El Gobierno de Portugal supera la primera prueba de los presupuestos de 2013

Por Publimetro Colombia

Lisboa, 31 oct (EFE).- Los austeros presupuestos de 2013, con los que Portugal espera cumplir las exigencias de su rescate financiero, superaron hoy la primera votación parlamentaria solo con el respaldo de la mayoría absoluta de la coalición conservadora de Gobierno.

En medio de una lluvia de críticas de los partidos de izquierda, la Asamblea Legislativa lusa dio luz verde al proyecto que permitirá a Portugal reducir el déficit fiscal al 4,5 % y que será discutido aún en otros debates y comisiones antes de pasar, en noviembre, a la votación final.

El Partido Socialista (PS, principal de la oposición), que el año pasado se abstuvo en la votación de los presupuestos, también muy duros, votó esta vez en contra con el argumento de que las nuevas medidas de austeridad serán negativas para la economía lusa y aumentarán aún más el desempleo y la recesión.

En la coalición en el poder, donde los presupuestos han recibido también muchas criticas y han evidenciado fisuras entre los dos partidos que la componen, hubo al final una sola deserción a la hora de votar.

Rui Barreto, diputado por Madeira del Centro Democrático y Social-Partido Popular (CDS_PP, democratacristiano), la tercera fuerza política lusa que, con 24 de los 230 escaños del Parlamento, da mayoría absoluta al Ejecutivo, votó en contra de un presupuesto muy cuestionado también por otros dirigentes de su partido.

La formación ganadora de las elecciones anticipadas de junio de 2011, el Partido Social Demócrata (PSD, centroderecha), que tiene 108 diputados, presentó los presupuestos como la única vía para que Portugal supere sus problemas financieros y mantenga el respaldo internacional.

El primer ministro, Pedro Passos Coelho, advirtió además de que los recortes realizados en los últimos años han llegado al límite y es necesario reformar el Estado para que sea sostenible y se puedan cumplir los objetivos económicos del país.

Aunque el gobernante invitó a la oposición, los empresarios y los sindicatos a participar en esa reforma, cuyo alcance no explicó, todas las fuerzas de izquierda se apresuraron a rechazar la posibilidad de reformar la Constitución para recortar aún más los derechos sociales garantizados por el Estado.

El secretario general del PS, Antonio José Seguro, subrayó hoy que el “error” del exceso de austeridad no es la única alternativa que tiene el país y defendió la disciplina y el rigor presupuestario pero con medidas que den prioridad al crecimiento y el empleo.

Por segundo año consecutivo los presupuestos del Estado luso se han ganado el apelativo de los más austeros de la historia reciente del país e incluyen fuertes aumentos de impuestos y más recortes de gastos para cumplir las exigencias de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El PS, que tiene 74 diputados, y la izquierda marxista, que suma 24, votaron en bloque contra el aumento “enorme” de impuestos, en palabras del propio Gobierno, que contienen los presupuestos, que elevan en un treinta por ciento la presión fiscal media sobre los ciudadanos.

La oposición coincidió en exigir a Passos Coelho un golpe de timón para combatir el desempleo, que con un 16 % está en niveles que no se recuerdan en Portugal, y reactivar la economía, que este año caerá el 3 % y en 2013 continuará en recesión.

Pero el primer ministro insistió en que el Estado luso tiene que cumplir los compromisos con sus acreedores y está agobiado por los intereses de una deuda duplicada por el anterior Gobierno socialista (2005-2011) y que supera ya el cien por cien del PIB portugués.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo