Mali muestra su satisfacción por su readmisión en el seno de la UA

Por Publimetro Colombia

Bamako, 25 oct (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores de Mali, Tieman Hubert Coulibaly, mostró hoy su satisfacción por la decisión de la Unión Africana (UA) de readmitir a su país tras haberlo suspendido por el golpe de Estado del pasado 22 de marzo.

“Estoy muy contento por esta decisión de la UA” dijo a Efe Coulibaly, para quien esta medida “confirma la solidaridad de la comunidad internacional” y su compromiso de acompañar a las autoridades de Mali durante la transición.

La postura tomada ayer por la UA se produjo cinco días después de la segunda reunión de la Comisión de Seguimiento de Mali, que tuvo lugar en Bamako y en la que participó la organización regional.

“La UA entendió los problemas del presidente (maliense, Dioncounda) Traoré en el último gran encuentro en Bamako sobre Mali”, dijo el ministro.

Desde el pasado junio, la parte septentrional de Mali está controlada por grupos radicales islámicos que arrebataron el control a los rebeldes tuareg, que en abril habían proclamado unilateralmente en esa zona un estado independiente con el nombre de “república de Azawad”.

Coulibaly insistió en que su Gobierno comenzó este mes un “movimiento de acción diplomática para liberar el norte del país”.

“En noviembre, los jefes de Estado Mayor de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y de la UA han sido recibidos en Bamako para perfilar las estrategias de una intervención militar”, dijo el ministro, antes de puntualizar que estos planes “no excluyen las iniciativas de diálogo en curso”.

El pasado día 12, la ONU en una resolución de Consejo de Seguridad dio un plazo de 45 días a los países de África Occidental para exponer un plan conciso para una intervención militar en el norte de Mali.

El Gobierno de Bamako perdió el control sobre estas provincias pocos días después del golpe militar del 22 marzo, que forzó la renuncia del entonces presidente, Amado Tumani Turé, y que dio a los militares golpistas una gran capacidad de influencia y decisión sobre los asuntos del país, de la cual aún recela parte de la comunidad internacional.

Para el opositor Mountagua Tall, presidente del partido centrista CNID, la readmisión de Mali en la UA “va a acelerar las operaciones de liberación de las tres regiones en manos de los islamistas y sus socios”.

“La Unión Africana ha visto que es justo debido a que la situación es muy preocupante, con miles de refugiados y una economía asfixiada”, agregó Tall.

Sin embargo, Nouhoum Keita, del partido progolpista SADI, mostró su rechazo a la decisión que calificó de un “no-evento”.

“Condenamos la pasividad de la comunidad internacional para la resolución de nuestra crisis. Han sido escogidos pirómanos para apagar nuestra crisis”, dijo Keita, para quien el problema radica en todas las armas dirigidas al Ejército y que habían sido bloqueadas por la UA.

La Unión Africana decidió dar este paso por considerar que las autoridades malienses habían logrado un “avance significativo” para “resolver la crisis institucional provocada por el golpe de Estado del 22 de marzo de 2012, incluida la formación de un Gobierno de unidad nacional”.

En un comunicado difundido desde su sede en Adis Abeba, la UA instó también a Bamako a “facilitar” de forma inmediata los esfuerzos para el “despliegue de una fuerza militar internacional” en respuesta a la petición de las autoridades malienses para “recuperar el control de los territorios en el norte”.

El despliegue de esa fuerza con “liderazgo africano” -subraya la nota- debería provocar “el desmantelamiento de las redes terroristas y criminales (en el norte) y garantizar la total restauración de la autoridad del Estado en todo el territorio nacional”.

Bamako, 25 oct (EFE).- El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, aseguró hoy que su organización espera atender en los próximos días las necesidades de entre 400.000 y medio millón de malienses, para lo que necesitará los 20 millones de euros que la organización humanitaria solicitó el pasado día 12.

“La crisis de Mali es silenciosa, la población carece de recursos y la administración desertó del Norte, por lo que la población está abandonada a sí misma”, dijo Maure a Efe en relación con la ocupación de las provincias septentrionales malienses de Gao, Kidal y Tombuctú, por grupos islámicos radicales.

Maure ha viajado a Mali tras una visita a Níger, donde se encuentra la sede de la Cruz Roja regional.

El presidente del CICR, que se ha encontrado con responsables locales, refugiados y actores de las sociedad civil, indicó que no puede desvelar el resultado de sus reuniones.

Sobre una posible intervención militar en el norte del país, Maure subrayó que la Cruz Roja “no toma ninguna postura”, pero “se prepara en todo momento para atender a la población en peligro”.

El pasado día 12, la CICR lanzó un llamamiento en el que advirtió de que “la situación humanitaria en el norte de Malí continúa siendo muy preocupante, ya que la población sufre aún el flagelo de las secuelas del conflicto armado y la persistente crisis alimentaria”.

El CICR solicitó más de 20 millones de euros para atender “las necesidades más acuciantes, sobre todo de víveres y medicamentos”.

La Cruz Roja pretende atender a unas 360.000 personas vulnerables en el norte de Mali y a unos 60.000 desplazados en la región de Mopti (fronteriza con el norte).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo