La ONU renueva y refuerza el mandato de la comisión de investigación de Siria

Por Publimetro Colombia

Marta Hurtado

Ginebra, 28 sep (EFE).- El Consejo de Derechos Humanos de la ONU renovó y reforzó hoy el mandato de la comisión independiente de investigación establecida por Naciones Unidas para estudiar las violaciones a los derechos humanos cometidas en Siria.

El texto -el octavo que el Consejo adopta sobre el país árabe- fue aprobado por 41 votos a favor, tres en contra (China, Rusia y Cuba) y tres abstenciones (India, Filipinas y Uganda).

La resolución “condena en los términos más severos el número creciente de masacres en Siria” y por ello pide que se “extienda” el mandato de la comisión, que continúe documentando las “graves violaciones a los derechos humanos” y que presente un informe actualizado de la situación en la próxima sesión del Consejo.

La comisión, presidida por el jurista brasileño Paulo Sergio Pinheiro, fue establecida por el Consejo hace exactamente un año, por lo que su mandato expiraba, y cabía decidir sobre su continuidad.

El Consejo no sólo ha renovado el mandato con clara mayoría de sus miembros (41 de 47), sino que ha decidido reforzar la comisión dotándola de más recursos humanos y financieros.

Precisamente, esta previsto que esta tarde la presidenta del Consejo, la embajadora uruguaya Laura Dupuy Lasserre, anuncie que dos nuevos expertos formarán parte de la comisión.

Consultada sobre la posibilidad de que uno de ellos sea la jurista helvética Carla del Ponte, conocida por su rol como fiscal general en los tribunales internacionales sobre la antigua Yugoslavia y sobre Ruanda, Dupuy no quiso confirmar ni desmentir.

No obstante, la embajadora estadounidense Eileen Chamberlain Donahoe afirmó respecto de Del Ponte: “Espero que sea el caso y creo que lo será”.

Dupuy también confirmó que la comisión se reforzará con más efectivos sobre el terreno.

Estas personas son las que realizan las investigaciones entrevistando personalmente a refugiados y disidentes que se encuentran en los países vecinos, o telefónicamente con personas que aún permanecen en el interior del país.

Precisamente, el embajador de Siria ante la ONU en Ginebra, Faysal Khabbaz Hamoui, rechazó el texto argumentando que “no traduce la realidad sobre el terreno” y que “en algunos párrafos roza la ficción, como el caso de la matanza de Houla, condenada claramente por el Gobierno sirio”.

En su discurso de explicación a su rechazo a la resolución, Rusia también se refirió a la matanza de Houla y negó que se pueda concluir que las fuerzas del régimen fueran las responsables.

La resolución condena dicha matanza -en la que murieron centenares de civiles- y recuerda que la comisión de investigación comprobó que las milicias de las Shabbiha, controladas por el Ejército, fueron las responsables.

“Es increíble que la comisión haya llegado a esa conclusión cuando ni tan siquiera han estado en Siria para comprobarlo”, recriminó Hamoui, obviando en su discurso que los miembros de la comisión no tienen autorización del régimen para entrar en territorio sirio y deben contentarse con entrevistar personal o telefónicamente a testigos.

En este sentido, la resolución reitera una vez más la petición al régimen de Bachar al Asad de que colabore con la comisión y le permita ingresar al territorio sirio para investigar de primera mano lo que está ocurriendo.

En el texto “se decide” enviar todos los informes redactados por la comisión al secretario general de la ONU para que “tome las medidas necesarias”, lo que implica trasladarlos al Consejo de Seguridad para que éste, eventualmente, decida solicitar al Tribunal Penal Internacional que investigue las violaciones a los derechos fundamentales.

Precisamente, uno de los párrafos más extensos de la resolución solicita que los crímenes recabados por la comisión sean investigados y sus autores perseguidos y juzgados para que haya un proceso justo de asunción de responsabilidades y de reparación de las víctimas.

La Justicia internacional tiene “el potencial” para investigar y juzgar todas las alegaciones de violaciones a los derechos humanos, incluidos los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad, agrega.

Las fuerzas del régimen sirio están acusadas de haber cometido ambos tipos de delitos, y los grupos armados de la oposición, crímenes de guerra.

Naciones Unidas, 27 sep (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, su homólogo en la Liga Árabe, Nabil al Arabi, y el representante especial de ambas organizaciones para Siria, Lajdar Brahimi, destacaron hoy la necesidad de que se inicie en el país árabe un proceso que lo lleve a “romper con el pasado”.

Los tres mantuvieron un encuentro en la sede de la ONU, al margen de los debates de la Asamblea General, en el que destacaron la necesidad de que la comunidad internacional apoye el trabajo de Brahimi para lograr una “solución pacífica”, que inicie “un proceso que debería conducir al cambio verdadero y romper con el pasado”.

Así lo explicó el portavoz de Ban, Martin Nesirky, en un comunicado emitido tras la reunión, en la que condenaron “los horrorosos niveles de violencia” que vive un país que corre “el peligro de convertirse en un campo de batalla regional mientras la violencia se intensifica”.

“Están muy preocupados ante la posibilidad de que, si continúa la violencia, Siria caiga presa de actores cuya agenda no tiene nada que ver con el país”, añadió el comunicado, que reflejó su “honda preocupación” ante “la ferocidad de las violaciones de los derechos humanos llevadas a cabo por el Gobierno y la oposición”.

Lanzaron un nuevo llamamiento a la comunidad de donantes internacionales para que apoye “más generosamente” los esfuerzos humanitarios en Siria y en los países vecinos, ya que “la situación se ha deteriorado considerablemente” debido al número de desplazados y refugiados.

Brahimi compareció el lunes ante un Consejo de Seguridad de la ONU que sigue dividido pero lo apoya en su misión mediadora, y señaló que pronto presentaría “nuevas ideas” para lograr el diálogo entre las partes.

La crisis siria también se trató en el encuentro que mantuvo este jueves Ban con el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, con quien “intercambió visiones” sobre la situación del país, mientras que también trataron el apoyo internacional a Afganistán y el papel de la organización en Kosovo y Libia.

El conflicto en Siria sigue adelante con crueldad después de que el miércoles la oposición siria denunciara la muerte de 343 personas ocurrida en el país, lo que supondría el número más alto de víctimas en una sola jornada desde el comienzo del conflicto.

Los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) lanzaron este jueves una ofensiva para tomar el control de Alepo, segunda ciudad del país, que desencadenó fuertes combates con las fuerzas leales al régimen que preside Bachar al Asad.

El conflicto que se vive en Siria desde marzo de 2011 ha causado ya unos 25.000 muertos, y la ONU anunció hoy que el número de refugiados sirios en los países vecinos puede superar los 700.000 para finales de año, frente a los cerca de 500.000 que ya han abandonado su país a causa del conflicto y cruzado hacia Turquía, Líbano, Irak y Jordania.

Nueva York, 28 sep (EFE).- La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, anunciará hoy más ayuda humanitaria y a la oposición siria durante una reunión del grupo de “Amigos de Siria” a la que asistirán activistas de ese país y en la que Irak participará por primera vez.

Dos docenas de países, entre ellos Francia, el Reino Unido, Alemania y Turquía, participarán en una reunión del grupo creado por Estados Unidos para impulsar la transición política en Siria, en una cita al margen de la Asamblea General de la ONU que se celebra en Nueva York.

Clinton aprovechará el encuentro para anunciar más asistencia económica de Estados Unidos “tanto a la oposición política como en el área humanitaria”, según adelantó a periodistas un alto funcionario estadounidense, que pidió el anonimato.

Los nuevos fondos buscan mejorar la formación de los activistas políticos no armados, dentro y fuera de Siria, para gestionar los recursos en el país y llenar los “vacíos” organizativos que van quedando “a medida que el régimen sirio pierde poder”, explicó.

El encuentro será el primero de los “Amigos de Siria” desde el que reunió a los 90 países miembros en París el pasado 6 de julio y se celebrará esta vez a menor escala, “con un grupo mucho más pequeño de las naciones más activas en los asuntos de asistencia humanitaria”.

Esos países podrán escuchar “el tipo de apoyo que quiere” la oposición de los propios activistas sirios, que en su mayoría han pedido no hacer públicas sus identidades “porque muchos regresarán después a Siria” y temen por su seguridad.

Además de la oposición interna, estará presente Abdulbaset Sida, líder del opositor Consejo Nacional Sirio (CSN), que opera principalmente desde el exterior.

No habrá representantes de los grupos armados de Siria, porque EEUU cree más productivo dialogar “con los organizadores de las protestas; la gente que monta hospitales de campaña, la que organiza asistencia a las familias y la que intenta averiguar cómo restaurar la electricidad o cómo hornear pan”, apuntó la fuente.

Hasta ahora, el Gobierno estadounidense ha aportado 25 millones de dólares en material a los rebeldes, y una asistencia humanitaria valorada en 76 millones.

El ministro de Exteriores iraquí, Hoshyar Zebari, representará por primera vez en una reunión del grupo a ese país, vecino de Siria y al que Estados Unidos estima que han huido unos 15.000 refugiados.

El Gobierno de Barack Obama ha “alentado a la oposición (siria) a conversar con los iraquíes durante mucho tiempo”, y los principales activistas “han hecho varios viajes a Bagdad”, según la fuente.

“Creo que lo que va a ser útil es que los iraquíes cooperen con otros países en la región -por ejemplo, los jordanos, los turcos y los saudíes- sobre qué puede hacerse con el problema sirio”, añadió el funcionario.

La situación en Siria ha centrado varios debates durante esta Asamblea General de la ONU y una sesión del Consejo de Seguridad del miércoles, y el ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem, tiene previsto intervenir ante la Asamblea General en su último día de debates, el lunes 1 de octubre.

El conflicto que vive Siria desde marzo de 2011 ha causado ya unos 25.000 muertos, y la ONU anunció hoy que el número de refugiados sirios en los países vecinos puede superar los 700.000 para finales de año, frente a los cerca de 500.000 que ya han abandonado su país a causa del conflicto y cruzado hacia Turquía, el Líbano, Irak y Jordania.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo