El partido de Lula recupera Sao Paulo, la alcaldía más importante de Brasil

Por Publimetro Colombia

Sao Paulo, 28 oct (EFE).- El Partido de los Trabajadores (PT), del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, recuperó la alcaldía de Sao Paulo, en manos de sus opositores desde 2005, gracias al triunfo en los comicios municipales de hoy del exministro Fernando Haddad, un debutante en la arena electoral.

Sao Paulo, principal colegio electoral de Brasil, es el escenario donde suelen medir fuerzas los partidos de gobierno y de oposición a nivel nacional y la más importante de las 50 ciudades, entre ellas 17 capitales, que hoy eligieron alcalde en segunda vuelta.

Haddad, de 49 años, se impuso en la segunda vuelta con el 55,60 % de los votos al veterano líder opositor José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que recibió el 44,40 %, con el 98,56 % del escrutinio completado, según el Tribunal Superior Electoral (TSE).

El resultado supone un doble triunfo, por un lado del PT, que recupera la administración de la ciudad más importante de Brasil, y por otro, de Lula, que escogió a dedo a su exministro de Educación como abanderado del partido en Sao Paulo y logró convertirlo en alcalde pese a que Haddad era hasta hace pocos meses un desconocido para la mayoría del electorado.

Hace un año, cuando empezó a hablarse de su candidatura, las encuestas le daban a Haddad el 2 % de las intenciones de voto y estuvo a punto de no pasar a la segunda vuelta, el pasado 7 de octubre, pero el empuje de Lula y la maquinaria del PT se encargaron de darle la vuelta al panorama y llevarlo al triunfo de hoy.

En su primer discurso como alcalde electo, Haddad dedicó unas palabras de agradecimiento y vivas a Lula y a la actual mandataria de país, Dilma Rousseff, también del PT, a quienes reconoció como fundamentales en su campaña

“Quiero agradecer desde el fondo de mi corazón” al expresidente “Luiz Inacio Lula da Silva por la confianza, orientación y apoyo”, manifestó Haddad, mientras que a Rousseff la elogió por su “presencia vigorosa en la campaña desde la primera vuelta” y también “por el apoyo en los momentos más difíciles”.

Según el analista Luciano Dias, director de la firma Consultoría Política, la victoria de Haddad no debe verse como una sorpresa ni como un logro exclusivo de Lula, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2011, porque no se puede desconocer que el PT tiene un electorado “cautivo” en Sao Paulo que representa cerca del 30 % del total.

“El problema de Haddad fue que tardó mucho tiempo en movilizar esos votos del PT”, dijo a Efe Dias, quien recordó que de las siete últimas elecciones para la alcaldía de Sao Paulo, el PT venció en tres, incluida la de hoy.

El juicio por corrupción a la cúpula del PT en la época en que Lula era presidente no ha tenido impacto en estas elecciones, en las que el PT disputó 22 de las 50 alcaldías en juego, según el analista.

El partido de Lula se impuso también en Joao Pessoa, capital de Paraíba, con Luciano Cartaxo, y se perfilaba como ganador en Río Branco (Acre), con Marcus Alexandre.

Sin embargo, fue derrotado en Salvador (Bahía), donde fue elegido alcalde Antonio Carlos Magalhaes Neto, de sólo 33 años y miembro del derechista partido Demócratas, resultado que implica un duro golpe no sólo para el PT sino también para Rousseff, que participó activamente en la campaña de su candidato, Nelson Pelegrino.

El PT también perdió en Fortaleza (Ceará), donde el ganador fue Roberto Claudio, del Partido Socialista Brasileño (PSB), aliado del Gobierno de Rousseff en el plano nacional.

La misma circunstancia se dio en Cuiabá (Mato Grosso), donde Mauro Mendes, también del PSB, derrotó a Ludio Cabral, del PT.

Otro candidato del PSB, Mauro Nazif, fue el ganador en Porto Velho (Rondonia).

Pese a que la derrota en Sao Paulo será difícil de digerir para el PSDB, ese partido podrá consolarse con el triunfo conseguido en la alcaldía de Manaos (Amazonas), para la cual fue elegido Artur Virgilio Neto, uno de los más fieros opositores del PT.

El PSDB también ganó hoy las alcaldías de Belén (Pará), con Zenaldo Coutinho y Teresina (Piauí), con Firmino Filho.

La derrota en Sao Paulo representa también el ocaso político de Serra, que a sus 70 años se despide con un fracaso en su bastión electoral tras haber disputado sin éxito dos veces la Presidencia brasileña, en 2002 y 2010, y haber sido alcalde y gobernador de Sao Paulo, diputado, senador y ministro.

Sao Paulo, 28 oct (EFE).- El alcalde electo de Sao Paulo, Fernando Haddad, del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), agradeció a la ciudadanía su victoria en la segunda vuelta de los comicios municipales de hoy y atribuyó el triunfo al “sentimiento de cambio que domina al pueblo” de la mayor ciudad de Brasil.

Haddad, cuya candidatura fue propuesta por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, hizo estas declaraciones en su primer discurso público tras haberse proclamado vencedor con el 55,57 por ciento de los votos, según cifras definitivas, en su estreno electoral.

El político, que compareció arropado por destacados líderes de su partido y por su familia, dijo que su victoria se produjo por la “voluntad soberana” de los electores y reconoció sentir una “alegría inmensa y enorme responsabilidad” por el resultado.

Además, aseguró que el “sentimiento de cambio” que motivó su victoria significa que “no hay tiempo que perder” y citó la necesidad de trabajar por “disminuir la desigualdad y derrumbar el muro” que divide Sao Paulo entre pobres y ricos.

Asimismo, dijo que la ciudad presenta “grandes problemas”, pero apeló a la búsqueda de soluciones y recordó la importancia de la urbe, el motor económico brasileño, en el progreso de Brasil.

“El Brasil moderno nació aquí”, dijo Haddad, quien abogó por recuperar el espíritu creativo y emprendedor que, a su juicio, constituyen “la marca de Sao Paulo”.

Haddad, de 49 años, también tuvo palabras de agradecimiento para Lula, sin cuyo “apoyo” dijo que no habría logrado vencer los comicios, para la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y hasta para la oposición por forzarlo a “sacar lo mejor” de él mismo.

La victoria de Haddad supone un importante triunfo para el PT, que recupera la alcaldía más importante del país, que desde 2005 estaba en poder de la oposición.

Posteriormente compareció el candidato derrotado, el veterano líder opositor José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que se hizo con el 44,43 por ciento de los sufragios.

Serra agradeció la confianza de los 2,6 millones de personas que le votaron y al conjunto de la ciudadanía que “siempre” le recibió con “respeto y cariño” durante los actos electorales.

El político, de 70 años, aseguró que sale “revigorizado” tras la campaña electoral que le ha inyectado “más energía” y reconoció sin excusas la derrota al decir que las “urnas hablaron y las urnas son soberanas”.

Deseó suerte al nuevo alcalde electo y manifestó su esperanza en el cumplimiento de sus promesas electorales.

La derrota supone un importante varapalo para el PSDB en su principal feudo electoral y en particular para Serra, cuyo futuro político es incierto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo