50 muertos en disturbios entre budistas y musulmanes al oeste de Birmania

Por Publimetro Colombia

Bangkok, 25 oct (EFE).- Las autoridades birmanas elevaron hoy a 50 el número de muertos causados por el rebrote de la violencia sectaria en la región del oeste de Birmania (Myanmar), adonde han sido enviadas tropas de refuerzo.

Además, cerca de medio centenar de personas resultaron heridas y más de un millar de casas fueron incendiadas en los disturbios registrados desde el domingo en varias aldeas del estado Rakhine, colindante con Bangladesh, dijo el jefe del comunicación del Gobierno, Myo Than.

En un intento de evitar que se produzcan nuevos enfrentamientos sectarios, las autoridades mantienen el toque de queda en las aldeas de Mrauk U y Minbya, origen de los actos violentos que luego se extendieron a otras localidades.

Myo Than explicó que aunque la Policía ha restablecido la seguridad, el Gobierno ha dado orden de enviar tropas de refuerzo a la región, en la que la ola de violencia que se desató el pasado 28 de mayo causó 88 muertos, la mayoría musulmanes de la etnia rohingya.

El detonante de aquella primera ola de violencia, durante la que también fueron destruidas 2.230 casas y unas 100.000 personas huyeron de las aldeas, fue el hallazgo del cadáver de una mujer budista violada y asesinada por tres musulmanes.

Unos 800.000 musulmanes de la etnia rohingya habitan en Birmania, la mayoría en Rakhine, aunque las autoridades de este país de mayoría budista no les reconocen la ciudadanía y mantienen que proceden de la vecina Bangladesh.

Esta comunidad apátrida tampoco es reconocida en Bangladesh, donde unos 300.000 rohingya se encuentran hacinados en campos de refugiados.

Washington, 25 oct (EFE).- Estados Unidos expresó hoy su “profunda preocupación” por la violencia en la región de Rakhine, en el oeste de Birmania, e instó tanto a musulmanes como a budistas “a cesar de manera inmediata los ataques”.

“Nos unimos a la comunidad internacional en el llamado a las autoridades dentro del país, incluidos líderes civiles, religiosos y gubernamentales, para que detengan inmediatamente la violencia en marcha, y abran un acceso completo humanitario a las áreas afectadas”, explicó Victoria Nuland, portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., en su rueda de prensa diaria.

Asimismo, Nuland instó a que “se inicie un diálogo de cara a la resolución pacífica que asegure investigaciones rápidas y transparentes sobre estos incidentes y otros anteriores”.

Las autoridades birmanas elevaron hoy a 50 el número de muertos causados por el rebrote de la violencia sectaria entre budistas y musulmanes en la región del oeste de Birmania, adonde han sido enviadas tropas de refuerzo.

Agregaron, además, que cerca de medio centenar de personas resultaron heridas y más de un millar de casas fueron incendiadas en los disturbios registrados desde el domingo en varias aldeas del estado Rakhine, colindante con Bangladesh.

“La situación en Rakhine subraya la necesidad crítica de apoyo mutuo entre todos los grupos étnicos y religiosos y de esfuerzos serios hacia la reconciliación nacional en Birmania”, agregó la funcionaria estadounidense.

Nuland señaló que “pese a la existencia de tensiones religiosas” la “raíz de los problemas” es “la extrema pobreza y la falta de oportunidades” en ese estado.

Por ello, precisó, “a largo plazo será cuestión de que el Gobierno ofrezca mejor calidad de vida para ambas comunidades”.

Unos 800.000 musulmanes de la etnia rohingya habitan en Birmania, la mayoría en Rakhine, aunque las autoridades de este país de mayoría budista no les reconocen la ciudadanía y mantienen que proceden de la vecina Bangladesh.

Esta comunidad apátrida tampoco es reconocida en Bangladesh, donde unos 300.000 rohingya se encuentran hacinados en campos de refugiados.

Estados Unidos reinició relaciones diplomáticas con Birmania en enero de este año, tras más de dos décadas sin embajadores, y ha levantado gran parte de las sanciones económicas impuestas contra el Gobierno birmano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo