios legislativos del 22 de enero de 2013.

Inicialmente los centros de votación tenían previsto cerrar a las 22:00 hora local (20:00 GMT) y se esperaba el anuncio de los resultados dos horas después, pero debido a las anomalías técnicas se ha prolongado el tiempo para la votación.

Fuentes allegadas a Netanyahu y citadas por los medios apuntan a que el dirigente del Likud es reacio a aplazar a otra jornada el voto y ha argumentado su decisión en los problemas organizativos que ello conllevaría.

No obstante, un comentarista del Canal 10 televisivo apuntó que si la participación al concluir la jornada sigue siendo baja, Netanyahu podría decantarse por extender a otro día el voto, con el objeto de lograr que un mayor número de votantes se decante por los candidatos que prefiere que figuren en la lista.

Varios ministros del actual Ejecutivo encabezado por Netanyahu le han aconsejado suspender las primarias, que han llegado a calificar de “farsa” y fijar una nueva fecha.

El primer ministro depositó esta mañana su voto acompañado por su esposa Sara, sin experimentar ninguna anomalía.

A la salida del centro electoral Netanyahu manifestó: “Voté sin encontrar ninguna anomalía y llamo a todos los miembros del Likud a que participen en esta fiesta democrática”.

A lo largo de la jornada ha habido denuncias de incidencias en estaciones electorales en Jerusalén, donde se cerraron 80 sistemas de votación computerizados, y también en un barrio de Tel Aviv, entre otras circunscripciones.

De cara a las próximas elecciones generales, el Likud concurre junto con el partido de ultraderechas del ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, “Israel Beitenu” dando lugar a la denominación de “Likud Beytenu” al que las encuestas predicen entre 35 y 40 escaños.

Los puestos en la candidatura conjunta se dividirán en base a la fuerza de cada partido en el actual Parlamento (Kneset) -27 escaños el Likud y 15 Israel Beitenu-, lo que traduce en que el primer puesto será para Netanyahu, el segundo para Lieberman, y sucesivamente dos miembros del Likud seguidos por uno del candidato de Israel Beitenu.

Jerusalén, 25 nov (EFE).- La formación derechista israelí que lidera el primer ministro Benjamín Netanyahu, Likud, celebra hoy elecciones primarias, de cara a los comicios legislativos del próximo 22 de enero, a los que concurre junto con la ultranacionalista Israel Beitenu.

Las urnas abrieron a las 09.00 hora local (07.00 GMT) y cerrarán a las 22.00 (20.00 GMT) para que sus más de 120.000 afiliados puedan elegir entre 97 representantes, si bien las distintas facciones ya han determinado parcialmente el resultado desde hace semanas por medio de acuerdos internos.

Los 24 o 25 que reciban más apoyos se convertirán en diputados, de acuerdo a una estimación basada en los sondeos, que conceden unos 37 escaños a la lista conjunta bautizada Likud Beitenu.

Los 12 o 13 restantes, de Israel Beitenu, serán elegidos sin primarias, por un comité de selección, con la única certeza de que el titular de Exteriores, Avigdor Liberman, irá segundo en la lista.

En un mensaje grabado, Netanyahu llamó a los afiliados a “influir, decidir y votar” y la radio nacional emite desde la mañana cuñas publicitarias con el mismo mensaje.

La amenaza de lluvias y frío durante la jornada refuerzan el riesgo de que más miembros independientes se queden en casa, en beneficio de aquellos candidatos con poder organizativo.

Los comentaristas políticos calculan que entre seis y diez de los 27 diputados que ostenta actualmente el Likud quedarán fuera de la lista, quizás incluso un viceprimer ministro, Dan Meridor; y dos ministros: Michael Eitan, de Servicios Públicos, y Benny Beguin, sin cartera e hijo del que fuera jefe de Gobierno Menajem Beguin.

El principal opositor interno de Netanyahu, Moshe Feiglin, que representa el ala más radical del partido, tiene por primera vez bastante posibilidades de entrar en la Kneset.

Uno de los candidatos más fuertes, cuyo nombre aparece en casi cada una de las listas de candidatos recomendados confeccionadas por las facciones, es Moshe Yaalon, viceprimer ministro y titular de Asuntos Estratégicos.

El diario “The Jerusalem Post” señala que muchos activistas del Likud confían en que se convierta en el próximo ministro de Defensa, si bien el actual, Ehud Barak, parece tener el puesto bastante asegurado si su partido, Atzmaut, consiga entrar en el Parlamento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo