La tregua entre Israel y las milicias de Gaza supera su primera fase

Por Publimetro Colombia

Jerusalén/Gaza, 22 nov (EFE).- La primera jornada de tregua entre Israel y las milicias palestinas transcurrió hoy sin incidentes y en plena calma, mientras las partes se preparan para concretar los puntos más controvertidos del acuerdo alcanzado con la mediación de Egipto, entre ellos el alivio del bloqueo a la franja de Gaza.

La fase inicial del acuerdo, la de cesar todas las hostilidades, la han cumplido a rajatabla, y ninguna de las partes ha denunciado violación alguna en las primeras veinticuatro horas desde que entró en vigor.

“Minutos después de entrar la tregua en vigor las milicias de Gaza dispararon tres cohetes, uno de los cuales fue derribado, pero desde entonces no ha habido lanzamientos”, dijo a última hora de hoy a Efe un portavoz militar israelí.

Por parte palestina tampoco hubo quejas y la población en la franja aprovechaba la jornada para volver a la normalidad y cerrar las estadísticas de la ofensiva Pilar Defensivo.

Ashraf Al Qedra, portavoz del Ministerio de Sanidad en Gaza, dijo que los muertos se incrementaron hoy a 164, dos más que al declararse la tregua anoche, y los heridos a cerca de 1.300.

Las dos nuevas víctimas mortales son una niña de 4 años y un varón de 19 cuyos cadáveres fueron encontrados entre los escombros de la casa, en Gaza capital, de la familia Dalu, que perdió el lunes a otros nueve miembros.

Entre los muertos -más de la mitad civiles, según el portavoz- hay 45 niños y 12 mujeres.

En Israel, un teniente de la reserva que había resultado herido de gravedad horas antes de entrar en vigor la tregua falleció hoy en un hospital de la ciudad de Beer Sheva, lo que elevó las víctimas mortales a seis, cuatro de ellos civiles.

El número de heridos israelíes asciende a cerca de medio centenar, la mayoría de forma leve.

La ausencia de hostilidades ha permitido a las poblaciones a ambos lados de la frontera retomar algunas de sus actividades de rutina, regresar a los hogares destruidos para recuperar pertenencias o, simplemente, visitar a familiares y amigos heridos.

En medio de las insistentes declaraciones de victoria por parte de los líderes de ambos gobiernos, una encuesta del canal 2 de la televisión israelí indicó que un 46 por ciento de los israelíes cree que las hostilidades acabaron en “empate”, un 29 por ciento le dio la victoria a Hamás y un 20 por ciento a Israel.

Pero la pregunta que se hacían todos hoy, tanto en Gaza como en Israel, es cuánto durará una tregua que fue arrancada casi a la fuerza por el presidente egipcio, Mohamed Mursi.

“Si la calma se viola, actuaremos”, dijo sin tapujos en un acto público el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, mientras que el titular de Defensa, Ehud Barak, confesó en una entrevista con el canal 2 de la televisión de su país que “no sabemos cuánto durará”.

En Gaza, donde las marchas de victoria se sucedieron a lo largo del día, se repitieron las mismas amenazas.

“La batalla con el enemigo no ha terminado”, declaró hoy un miliciano enmascarado de los Batallones al Quds, brazo armado de la Yihad Islámica, que emerge de la ofensiva Pilar Defensivo como una de las dos fuerzas más dominantes en la franja.

Al menos 620 cohetes de los 1.500 lanzados desde Gaza en ocho días de hostilidades, fueron disparados por este pequeño grupo, que sólo perdió a 10 hombres, según el miliciano.

Una vez estabilizado el alto el fuego, las dos partes deberán pasar “a las 24 horas”, según el acuerdo, a una segunda fase de negociación sobre la apertura de los pasos fronterizos de la bloqueada Gaza -con Egipto y con Israel- y sobre una mayor de libertad de movimientos para su población.

El texto del acuerdo, aunque explícito, ya ha dado pie a interpretaciones y mientras Hamás asegura que en ambos casos se trata de requisitos acordados, Israel plantea que lo que se ha establecido es que las partes eleven temas a negociar.

“Pueden ser esos u otros”, dijo Barak al descartar que Israel haya accedido a esas demandas y destacó que el contrabando de armas a Gaza es otro de los puntos.

La interpretación de los acuerdos no ha sorprendido en una zona donde la mayoría de los documentos firmados desde 1993 entre palestinos e israelíes acaban sucumbiendo a todo tipo de inclemencias, con la diferencia de que en este caso hay una tercera parte que actúa de garante: Egipto.

Desde un ángulo menos político, Sari Bashi, directora de la ONG Guishá (Acceso), cree que ha llegado el momento de que Israel “haga lo que es justo y beneficioso para las dos partes y debió acometer hace mucho tiempo: eliminar todas las restricciones que no son necesarias para seguridad”.

Gaza, 22 nov (EFE).- Hamás considera la tregua una victoria clara de su movimiento y del resto de facciones palestinas, pero advierte de que solo ha bajado las armas temporalmente y está dispuesto a levantarlas de nuevo si Israel vuelve a atacar.

“Esta tregua sigue las condiciones impuestas por la resistencia y establecidas por los mediadores egipcios. Ahora tienen que cumplir la tregua con todas nuestras condiciones. Si la ocupación (Israel) lleva a cabo una escalada (de violencia) o un asesinato contra Gaza, nos defenderemos, porque la tregua exige parar todas las agresiones contra Gaza”, declaró hoy a Efe el portavoz de Hamás Fawzi Barhum.

Esta tregua “es una gran victoria para los palestinos, para Gaza y para la resistencia”, añade el portavoz, que añade que el movimiento islamista ha demostrado que “defiende a los civiles y al pueblo por todos los medios contra la ocupación”.

“Al final nos hemos impuesto, les hemos forzado a aceptar esta tregua con las condiciones palestinas, las condiciones de Gaza y de la resistencia”, reitera y amenaza que, a esta victoria, seguirán lo que considera otros triunfos sobre Israel.

Preguntado por el saldo de muertos, 164 del lado palestino y seis del israelí, Barhum asegura que “no se puede medir la victoria por la cantidad de sangre, sino por las condiciones conseguidas por la resistencia que ha forzado a la ocupación (israelí) a acabar con los asesinatos de los líderes y de los palestinos de Gaza”.

La prueba de que “la ocupación israelí ha perdido esta guerra” es que no ha conseguido llevar a cabo “su plan de destruir Gaza y de acabar con Hamás y con la resistencia”, gracias a que esta “ha decidido resistir con todos los medios”.

El portavoz del gobierno de Hamás en Gaza, Sami Abu Zuhri, también destacó a Efe el “triunfo palestino” en este enfrentamiento y consideró que la tregua “es una victoria para el pueblo y las facciones”, que han logrado “responder a los ataques de los israelíes y atacar a la ocupación en el centro de sus ciudades”.

“Nos consideramos victoriosos porque los israelíes no han conseguido sus objetivos con los ataques y porque han aceptado nuestras condiciones”, añade.

Ambos altos cargos del movimiento islamista consideran que este éxito facilitará la reconciliación entre las dos principales facciones palestinas, la nacionalista Al Fatah (que gobierna en Cisjordania) y Hamás (en Gaza).

Lograr un acuerdo de unidad “es la estrategia de Hamás, pero hasta ahora, desafortunadamente, el presidente (Mahmud) Abás y Al Fatah en Cisjordania detenían a la mayoría de miembros y seguidores de Hamás. Hasta ahora Al Fatah no estaba preparada para la reconciliación”, dice Barhum.

“Nosotros estamos listos para reconciliarnos en cualquier momento, pero de acuerdo al programa de la resistencia y no de acuerdo al programa de las negociaciones, porque las negociaciones suponen la destrucción de todos los derechos e intereses de los palestinos”, añade.

Zuhri, por su parte, afirma que su movimiento “trabajará duro” para que la necesaria reconciliación con Al Fatah se convierta pronto en un hecho.

La tregua entre Israel y las milicias palestinas, alcanzada bajo la mediación de Egipto y Estados Unidos, lleva 24 horas en vigor.

En las ocho jornadas transcurridas desde el comienzo de la operación militar israelí Pilar Defensivo, los muertos, según los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad en Gaza, se incrementaron a 164 y los heridos a cerca de 1.300, mientras que en Israel hubo seis fallecidos, cuatro de ellos civiles, y medio centenar de heridos.

Ginebra, 22 nov (EFE).- El Comité de la ONU sobre Derechos del Niño expresó hoy su preocupación por los efectos “devastadores y duraderos” que tendrá en los menores la operación “Pilar Defensivo”, llevada a cabo por Israel en la franja de Gaza y que se ha resuelto con una tregua.

“El impacto comprende desde un gran número de muertos y heridos en Gaza a traumas profundos u otros efectos psicológicos en niños a ambos lados de la frontera”, entre Gaza e Israel, afirmó el Comité en un comunicado

Desde el comienzo de la actual crisis, al menos 26 niños han muerto y más de 400 han resultado heridos, algunos de ellos de gravedad, a causa por ataques israelíes en Gaza.

El Comité recuerda que el pasado día 18 cuatro niños de entre 2 y 7 años murieron en el bombardeo de la casa de uno de los líderes del movimiento islamista palestino Hamás, en una acción que mató a ocho personas de la misma familia.

En el sur de Israel, catorce niños israelíes resultaron heridos en un ataque lanzado por Hamás.

“Muchos otros niños en Gaza han perdido a sus padres y otros familiares, quedando gravemente traumatizados. En los últimos días se han manifestado en estos menores claros signos de estrés, incluyendo llantos o gritos durante las frecuentes explosiones”, añadió el Comité.

La ONU subrayó que la destrucción de los hogares y los daños en colegios, calles y otros espacios públicos afecta gravemente a los niños al menoscabar algunos de sus derechos básicos.

“Los recientes ataques aéreos y navales en áreas muy pobladas de Gaza, donde hay una presencia significativa de niños, constituye una violación de la Convención de los Derechos Humanos del Niño y su protocolo opcional sobre la participación de los niños en los conflictos armados”, se explicó en la nota.

El Comité llamó la atención sobre la situación de niños que durante una semana han dormido con las ventanas de sus hogares abiertas por el temor a un estallido de cristales o porque los ataques precedentes ya los habían destrozado.

También lo hizo sobre la situación de los menores en el sur de Israel que han tenido que acudir a refugios antiaéreos o marcharse a otras zonas del país.

La ONU urgió a las partes implicadas a cumplir con sus obligaciones incondicionales para proveer protección a los niños.

“Los derechos humanos, incluida la Convención de los Derechos Humanos del Niño, debe aplicarse en cualquier momento y también en situaciones de conflictos armados”, indicó el Comité.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo