Francia y Rusia persisten en sus diferencias respecto a la salida de Al Asad

Por Publimetro Colombia

París, 31 oct (EFE).- Los ministros de Exteriores de Francia y de Rusia, Laurent Fabius y Sergueï Lavrov, celebraron hoy una reunión en la que constataron que ambos países mantienen sus diferencias respecto a la presencia del presidente sirio Bachar al Asad en un eventual gobierno de transición.

“Ha habido en el encuentro divergencias de interpretación del acuerdo de Ginebra. Nosotros consideramos que no puede darse una solución si Al Asad sigue en el poder y nuestros colegas rusos dicen que no es una cuestión de desear que abandone, sino de que está ahí y hay que contar con él”, afirmó Fabius en conferencia de prensa.

El titular galo resumió así las posturas defendidas por ambos países desde la aprobación el pasado junio en Ginebra de las guías de transición, que contemplaban la creación de un “órgano de transición gubernamental” con participación del régimen de Damasco y de los grupos de la oposición.

“Imaginar que alguien va a derrocar a ese tirano y que todo va a organizarse en Siria por sí mismo no es productivo”, apuntó Lavrov, que destacó que su país tiene como prioridad el cese de la violencia pero cree que el “derramamiento de sangre” va a continuar si se sigue optando por el derrocamiento del dirigente.

La reunión tuvo lugar con motivo de la XI sesión de cooperación franco-rusa sobre cuestiones de seguridad, en la que participaron también el titular galo de Defensa, Jean-Yves Le Drian, y su homólogo ruso, Anatoli Serdioukov.

Pese a las divergencias, ambas partes confirmaron su creencia mutua de que, según Fabius, “cuanto más dure el conflicto más víctimas va a haber y más difícil va a ser resolverlo”.

“Creo que deseamos también uno y otro que haya unión en las fuerzas de la oposición, porque hace falta que las personas que se sienten en la mesa de negociación estén lo más unidas posible”, indicó el titular galo.

Esa fue una de las quejas del ministro ruso de Exteriores, que recordó que la oposición todavía no ha designado a un representante, y que, aunque admitió que la reacción del Ejecutivo sirio “puede que sea desproporcionada e inadecuada, lo esencial es poner fin a la violencia”.

“Lo importante es ir hacia adelante, que el alto el fuego sea respetado y que el pueblo sirio recupere su libertad”, añadió Fabius, que dijo confiar en que el mediador internacional de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, logre aportar propuestas “que permitan salir de esta gran crisis”.

París, 31 oct (EFE).- El general de brigada Manaf Tlas, exmiembro del círculo más próximo del presidente sirio, Bachar al Asad y exiliado en Francia después de desertar, asegura que hay que reducir el papel de los islamistas en el rebelde Ejército Libre Sirio (ELS).

“Hay que abrirlo a todos los componentes de la sociedad siria. Es el único camino para llevar a los occidentales a entregarles las armas que necesita y fomentar la deserción de oficiales”, declaró Tlas al semanario francés “Le Nouvel Observateur”.

Aseguró que desde que llegó a Francia trabaja en “un plan” de reestructuración del ejército rebelde con el fin de dotarle de una “verdadera cadena de mando”.

Tlas indicó que no reivindica para sí mismo un papel de líder, pero afirmó que “la oposición en el exilio tiene que entender que no representa gran cosa en el interior” del país.

No obstante, aseguró que él mismo ve que tiene “un papel por desempeñar, porque la institución militar, una gran parte del aparato del Estado y las minorías confían en mí”.

Tlas consideró sin embargo que las deserciones de oficiales del ejército sirio no pueden ser consideradas ya una prioridad para debilitar al cuerpo, a pesar de que, después de la suya, haya habido otras 250.

“Una deserción más o menos no cambiará nada. Incluso la pérdida de cuatro altos dignatarios del régimen, en un atentado con bomba en julio (en alusión a la muerte del general Hisham Ijtiar, jefe de la Seguridad Nacional siria y otros tres destacados miembros del régimen) no modificó la relación de fuerzas”, añadió.

En relación con la responsabilidad de Al Asad en la represión en Siria y preguntado sobre si considera al presidente sirio como un criminal de guerra, contestó: “El régimen lo es y quien da las órdenes también”.

Tlas es hijo del exministro sirio de Defensa Mustafá Tlas, que ocupó el cargo entre 1972 y 2003 y era considerado uno de los hombres de la vieja guardia del fallecido presidente Hafez al Asad, padre de Bachar al Asad.

Este exgeneral de la Guardia Republicana, el cuerpo de élite del régimen de Damasco, es el oficial sirio de mayor rango que ha desertado de las filas del régimen desde que comenzó la rebelión a mediados de marzo de 2011.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo