El partido oficialista gana las legislativas en Ucrania, según los sondeos

Por Publimetro Colombia

Kiev, 28 oct (EFE).- El oficialista Partido de las Regiones (PR) del presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, ganó las elecciones legislativas del domingo en Ucrania, según todos los sondeos a pie de urna, aunque no es seguro que pueda retener la mayoría parlamentaria.

“Está clarísimo que el Partido de las Regiones ha ganado ¿Está claro? Aquellos que no lo tengan claro serán unos pocos”, afirmó en declaraciones a la prensa Nikolái Azárov, primer ministro y líder del PR.

Además, definió los comicios como limpios, pese a las numerosas denuncias de fraude del partido de la encarcelada ex primera ministra Yulia Timoshenko, que describió la votación como una de las más sucias de los últimos años.

Según la encuesta de la compañía demoscópica SOCIS, el PR ha recibido un 30,5 por ciento de los votos, lo que se traduciría en 74 escaños de los 225 que se reparten por listas de partidos.

Otros sondeos le otorgan al oficialismo entre un 32 y un 27,6 por ciento, un resultado mucho mejor de lo que pronosticaban las analistas, pese al descontento popular con la corrupción, al aumento del coste de la vida y la represión de la oposición.

Mientras, la formación opositora de Timoshenko (Batkívschina), quien votó en presencia de observadores de la OSCE sin levantarse de la cama del hospital donde se encuentra en reposo desde agosto, también ha superado la expectativas y logrará, según SOCIS, un 23,9 por ciento (58 escaños).

“Cada uno debe luchar contra la dictadura como pueda. Por eso, me dirijo a todos los ucranianos: !Voten¡. Su alta participación puede ser un antídoto contra la falsificación”, rezaba la arenga electoral de Timoshenko, quien cumple siete años de cárcel y aseguró que “estas elecciones no pueden ser reconocidas como legítimas”.

La recién fundada Alianza Democrática Ucraniana por las Reformas (UDAR) del campeón de los pesos pesados, Klitschkó, que expresó hoy su voluntad de pactar con Timoshenko, habría obtenido un extraordinario 13-15 por ciento.

No obstante, son los comunistas, aliados naturales del PR, los que podrían tener la llave de la gobernabilidad con un histórico 12-13 por ciento, su mejor resultado electoral en muchos años.

Los nacionalistas de Svoboda (Libertad), que suscribieron antes de la votación un pacto con Timoshenko, serían el quinto partido en acceder al arco parlamentario, al superar con un 11-13 por ciento el porcentaje mínimo (5 por ciento).

Con estos resultados en la mano, los dirigentes del Partido de las Regiones cantaron victoria y adelantaron que lograrán la mayoría parlamentaria y podrán formar Gobierno.

No obstante, habrá que esperar a conocer los resultados de las circunscripciones mayoritarias, donde se reparten la mitad de los 450 escaños de la Rada Suprema (parlamento), modificación introducida por el PR y que suele favorecer al partido que ostenta el poder.

Sólo entonces se sabrá si el oficialismo, con ayuda de los comunistas, logra la mayoría simple, ya que la mayoría constitucional (300 escaños) parece improbable.

Mientras, la lectura que hace la oposición unificada en torno a Batkívschina es diferente, ya que, según el cabeza de lista, Arseni Yatseniuk, las elecciones “han dejado bien claro que el pueblo de Ucrania apoya a la oposición y no al poder”.

Yatseniuk se refiere a que, según los sondeos, por listas de partidos el PR y los comunistas superan a duras penas los cien diputados, mientras los otros tres partidos opositores podrían llegar a los 130 escaños.

No obstante, para lograr la mayoría parlamentaria, la oposición debería lograr la victoria en casi un centenar de circunscripciones, resultado que parece inalcanzable dado el férreo control regional por parte del partido de Yanukóvich y su pléyade de oligarcas.

Es por ello que la oposición ha advertido contra un posible fraude durante el escrutinio las próximas horas de los votos en las circunscripciones mayoritarias, lo que ha sido descartado por la Comisión Electoral Central.

Para prevenir posibles protestas contra el fraude, como ocurriera en la Revolución Naranja de 2004, el Ayuntamiento de Kiev ha prohibido las manifestaciones en la ciudad hasta el 12 de noviembre.

Según los analistas, estos comicios son un ensayo para las presidenciales de 2015, por lo que en caso de victoria, Yanukóvich podría reformar la Constitución para que sea la mayoría parlamentaria, y no los ciudadanos por sufragio directo, la que elija al presidente dentro de tres años.

Además, éstas elecciones son claves en las relaciones entre Ucrania y la Unión Europea, que ha suspendido las negociaciones para la firma de un acuerdo de asociación con Kiev debido a la represión de la oposición.

Bruselas advirtió a Kiev, que las elecciones serán consideradas como una “prueba de fuego” del compromiso democrático del país, donde tanto el Gobierno como la oposición han expresado su deseo de ingresar en la Unión.

Kiev, 28 oct (EFE).- El primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, negó hoy que se hayan producido irregularidades durante las primeras horas de votación en las elecciones legislativas del domingo.

“Todo transcurre con normalidad. En ningún lugar se han registrado irregularidades. En cada colegio hay muchos observadores y funcionan cámaras web”, dijo Azárov tras depositar el voto, citado por las agencias locales.

Azárov, líder del oficialista Partido de las Regiones (PR), salió así al paso de las denuncias de los comunistas y de la oposición unificada encabezada por la encarcelada ex primer ministra Yulia Timoshenko.

Los comunistas han denunciado el traslado en autobuses de centenares de electores en las regiones de Zaparozhe y Donetsk, tradicional granero electoral del PR, para que voten en varios colegios a la vez, práctica conocida como “carrusel”.

Mientras, el partido de Timoshenko, Batkívschina (Patria), dice haber recibido numerosas denuncias de propaganda electoral ilícita, compra de votos, expulsión de observadores de los colegios y presiones sobre empleados públicos.

Timoshenko, que cumple siete años de cárcel por abuso de poder, llamó hoy a los ucranianos en un mensaje desde el hospital donde se encuentra convaleciente de una hernia discal a votar masivamente para evitar el fraude oficialista.

“Cada uno debe luchar contra la dictadura como pueda. Por eso, me dirijo a todos los ucranianos: !Voten¡. Su alta participación puede ser un antídoto contra la falsificación”, aseguró.

Según Timoshenko, “los casos de falsificación masiva son conocidos por todos los observadores independientes, los periodistas, los políticos, los diplomáticos y también nuestros ciudadanos. Precisamente, por ello (…) éstas elecciones no pueden ser reconocidas como legítimas”.

No obstante, tras casi seis horas de votación apenas un 24 % de los ucranianos habían ejercido ya su derecho al sufragio en unas elecciones cruciales para las relaciones entre este país y la Unión Europea.

Bruselas, que aplazó la firma de un acuerdo de asociación con Kiev tras el encarcelamiento de Timoshenko, ha advertido al presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, que las elecciones serán consideradas como una “prueba de fuego” del compromiso democrático del país.

Al respecto, el Gobierno ucraniano ha pedido a los observadores internacionales a que hagan un esfuerzo de objetividad, mientras el expresidente Leonid Kuchma se mostró convencido de que Occidente acabará por reconocer los resultados electorales.

Para prevenir posibles protestas, como ocurriera en las protestas pacíficas contra el fraude electoral de la Revolución Naranja de 2004, el Ayuntamiento de Kiev ha prohibido las manifestaciones públicas en la ciudad hasta el 12 de noviembre.

Más de 36 millones de votantes son convocados a las urnas para elegir 450 diputados, la mitad por listas de partidos y el resto por circunscripciones mayoritarias.

Según todos los sondeos, el PR lidera la carrera electoral en intención de voto con un 25 %, aunque los analistas pronostican que perderá un buen número de escaños debido al descontento popular con la política de recortes.

Kiev, 28 oct (EFE).- La encarcelada líder opositora ucraniana, Yulia Timoshenko, votó hoy en las elecciones legislativas, en presencia de observadores de la OSCE, en la cama de la clínica en la que reposa desde agosto.

“Los observadores han confirmado que Timoshenko ha votado”, informó en un comunicado el partido BatkIvschina (Patria), citado por las agencias locales.

La urna fue trasladada a la clínica Número 5 de la ciudad oriental de Járkov, donde la ex primera ministra es tratada de una hernia discal, por tres funcionarios de la Comisión Electoral Central, entre estrictas medidas de seguridad.

“Timoshenko destacó que para ella es muy importante el apoyo de Europa. Nosotros, por nuestra parte, expresamos nuestro enorme respaldo a la democracia en la Unión Europea y en todo el mundo. Para nosotros esto es muy importante”, dijo la danesa Lykke Friis.

La nota del partido opositor destaca que los observadores occidentales, que departieron con la interna durante cinco minutos, mostraron su sorpresa por las rígidas medidas de seguridad en la clínica.

“Estamos muy sorprendidos por las excesivas medidas de seguridad con una mujer tan frágil que se encuentra en una habitación de un hospital”, comentó.

Los observadores apuntaron que la líder opositora votó acostada y no se levantó en ningún momento de la cama.

Mientras, el antiguo aliado de la líder de la Revolución Naranja, Yuri Lutsenko, antiguo ministro del Interior, ejerció el derecho al voto en prisión.

Timoshenko, que cumple siete años de cárcel por abuso de poder, llamó hoy a los ucranianos en un mensaje desde el hospital a votar masivamente para evitar el fraude oficialista.

“Cada uno debe luchar contra la dictadura como pueda. Por eso, me dirijo a todos los ucranianos: !Voten¡ Su alta participación puede ser un antídoto contra la falsificación”, aseguró.

Según Timoshenko, “los casos de falsificación masiva son conocidos por todos los observadores independientes, los periodistas, los políticos, los diplomáticos y también nuestros ciudadanos. Precisamente, por ello (…) éstas elecciones no pueden ser reconocidas como legítimas”.

Por su parte, el primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, negó hoy que se hayan producido irregularidades durante las primeras horas de votación.

“Todo transcurre con normalidad. En ningún lugar se han registrado irregularidades. En cada colegio hay muchos observadores y funcionan cámaras web”, dijo Azárov tras depositar el voto.

La Unión Europea, que aplazó la firma de un acuerdo de asociación con Kiev tras el encarcelamiento de Timoshenko, ha advertido al presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, de que las elecciones serán consideradas como una “prueba de fuego” del compromiso democrático del país.

Para prevenir posibles concentraciones, como ocurriera en las protestas pacíficas contra el fraude electoral de la Revolución Naranja de 2004, el Ayuntamiento de Kiev ha prohibido las manifestaciones públicas en la ciudad hasta el 12 de noviembre.

Más de 36 millones de votantes son convocados a las urnas para elegir a 450 diputados, la mitad por listas de partidos y el resto por circunscripciones mayoritarias.

Según todos los sondeos, el oficialista Partido de las Regiones lidera la carrera electoral en intención de voto con un 25 por ciento, aunque los analistas pronostican que perderá un buen número de escaños debido al descontento popular con la política de recortes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo